Menú

Cuarenta joyas del románico en España mucho menos conocidas de lo que deberían

La riqueza del patrimonio románico español es tal que, pese a que algunos de sus ejemplos más destacados son de sobra conocidos, hay una cantidad increíble de joyas a muchas de las cuales probablemente no damos la importancia que se merecen, como los 40 ejemplos que les traemos en esta lista.

1. Pinturas de San Clemente de Tahull, Valle de Boí, Lérida
1 / 55

1. Pinturas de San Clemente de Tahull, Valle de Boí, Lérida

No sólo el exterior de la iglesia es una maravilla, sino que el interior de San Clemente de Tahull guardaba también una auténtica maravilla: un conjunto de pinturas que están entre las mejores románicas de Europa. Arrancadas en los años 20 y trasladadas al MNAC de Barcelona, ahora en su lugar original se puede ver una proyección muy lograda.

1. San Clemente de Tahull, Valle de Boí, Lérida
2 / 55

1. San Clemente de Tahull, Valle de Boí, Lérida

Una de las primeras manifestaciones plenas del románico en España está en los recónditos valles del pirineo catalán y, sobre todo, en el Vallé de Boí, donde un conjunto de iglesias absolutamente excepcional ha merecido ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad. La más destacada de ellas es, probablemente, San Clemente de Tahull -consagrada en 1123-, con su elegante estilo románico lombardo que logra una integración perfecta con el bellísimo paisaje.

2. San Juan de Duero, Soria
3 / 55

2. San Juan de Duero, Soria

El claustro de San Juan de Duero es, junto con la iglesia, lo que se conserva de un monasterio construído en el siglo XII y XIII por los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Cada cara de la arquería es completamente diferente, con lo que se crea un conjunto único cuyo origen e influencias son difíciles de interpretar.

2. San Juan de Duero, Soria
4 / 55

2. San Juan de Duero, Soria

Junto al claustro está la iglesia, modesta, de material pobre y un única nave, pero también con un encanto indudable y unos curiosos templetes sostenidos por columnas con bellísismos capiteles con escenas bíblicas, como el de la imaten que representa la Matanza de los Inocentes.

3. San Martín de Tours, Fromista, Palencia
5 / 55

3. San Martín de Tours, Fromista, Palencia

San Martín de Tours es una de las iglesias españolas con un estilo románico más puro. Ublicada en pleno Camino de Santiago, es evidente que es el resultado de influencias que seguían la ruta jacobea y que se pueden ver en la Catedral de Jaca o en la de Santiago. Fue restaurada siguiendo los criterios de la época a finales del siglo XIX y, en su aparente sencillez, es una obra maestra de la arquitectura, con unas formas perfectas, absolutamente equilibradas.

3. San Martín de Tours, Fromista, Palencia
6 / 55

3. San Martín de Tours, Fromista, Palencia

Además de su perfección arquitectónica en San Martín de Tours hay un excepcional conjunto de esculturas en capiteles, arquivoltas y canecillos como los de la imagen. Buena parte de las más de 300 esculturas se atribuyen al llamado Maestro de la Orestíada, que trabajó con un estilo algo más naturalista del habitual en el románico. El resultado es simplemente excepcional.

4. Monasterio de las Huelgas Reales, Burgos
7 / 55

4. Monasterio de las Huelgas Reales, Burgos

Fundado por Alfonso VIII y su mujer, Leonor de Plantagenet, en 1187, el Monasterio de las Huelgas Reales fue uno de los más importantes centros del císter en nuestro país. Ampliado y reformado durante siglos, es un lugar que guarda importantes riquezas artísticas, entre ellas elementos románicos como el Claustro de San Fernando, en la imagen.

4. Monasterio de las Huelgas Reales, Burgos
8 / 55

4. Monasterio de las Huelgas Reales, Burgos

Entre los detalles más importantes de las Huelgas está el conjunto escultório de los capiteles del claustro, muy variado y de gran calidad con ejemplos como este en el que aparece representada la Nueva Jerusalén.

5. Colegiata de San Isidoro, León
9 / 55

5. Colegiata de San Isidoro, León

Muchos especialistas señalan que el gran conjunto de la Colegiata de San Isidoro de León es lo más valioso del románico español. Lo más antiguo del conjunto es el Panteón de los Reyes de finales del siglo XI (en la imagen), pero la iglesia, inmediatamente posterior, es también una muestra exquisita de románico.

5. Colegiata de San Isidoro, León
10 / 55

5. Colegiata de San Isidoro, León

Sin embargo, lo más destacado de este conjunto excepcional son sin duda las pinturas del Panteón de los Reyes, realizadas por un maestro anónimo del que no se tiene más información y no se han encontrado más posibles obras, el nivel de detalle y la calidad pictórica son absolutamente excepcionales, como se puede ver, por ejemplo, en la cúpula central que reproduce la imagen.

6. Nuestra Señora de la Anunciada, Urueña, Valladolid
11 / 55

6. Nuestra Señora de la Anunciada, Urueña, Valladolid

Construída en el siglo XI en las afueras de la localidad amurallada de Urueña, Nuestra Señora de la Anunciada, es el único ejemplo completo de románico lombardo que se conserva en España más allá del las bellas iglesias pirenaicas. A pesar de algunas adiciones posteriores el templo conserva su belleza y su equilibrio, que además se disfruta especialmente en un entorno espléndido entre campos de cereal.

7. Colegiata de San Salvador de Cantamuda, Palencia
12 / 55

7. Colegiata de San Salvador de Cantamuda, Palencia

Si más al sur de la provincia de Palencia nos ofrece un románico maravilloso directamente relacionado con el Camino de Santiago, al norte de la provincia hay otro que tiene muestras maravillosos en pequeños pueblos como esta colegiata de San Salvador de Cantamuda, construida a finales del siglo XII y que es un ejemplo del equilibrio y la belleza visual que puede lograr el románico con su extrema sencillez. Su espadaña está considerada por algunos como la más bella del románico español. 

8. Iglesia de Santiago, Carrión de los Contes, Palencia
13 / 55

8. Iglesia de Santiago, Carrión de los Contes, Palencia

Precisamente relacionado con la ruta Jacobea en Palencia está la maravillosa fachada de la Iglesia de Santiago, cuyo interior fue reconstruído en siglos posteriores pero que guarda una espectacular colección de escultura tanto en el frusi superior, que representa a Jesucristo, los símbolos de los cuatro evangelistas y un apostolario completo. El resto de la fachada es de una sobriedad notable: sólo las arquivoltas de la puerta, en las que hay un segundo conjunto escultórico más pequeño pero igualmente delicioso, con imágenes de artesanos medievales. 

9. Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar, Cantabria
14 / 55

9. Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar, Cantabria

Favorecida primero por los condes y luego por los reyes de Castilla, Santillana del Mar se convirtió en una villa importante y rica en los siglos XI y XII, testimonio de lo cual es el espléndido conjunto de la Colegiata, especialmente un bellísimo claustro de finales del siglo XII o principios del XIII.

9. Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar, Cantabria
15 / 55

9. Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar, Cantabria

El claustro tiene 43 conjuntos de columnas dobles que sostienen otros tantos capiteles con motivos de lo más variados: decoraciones vegetales, escenas bíblicas, animales reales o mitológicos o incluso escenas de la vida rural, como un pastor alejando al lobo de su rebaño. El cojunto es excepcional y absolutamente encantador.

10. Ermita de la Vera Cruz, Segovia
16 / 55

10. Ermita de la Vera Cruz, Segovia

La ermita de la Vera Cruz, en las afueras de Segovia, es un templo peculiar, tanto por su planta dodecagonal y por su origen, que durante mucho tiempo se atribuyó a los templarios pero que más bien apunta a los Caballeros del Santo Sepulcro. Actualmente, está dedida a la Orden de Malta. Es un templo de un románico avanzado, muy austero y prácticamente sin decoración, pero de una peculiar belleza, quizá más llamativa aún en su interior.

11. Iglesia de San Millán, Segovia
17 / 55

11. Iglesia de San Millán, Segovia

La Vera Cruz  es sólo uno de los muchos ejemplos de buen románico en Segovia, una de las ciudades con mejor románico en España. Otro la Iglesia de San Millán. Construida en el primer cuarto del siglo XII, es un templo de grandes dimensiones evidentemente inspirado en la Catedral de Jaca pero al que posteriormente se añadieron dos preciosas galerías típocas del románico segoviano.

12. Torre de la Iglesia de San Esteban, Segovia.
18 / 55

12. Torre de la Iglesia de San Esteban, Segovia.

Aunque la también segoviana iglesia de San Esteban fue reformada en el barroco, se mantuvo en pie y sin mayores cambios su bella y alta torre, considerada una de las mejores del románico español. Tiene unos muy respetables 56 metros de altura, elevados en seis cuerpos cinco de los cuales están decorados por preciosas columnas y arquivoltas que también cuentan con una serie importante de esculturas.

13. Cimborrios del Duero: Zamora
19 / 55

13. Cimborrios del Duero: Zamora

Las catedrales de Zamora y Salamanca y la colegiata de Toro comparten un románico con estilo bastante peculiar de influencia bizantina y francesa que se puede admirar sobre todo en sus cimborrios, que como el de Zamora, en la imagen, tienen una fuerte personalidad y una gracia especial. La catedral de Zamora es casi una excepción en la historia de las seos españolas, pues se construyó en sólo unos 50 años a mediados del siglo XII, lo que explica su unidad estilística.

13. Cimborrios del Duero: Catedral Vieja de Salamanca.
20 / 55

13. Cimborrios del Duero: Catedral Vieja de Salamanca.

El segundo de estos cimborrios se puede ver en la Catedral Vieja de Salamanca, además es posible disfrutarlo desde muy cerca gracias a las terrazas accesibles de la Catedral Nueva. La famosa Torre del Gallo, como es conocida, es más estilizado que el de Zamora y se corresponde con la última fase de la construcción del templo, ya a principios del siglo XIII. 

13. Cimborrios del Duero: Colegiata de Toro
21 / 55

13. Cimborrios del Duero: Colegiata de Toro

El tercero de estos Cimborrios del Duero -a los que algunos añaden también la Torre del Melón de la Catedral Vieja de Plasencia- es el de la Colegiata de Toro, un templo de considerables dimensiones construído sobre todo a finales del siglo XII y durente el XIII. La estructura del cimborrio es muy similar a la de los anteriores, aunque este tiene forma de prisma de 18 lados y está rematado por tejas.

14. Santa María la Real de Sangüesa, Navarra
22 / 55

14. Santa María la Real de Sangüesa, Navarra

Merced a su posición como nudo comercial y en el Camino de Santiago la localidad navarra de Sangüesa alcanzó una prosperidad que hizo posible la erección de una iglesia tan ambiciosa como Santa María la Real,, que se construye durante el siglo XII y buena parte del XIII, con lo que algunos de sus elementos ya prefiguran claramente el gótico. Aunque toda la iglesia es muy interesante lo más notable es portada, considerada una de las más importantes del románico español.

15. Santa María de Eunate, Muruzábal, Navarra
23 / 55

15. Santa María de Eunate, Muruzábal, Navarra

Santa María de Eunate es una de las poquísimas iglesias románicas de España con planta poligonal, lo que junto a lo poco que se sabe de su origen la ha convertido en una incógnita muy atrayente. Algunos la han relacionado con el Temple, pero es una teroría áltamente improbable, aunque sí podría estar relacionada con los Caballeros Hospitalarios de San Juan, que estuvieron presentes en el Camino de Santiato. Además de su peculiar y elegante planta la iglesia tiene una bonita arquería ante ella y un programa escultórico interesante en capiteles y canecillos.

