Menú
0

El aeropuerto fantasma

Fue una mala idea desde el principio. Ha costado 1.100 millones de euros y hoy languidece sin apenas vuelos. La lista de culpables es larguísima.

0
comentarios

Otras galerías