Menú

Artistas del selfie: curiosidades de algunos de los autorretratos más famosos

Hay varias razones por las que un pintor se retrataba. Por un lado, es una forma sencilla de practicar sin tener que pagar un modelo. Pero sobre todo, es una manera de reivindicarse como artista y pasar a la posteridad, como el resto de sus modelos. Ya en la edad media, hubo arquitectos de catedrales góticas que escondieron pequeños autorretratos esculpidos en la piedra, pero cuando realmente se hizo algo cotidiano fue en el Renacimiento, momento en el que la profesión de pintor pasó de ser considerado un oficio de artesanía a un trabajo intelectual.

'Autorretrato' de Goya
1 / 12

'Autorretrato' de Goya

Mientras que Las Meninas de Velázquez no salen del Museo del Prado, el Autorretrato de Goya es la obra de la pinacoteca madrileña que más se presta a otras instituciones. 

'Autorretrato' de Rembrandt
2 / 12

'Autorretrato' de Rembrandt

Rembrandt fue un pionero de los selfis y nos legó una auténtica biografía pintada. Se retrató en 80 pinturas, grabados y dibujos, entre los 22 y 63 años, con distintas apariencias y diversos estados de ánimo. Era, además, parte de su estrategia de marketing. El artista se pintaba en distintas poses probablemente para enseñarle a los posibles compradores cómo quedarían ellos. 

Sofonisba Anguissola
3 / 12

Sofonisba Anguissola

Sofonisba Anguissola, reputada pintora del siglo XVI, es otra de las artistas que más se retrató. Estas pinturas, sobre todo las miniaturas, fueron también su soporte publicitario. Su padre las enviaba a diversas cortes y círculos selectos. Una vez que entró a formar parte de la corte del rey Felipe II, disminuyó la producción de autorretratos.

'Autorretrato' de Durero
4 / 12

'Autorretrato' de Durero

El alemán Durero fue uno de los primeros artistas que se pintó como protagonista absoluto del cuadro en 1497. Hizo el que se considera el autorretrato más joven de un artista, con 13 años. Además, rompió moldes con su desnudo integral y frontal, algo excepcional para un pintor de su tiempo. No habrá otro autorretrato masculino desnudo hasta siglos después.

'Tavola Lucana' de Da Vinci
5 / 12

'Tavola Lucana' de Da Vinci

Desde el siglo XVI hasta el XIX, se ha ilustrado a Da Vinci con los rasgos de Platón, pero en 2008, en una colección privada del sur de Italia, se encontró la Tavola Lucana, considerado por distintos expertos como el único y verdadero autorretrato de Leonardo. Las pruebas de carbono 14 permitieron fechar el panel de madera de álamo en el siglo XV. Se encontró una huella digital parcial compatible con la del propio Leonardo. Además, en el reverso de la tela fue escrita la frase "Pinxit mea" y su caligrafía es la de Leonardo. Para leerlo correctamente hace falta un espejo pues está escrito al revés, una técnica que le encantaba al florentino. 

'Autorretrato' de Rafael 
6 / 12

'Autorretrato' de Rafael 

Una reconstrucción reciente del rostro de Rafael apunta a que el pintor tenía una nariz más prominente de lo que mostraba en su obra. Un grupo de científicos de la Universidad de Roma ha reconstruido en 3D el rostro de Rafael a partir un molde de yeso de su cráneo hecho en 1833. El resultado es más parecido al retrato que hizo del maestro uno de sus estudiantes que al Autorretrato  de Rafael que vemos en la imagen.

'Autorretrato' de Vincent van Gogh
7 / 12

'Autorretrato' de Vincent van Gogh

Este Autorretrato de Vincent van Gogh fue pintado por el propio artista postimpresionista en 1889, cuando estaba ingresado en un sanatorio en Francia para recibir tratamiento por una psicosis. Según una investigación, refleja los esfuerzos de Van Gogh en capturar su inestable estado mental a través del uso de tonos más oscuros y turbios. Van Gogh realizó más de cuarenta autorretratos. "Busco una semejanza más profunda que la obtenida por el fotógrafo", explicó en una de sus cartas.

'Autorretrato después de la gripe española' de Munch
8 / 12

'Autorretrato después de la gripe española' de Munch

Munch superó la terrible gripe de 1918 con 55 años. El autor de El grito dejó constancia de sus secuelas en Autorretrato después de la gripe española, expuesto en la Galería Nacional de Oslo. Muestra un rostro demacrado y una gran pesadumbre. Tras superar la enfermedad, su creatividad se vio reforzada. En 1919 firmó hasta 14 óleos

'Las meninas', de Velázquez
9 / 12

'Las meninas', de Velázquez

Velázquez utilizó una cámara oscura de tipo cabina para pintar Las Meninas, según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña. El pintor sevillano habría trazado primero con ella la perspectiva y las líneas generales para después, invirtiendo su funcionamiento, proyectar el cuadro sobre un lienzo en blanco y trazar las líneas generales del cuadro siguiendo la proyección.

'Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa' de Van Eyck
10 / 12

'Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa' de Van Eyck

Una forma velada de autorretrato es en la que el artista se cuela en el cuadro, se incluye en la composición de forma discreta, detrás de los protagonistas o en un espejo. Uno de los reflejos más famosos de la historia del arte es el de Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, de Jan van Eyck, fechado en 1434.

'La Crucifixión de San Pedro', de Miguel Ángel
11 / 12

'La Crucifixión de San Pedro', de Miguel Ángel

En la Capilla Paulina del Vaticano se halla el fresco de Miguel Ángel La Crucifixión de San Pedro, ejecutado entre 1546 y 1550. El pintor renacentista italiano se autorretrató con turbante azul entre los jinetes de la izquierda, un detalle que se descubrió en 2009 tras una restauración.

'David vencedor de Goliat' de Caravaggio
12 / 12

'David vencedor de Goliat' de Caravaggio

Una radiografía descubrió que la primera versión de la cabeza del gigante tenía una expresión dramática, con los ojos desorbitados y la boca abierta. Caravaggio cambió el gesto inicial, probablemente porque resultaba demasiado violento. Un estudio sostiene que el artista le puso sus rasgos a esta nueva versión.

0
comentarios