16. Catedral de Jaca, Huesca
24 / 55

16. Catedral de Jaca, Huesca

Construída en el último cuarto del siglo XI -aunque sobre eso también hay cierta polémica-, la Catedral de Jaca fue uno de los primeros edificios en nuestro país -quizá el primero en acabarse aunque sus obras casi coinciden con las de la Catedral de Santiago- realizado según el canon románico internacional, lo que lo hizo extraordinariamente influyente. Tiene líneas majestuosas y monumentales, aunque en el interior ha perdido buena parte de su unidad estilística por las  bóvedad góticas posteriores, que sustituyeron a las de madera tras varios incendios. Además, tiene un importantísimo programa escultórico que significó un paso adelante en este estilo en nuestro país. 

17. San Juan de la Peña, Huesca
25 / 55

17. San Juan de la Peña, Huesca

En parte por su ubicación espectacular, en parte por la propia belleza de monasterio, San Juan de la Peña es sin duda uno de los imprescindibles del románico español. Su primera construcción es muy temprana -la iglesia es del siglo X- aunque la mayor parte de lo que vemos es del último cuarto del siglo XI. Tanto muchas de las soluciones arquitectónicas debidas al emplazamiento como las esculturas de capiteles y otros elementos son realmente importantes.

18. Monasterio de San Pelayo, Abeleda, Orense
26 / 55

18. Monasterio de San Pelayo, Abeleda, Orense

San Pelayo fue un monasterio importante en Galicia aunque ha sido una víctima típica de lo ocurrido con buena parte del patrimonio artístico religioso tras la desamortización y hoy ha quedado casi reducido a ruinas. Sin embargo, su iglesia se mantiene en pie y conserva detalles maravillosos, como sus capiteles policromados, como el de la imagen, que son un peculiar y hermoso ejemplo de de escultura románica.

19. Iglesias del Serrablo, Huesca
27 / 55

19. Iglesias del Serrablo, Huesca

Las Iglesias del Serrablo son un grupo de pequeños templos de la comarca oscense del Alto Gállego, que comparten una serie de características arquitectónicas y que según algunos historiadores serían una primera expresión del románico en Aragón, si bien otros, por el contrario, las enmarcan dentro de un estilo mozárabe. De estructura muy sencilla, casi todos tienen una única nave y carecen también de muestras significativas de escultura, pese a lo cual el resultado está lleno de elegancia y encanto. En la imagen, una de las iglesias: San Pedro de Lárrede.

20. Claustro del monasterio de San Andrés de Arroyo, Santibáñez de Ecla, Palencia
28 / 55

20. Claustro del monasterio de San Andrés de Arroyo, Santibáñez de Ecla, Palencia

San Andrés de Arroyo es uno de los más importantes monasterios románicos de la provincia de Palencia, su claustro es uno de los mejores ejemplos del tardorrománico en toda Castilla, con unos elegantes arcos ligeramente apuntados y una exquisita decoración vegetal en los capiteles. También son llamativas las cuatro columnas de las esquinas del claustro, gruesas y decoradas con elegancia.

21. Palacio de los reyes de Navarra, Estella, Navarra
29 / 55

21. Palacio de los reyes de Navarra, Estella, Navarra

Por supuesto el románico no se limitaba a edificios religiosos, pero eran menos habituales los civiles y también han pervivido menos. Uno de ellos es el Palacio de los reyes de Navarra en Estella, que tiene un original estilo arquitectónico y, además, una interesante colección de escultura en la que destaca sobre todo el capitel de Roldán y Ferragut.

22. Puente la Reina, Navarra
30 / 55

22. Puente la Reina, Navarra

También había infraestructuras civiles románicas, sobre todo puentes de los que por razones obvias se conservan muy pocos. Uno de ellos, y de los más espectaculares, es el Puente de la Reina, que era uno de los puntos más importantes del Camino de Santiago. Levantado en el siglo XI, aún hoy resulta imponente, con sus 110 metros de longitud y sus hermosos arcos de medio punto.

23. Puente Viejo, San Juan de las Abadesas, Gerona
31 / 55

23. Puente Viejo, San Juan de las Abadesas, Gerona

Construido en la primera mitad del siglo XII, el Puente Viejo de San Juan de las Abadesas es otro extupendo ejemplo de estas infraestructuras medievales. Tiene cinco arcos ligeramente apuntados, con un enorme vano central sobre el río Ter que le da una notable sensación de elegancia y ligereza.

24. Murallas de Ávila
32 / 55

24. Murallas de Ávila

Sí, es cierto que son muy conocidas, sin embargo es probable que no sea tan sabido que las Murallas de Ávila son una obra en su mayor parte románica -de finales del siglo XI- y que nás allá de sus funciones defensivas, su belleza y su integración con el entorno las hacen -a su manera- una obra de arte. Y eso que fueron, según las crónicas, construidas con una extraordinaria celeridad: según los especialistas se levantaron en nueve años gracias al trabajo de unas 2.000 personas.

25. Ábsides del Monasterio de Santa María, Ripoll, Gerona
33 / 55

25. Ábsides del Monasterio de Santa María, Ripoll, Gerona

El Monasterio de Santa María es uno de los grandes centros del románico catalán. Si iglesia es el fruto de varias reconstrucciones muy tempranas y para 1030 tenía el aspeto que conserva hoy, con un montón de detalles, como sus siete ábsides de la iglesia, que resultan un excepcional y original elemento arquitectónico.

25. Pórtico del Monasterio de Santa María, Ripoll, Gerona
34 / 55

25. Pórtico del Monasterio de Santa María, Ripoll, Gerona

Pero probablemente lo más espectacular del monasterio es el pórtico, que también es muy peculiar, ya que parece más un arco del triunfo que un pórtico. En cualquier caso, resulta fráncamente espectacular, con siete frisos competamente esculpidos coronados por un pantocrator que, como en muchas de estas representaciones, está rodeado por las figuras de los cuatro evangelistas.

26. Monasterio de Leyre, Yesa, Navarra
35 / 55

26. Monasterio de Leyre, Yesa, Navarra

El Monasterio de Leyre fue uno de los más importantes de la España medieval, lo que llevo a sucesivas reformas en las que no se mantuvo todo el románico original de los siglos XI XII, pero allí donde ha pervivido es espectacular, por ejemplo en los ábsides de la iglesia o en la bellísima cripta –en la imagen- que es uno de los rincones más notables del románico en España.

27. La duda de Santo Tomás, Claustro Santo Domingo de Silos, Burgos
36 / 55

27. La duda de Santo Tomás, Claustro Santo Domingo de Silos, Burgos

Santo Domingo de Silos es de sobra conocido como uno de los grandes claustros románicos de España, pero alguno de los detalles que esconde merece atención especial, como el bellísimo relieve La duda de Santo Tomás, un ejemplo perfecto de las mejores cualidades de la escultura en este periodo -es del siglo XI-: la sencillez rayana en la inocencia, la capacidad expresiva y narrativa, el equilibrio... Una obra de arte dentro de una obra de arte.

28. Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta, Ávila
37 / 55

28. Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta, Ávila

La basílica de San Vicente, justo en el exterior de las Muralllas de Ávila de las que hablábamos un poco antes, es ya en sí misma una maravilla románica, pero además en su interior hay algo absolutamente excepcional: el Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta, un monumento funerario -en realidad no contiene las reliquias- con una serie de exquisitos relieves que, además, conservan una intensa y deliciosa policromía. Es también un ejemplo de la capacidad narrativa del románico: realmente las distintas escenas se pueden 'leer' como si fuera un cómic. 

29. Ermita de Santa Coloma, Albendiego, Guadalajara
38 / 55

29. Ermita de Santa Coloma, Albendiego, Guadalajara

La Ermita de Santa Coloma en Albendiego, una aldea de sólo unas decenas de habitantes de Guadalajara, es una de esas sorpresas que el románico español nos guarda en lugares apartados. Es una pequeña iglesia, extremadamente sencilla y concluída después del románico con materiales probres, pero su cabecera -original del siglo XIII- es una auténtica joya, con un ábside semicircular en el que se abren varias ventanas decoradas con unas celosías con un estilo orientalizande y quizá relacionadas con la Orden de Malta. Sin duda, una exquisitez única.

30. Iglesia de San Salvador, Carabias, Guadalajara
39 / 55

30. Iglesia de San Salvador, Carabias, Guadalajara

La iglesia de San Salvador, en Carabias, es otro ejemplo perfecto de las joyas que se esconden, en ocasiones, en localides tan pequeñas como esta villa de Guadalajara de sólo 22 habitantes y cercana a Sigüenza. Este templo del siglo XIII es de unas dimensiones que se podrían calificar de monumentales si tenemos en cuenta el lugar en el que se encuentra, con una galería que, en su sencillez, es una auténtica preciosidad y que se cree que antes podría rodear a la iglesia por sus cuatro costados.

31. Portada de Platerías, Santiago de Compostela
40 / 55

31. Portada de Platerías, Santiago de Compostela

Evidentemente la Catedral de Santiago y la maravillosa Puerta del Perdón son quizá los monumentos románicos más conocidos de España, pero su fama ha opacado la bellísima Portada de Platerías, que es otro ejemplo casi exquisito de un arte purísimo de las dos primeras décadas del siglo XII, aún a pesar de que ha perdido su unidad narrativa al haberse incorporado fragmentos de otras portadas ya desmanteladas.

32. Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha, MAN, Madrid
41 / 55

32. Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha, MAN, Madrid

Esculpido sobre marfil a mediados del siglo XI en San Isidoro de León, este Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha, es una muestra de la exquisitez y el lujo a los que podía llegar la escultura románica. Fue parte de un tesoro que los reyes Fernanda y Sancho regalaron a la basílica de San Isidoro. Se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

32. Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha, MAN, Madrid
42 / 55

32. Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha, MAN, Madrid

En la parte trasera del Cruifijo, que mide 54 centímetros, se puede contemplar la delicadeza del grabado en la obra, que además desde el punto de vista iconográfico resultaba también revolucionario respecto de las obras visigóticas de siglos anteriores. 

33. Iglesia de San Juan, Moarves de Ojeda, Palencia
43 / 55

33. Iglesia de San Juan, Moarves de Ojeda, Palencia

De nuevo en una localidad pequeñísima -sólo 21 habitantes- nos encontramos una maravilla similar a la ya comentada de San Salvador en Carrión de los Condes -muy cercana, por cierto- : una portada austera, en este caso con unas grandes y llamativas arquivoltas, y en la parte superior, un friso con el Pantócrator, las figuras de los evangelistas y un apostolario en un estilo más algo más naturalista que el de Carrión de los Condes pero en cualquier caso excepcional.

34. Ermita Vera Cruz de Maderuelo, Museo del Prado
44 / 55

34. Ermita Vera Cruz de Maderuelo, Museo del Prado

Entre los pocos restos de pintura románica que, por razones obvias, han llegado hasta nosotros, las de la Ermita de la Vera Cruz de Maderuelo, en Guadalajara, son uno de los más brillantes. Realizadas durante el siglo XII y trasladadas al Prado a mediados el siglo pasado, los especialistas las relacionan con los frescos del Valle de Bohí.

35. Iglesia de San Esteban, Moradillo de Sedano, Burgos
45 / 55

35. Iglesia de San Esteban, Moradillo de Sedano, Burgos

Aunque se trata de una iglesia muy reformada posteriormente, este templo de San Esteban, en Moradillo de Sedano, sigue siendo uno de los mejores ejemplos de románico en Burgos gracias a elementos como este pórtico absolutamente excepcional, con un Pantócrator y varias filas de figuras en las arquivoltas que representan a los 24 ancianos del Apocalipsis, escenas del Nuevo Testamento...

