Menú

10 lugares del Lago de Como para soñar con viajar en cuanto acabe la pandemia

Es un destino clásico desde el nacimiento del turismo y, sin duda, uno de los rincones más bellos de Europa, así que soñemos con ir al Lago de Como.

1 / 10

El propio Lago de Como, rodeado de montañas y con un paisaje de una belleza imponente, es la mejor razón para viajar a una de las zonas más bellas ya no de Italia, sino de toda Europa.

2 / 10

Bellagio es probablemente el pueblo más hermoso del lago y sin duda uno de los más bonitos de Italia. Por sus calles parece no haber pasado el tiempo, sus tiendas y cafés están llenos de encanto y ver cómo se refleja en el lago cuando el sol del atardecer lo llena de luz son, sin duda, los ingredientes de un viaje inolvidable.

3 / 10

Laglio es otra de las localidades al borde del lago, en un entorno tan hermoso que parece un decorado. Los mitómanos podrán, además, buscar las dos villas adquiridas allí por George Clooney.

4 / 10

La realeza y la aristocracia europeas ya visitaban el Lago de Como a finales del siglo XVII, construyendo magníficas mansiones como Villa Carlota, una de las más conocidas, siempre rodeadas de bellísimos jardines que hoy se pueden disfrutar sin necesidad de título nobiliario.

5 / 10

Villa Melzi, en Bellagio, es otra de las más notables mansiones de la zona, también al borde del agua y también con unos jardines bellísimos, son lugares en los que no sólo encontramos lujo sino que desprenden una magia especial.

6 / 10

Como es la capital de la región y, aunque no sea una de las ciudades italianas más hermosas sí tiene monumentos muy interesantes -como su catedral, en la imagen- y, sobre todo, muchísimo encanto en sus calles, tiendas, restaurantes y cafés, que la hacen una verdadera delicia por la que pasear, comprar, comer y, en suma, disfrutar del siempre agradable estilo de vida italiano.

7 / 10

Atrapados entre el lago y las montañas, los pueblos del Lago de Como no son grandes y miran hacia la tranquila superficie del agua, creando estampas tan bellas como la de Menaggio.

8 / 10

Un funicular lleva desde Como a la pequeña localidad de Brunate, un pequeño tesoro en la montaña que es otro de los secretos imprescindibles de la zona.

9 / 10

Más arriba aún de Brunate está un curioso monumento, el Faro Voltiano, homenaje al más famoso ciudadanos de Como: Alessandro Volta. El faro en sí no es gran cosa, pero las vistas del lago desde allí son increíbles.

10 / 10

El Lago de Como era ya un destino turístico a principios del siglo XIX, no es de extrañar por tanto que se haya desarrollado una tradición de hoteles de gran lujo que son un atractivo en sí mismos. El famosísimo Vila d'este, el Villa Serbelloni en Bellagio o el Gran Hotel Tremezzo (en la imagen) son maravillas en las que, si se lo pueden permitir, sabrán lo que es viajar como auténticos reyes.

Temas

0
comentarios