Menú

Lluís Llach pone la ANC al servicio de Puigdemont y advierte a ERC sobre su "suicidio" si apoya a Illa

La entidad separatista que organizó las grandes manifestaciones del procés exige un gobierno catalán independentista o nuevas elecciones.

La entidad separatista que organizó las grandes manifestaciones del procés exige un gobierno catalán independentista o nuevas elecciones.
El presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y cantautor, Lluís Llach. | Europa Press

Fuera caretas. Lluís Llach ha confirmado que es el hombre de Carles Puigdemont en la alicaída Assemblea Nacional Catalana (ANC), la antaño todopoderosa entidad que organizaba las exhibiciones de masas del separatismo previas al golpe de Estado de octubre de 2017. Llach, desde hace unas semanas al frente de la ANC, ha avisado a ERC de que si apoyan la investidura del socialista Salvador Illa "van al suicidio". Según el que también fuera diputado de Junts pel Sí (la coalición electoral que formaron Convergencia y ERC en 2015), que ERC pueda votar a favor de Illa es "un disparate" y un "error estratégico monumental".

Llach considera que ninguna formación independentista puede apuntalar un gobierno socialista en Cataluña y aún menos si está encabezado por Illa, a quien ha acusado de votar a favor del 155 y de haber participado en las manifestaciones contrarias a la asonada separatista que se produjeron en Cataluña en octubre de 2017, unas manifestaciones que según Llach fueron organizadas por la "ultraderecha". Para el jefe de la ANC es mejor repetir elecciones que facilitar un gobierno del PSC, aunque en ese caso también apuesta por una candidatura conjunta entre ERC y Junts, algo que los republicanos rechazan de plano aunque haya que volver a las urnas.

Llach pretende una reconstitución de la ANC que pasa por la vuelta a las calles. A tal efecto, la ANC se manifestará este sábado para exigir la amnistía completa para Carles Puigdemont. También se abogará por una unidad estratégica del separatismo, lo que implicaría la repetición electoral puesto que Puigdemont necesitaría para tener opciones para ser investido la abstención del PSC, algo que no está en la agenda socialista, ni siquiera en la de Moncloa por el momento.

Según ha declarado Llach en una entrevista en TV3, ERC "tiene mucho que limpiar". Aludía así a la guerra interna entre junqueristas y roviristas así como a la campaña de falsa bandera contra los hermanos Maragall. La "solución" a estos problemas es "el independentismo", ha aducido el cantante y político.

El regreso de Rovira

En ERC, además de los ajustes de cuentas internos, están preparando el retorno de Marta Rovira y del diputado Rubén Wagensberg después de que la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo hayan archivado el caso Tsunami por el que estaban imputados por terrorismo. El papel de Junqueras en los fastos del regreso de Rovira es una de las incógnitas en ERC. Rovira, que es quien manda en las negociaciones con los socialistas, insiste en que van por buen camino. En plena confusión entre gobierno y partido, la consejera de Economía de la Generalidad, Natàlia Mas, ha anunciado que esta vez sí que asistirá a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que ha convocado el Gobierno para la próxima semana. Será la primera vez en mucho tiempo que un consejero catalán acude a una cita en la que están presentes sus homólogos regionales. Natàlia Mas pretende informar a los demás consejeros autonómicos de los detalles de la financiación "singular" para Cataluña que está negociando ERC en nombre del "Govern" con el Gobierno central.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso