Menú

Así es el Hospital Enfermera Isabel Zendal de Madrid

Creado en tiempo récord y en medio de una agria polémica el Isabel Zendal es el mayor ejemplo de la lucha contra el coronavirus en España.

1 / 21

Fotografiado unos días después del paso de Filomena, el gran edificio del Isabel Zendal destaca sobre la nieve junto al Instituto Anatómico Forense.

2 / 21

La entrada principal del Enfermera Isabel Zendal, cuyo nombre es un homenaje a la enfermera que tuvo un papel clave en las campañas españolas de vacunación contra la viruela del siglo XVIII.

3 / 21

El Zendal es en realidad un conjunto muy ordenado de edificios interconectados: además de uno en el que está la entrada y los servicios administrativos encontramos los pabellones de hospitalización, a la izquierda de la imagen, y otro con otros servicios, que vemos a la derecha.

4 / 21

Sus altos techos y la estructura diáfana permiten apreciar el enorme tamaño de cada uno de los pabellones de hospitalización.

5 / 21

Una vista de una de las áreas en la que hay enfermos hospitalizados. En cada zona hay ocho personas, lo que efectivamente redunda en pérdida de intimidad pero, tal y como asegura el director médico -Javier Marco- en un hospital en el que no se pueden recibir visitas, esa falta de aislamiento no es necesariamente peor para los enfermos.

6 / 21

Los techos altos -que dan cierto asepcto de nave industrial o de pabellón de muestras- no son sólo resultado del proceso de construcción, sino que son lo más adecuado para un hospital de pandemias. Lo mismo ocurre con los amplísimos pasillos.

7 / 21

La entrada a la UCI.

8 / 21

La UCI es uno de los tesoros del Isabel Zendal: los enfermos están aisados del resto de la unidad y también aislados entre sí por grandes cristaleras.

9 / 21

Así es uno de los sets individuales de la UCI, equipados con la más alta tecnología.

10 / 21

Uno de los grandes pasillos del Isabel Zendal, con su director médico Javier Marco, atendiendo al teléfono.

11 / 21

Personal en la unidad de Ciudados Intermedios. Esta sección es uno de los grandes secretos del hospital: en ella se atiende mucho más de cerca a aquellos enfermos cuya situación empeora, pero no es tan mala como para entrar en la UCI.

12 / 21

El doctor Pedro Landete, neumólogo, es el responsable de esta unidad, que al empezar a aplicar ese trato más intensivo antes evita que muchos enfermos lleguen a deteriorarse tanto como para entrar en la UCI. Según sus propias palabras se reducen "en un 70% los ingresos en UCI".

13 / 21

Una parte del área de Cuidados Intermedios el Isabel Zendal.

14 / 21

Algunos enfermos en la Unidad de Cuidados Intermedios del Isabel Zendal.

15 / 21

Los pasillos se han decorado con grandes imágenes de Madrid para darles un toque más cálido.

16 / 21

Personal trabajando en una de las zonas de hospitalización del Isabel Zendal.

17 / 21

Dos limpiadoras preparando una zona en la que se va a ampliar el área de Cuidados Intermedios.

18 / 21

Otro de los grandes pasillos del Zendal, decorado con una imagen de la Gran Vía.

19 / 21

Así llegan los carros con la comida. En ellos se mantiene caliente y desde esta entrada son distribuídos a las distintas zonas de hospitalización.

20 / 21

Y este es el menú que se da los enfermos y que ha sido otro elemento de polémica. Como se puede ver, más allá de que llega preparado desde el exterior no tiene nada de peculiar y, como se puede ver en la bandeja de la derecha, lo que tiene que estar caliente llega caliente a los enfermos.

21 / 21

Una de las zonas que están ya preparadas de cara a la llegada de más enfermos.

Temas

Recomendamos

0
comentarios