36. Monasterio de San Esteban, Ribas de Sil, Orense
46 / 55

36. Monasterio de San Esteban, Ribas de Sil, Orense

En ocasiones parte de la belleza del románico es poder experimentarlo en un entorno excepcional, este es el caso del gran monasterio de San Esteban de Ribas de Sil, sobre un cañón del río que deja estampas como la de la imagen.

36. Monasterio de San Esteban, Ribas de Sil, Orense
47 / 55

36. Monasterio de San Esteban, Ribas de Sil, Orense

A pesar de que su importancia hizo que fuese renovado y ampliado en muchas ocasiones, el Monasterio de San Esteban conserva rincones de un románico excepcional, como el Claustro de los Obispos, en la imagen, que además es un ejemplo de la evolución de todo el conjunto, con su bóvedas del siglo XVI.

37. Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, Silleda, Pontevedra
48 / 55

37. Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, Silleda, Pontevedra

Construída a finales del siglo XII y quizás principios del XIII, la iglesia del Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro ha sido restaurada en los últimos años, lo que permite contemplarla como lo que es: uno de los mejores ejemplos de románico en Galicia. Se trata, eso sí, de un románico que ya sugiere la cercanía del primer gótico, pero que en cualquier caso logra una belleza, especialmente en la deslumbrante cabecera del templo. 

37. Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, Silleda, Pontevedra
49 / 55

37. Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, Silleda, Pontevedra

Aunque en general todo el monasterio cuenta con pocos ejemplos de esculturas, en las portadas sí se pueden apreciar conjuntos escultóricos de calidad, según los expertos de artesanos provenientes de Santiago de Compostela.

38. San Juan de Portomarín, Lugo
50 / 55

38. San Juan de Portomarín, Lugo

Iglesia de San Juan de Portomarín, también llamada de San Nicolás, es peculiar por varias razones: una de ellas que fue reconstruida al trasladarse el pueblo por la construcción de un embalse; la segunda su nave única de tamaño considerable y rematada con una cúpula; por último, su aspecto fortificado que casi la hace parecer un torreón. Además, cuenta con un programa escultórico interesante, por lo que en conjunto este templo, edificado a finales del siglo XII y principios del XIII en pleno Camino de Santiago, es una llamativa joya del románico.

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca
51 / 55

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca

El Monasterio de San Pedro el Viejo fue construido en el siglo XII y es uno de los más importantes conjuntos románicos de nuestro país, tanto por su arquitectura, con detalles sobresalientes como su cimborrio, como la belleza de sus esculturas tanto en portadas como capiteles. 

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca
52 / 55

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca

El claustro es uno de los tesoros del Monasterio de San Pedro el Viejo, que conserva 18 espectaculares capiteles originales, algunos con imágenes simbólicas y otros con escenas bíblicas, todos extraordinarios.

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca
53 / 55

39. Monasterio de San Pedro el Viejo, Huesca

El claustro es uno de los tesoros del Monasterio de San Pedro el Viejo, con ejemplos de llamativa belleza  un estilo de una

40. San Baudelio de Berlanga, Caslillas de Berlanga, Soria
54 / 55

40. San Baudelio de Berlanga, Caslillas de Berlanga, Soria

San Baudelio de Berlanga es una rara avis en el románico español: su apariencia externa es extremadamente austera, mientras que su interior es muy rico y tiene una estructura sorprendente: una cabecera elevada y separada del resto de la iglesia, un gran pilar en forma de palmera en el centro y una zona con columnas al los pies.

40. Pinturas de San Baudelio de Berlanga
55 / 55

40. Pinturas de San Baudelio de Berlanga

Además de su peculiaridad arquitectónica, San Baudelio contaba con una bellísima decoración pictórica que, lamentablemente, hoy se haya dispersa en varios museos, entre ellos el Prado, pero también instituciones americanas.

0
comentarios