Menú

Marta Rovira, la reina republicana

La secretaria general de ERC exhibe su poder en la negociación para investir presidente de la Generalidad

La secretaria general de ERC exhibe su poder en la negociación para investir presidente de la Generalidad
La número dos de ERC, Marta Rovira, en el acto de campaña celebrado hoy en Barcelona. | EFE
Marta Rovira (Vich 1977) comunicó tres días después de las elecciones autonómicas que no se presentaría a la secretaría general en el próximo congreso de su partido. En paralelo, la cúpula republicana delegaba en ella el mando de las negociaciones en un contexto endiablado para ERC tras su tremendo batacazo electoral. Sin embargo, la caída de 33 a 20 escaños quedó mitigada por el hecho de que el partido tenía y tiene la llave de la gobernabilidad en Cataluña.
Depositaria de esa a priori privilegiada situación, Rovira se mostró tajante en una carta dirigida a los militantes: "Esquerra Republicana debe volver a hacer de Esquerra Republicana. Debe recuperar su liderazgo pionero. No somos una fuerza política tradicional, táctica y electoral. Somos mucho más que eso. No queremos reproducir ni los liderazgos mesiánicos ni las élites políticas. Somos personas al servicio de personas. No queremos hacer uso del populismo emocional".
La andana impactó en la línea de flotación de Oriol Junqueras, que en esas mismas horas anunciaba su dimisión diferida a después de la celebración de las elecciones europeas, el pasado 9 de junio, con la intención, a diferencia de Rovira, de optar a la reelección. Destapadas las cartas, en el caso de Junqueras una comparecencia pública, ERC no sólo quedaba descabezada en apariencia sino fracturada en dos sectores irreconciliables. 'Junquerista', con Gabriel Rufián como personaje más destacado de esa bandería, y 'roviristas', afectos a una secretaria general saliente de la que se dice que bien podría optar a la presidencia del partido en el congreso fijado para el próximo 30 de noviembre.

Conflicto "callejero"

El primer pulso entre ambos sectores tuvo lugar el pasado jueves en plena calle, a las puertas del Orfeón Martinense de Barcelona, lugar donde se debía haber celebrado la consulta a la militancia sobre el ingreso de los concejales del partido en el gobierno de la capital catalana con los socialistas encabezados por el alcalde Jaume Collboni.
La federación local de ERC pretendía llevar a cabo una votación "discreta" que ratificara el acuerdo alcanzado con el PSC antes de la convocatoria anticipada de las autonómicas y cuya aplicación se aplazó a la conclusión del ciclo electoral. Pero la coincidencia con las negociaciones para la investidura en el 'Parlament' dieron pie a una situación que muestra la tensión entre ambos grupos. Los contrarios a cualquier acuerdo con el PSC se movilizaron hasta el punto de atestar la puerta de acceso al edificio y provocar el "pánico" sobre el resultado de la consulta en el sector favorable al acuerdo. De modo que la dirección del partido en Barcelona ha decidido cancelar sine die la consulta y aplazar la entrada en el gobierno municipal hasta que se clarifique la situación política autonómica.

Lista de Puigdemont y Rovira

La llamada de Rovira a boicotear el acuerdo municipal y la reunión secreta (desvelada por 'El Periódico de Catalunya') que mantuvo con Carles Puigdemont en Ginebra para pactar la composición de la mesa del Parlament han desatado la incertidumbre en el PSC sobre el futuro de Salvador Illa. Rovira no sólo estaría dispuesta a que se repitan las elecciones sino a repetir candidatura conjunta entre Junts y ERC para evitar el desgaste de las siglas republicanas.. El precedente fue Junts pel Sí para las elecciones de 2015. El gobierno de coalición resultante fue el encabezado por Puigdemont con Junqueras de vicepresidente.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso