Menú

La eterna belleza latina de Dalida

La francesa de nacionalidad -pero italiana de origen- Dalida murió hace ahora treinta años. Razón suficiente para repasar su carrera a través de las portadas de sus discos.

Anda, Chiquillo
1 / 21

Anda, Chiquillo

Fue descubierta para la canción por el dueño de la discográfica Barclay, con quien siempre mantuvo una relación especial. Su primer gran éxito fue una versión en varios idiomas de la popular “Guaglione”, de Renato Carosone, traducida como en España como “Chiquillo” y en Francia “Bambino, en 1957.

Teatro Olympia
2 / 21

Teatro Olympia

Ese mismo año Dalida se presenta en el teatro Olympia junto a Charles Aznavour. Su repertorio se nutrirá de canciones del repertorio europeo y norteamericano, prodigándose en numerosas lenguas: francés, italiano, español y alemán. 

Belleza latina
3 / 21

Belleza latina

La belleza de Dalida tenía los componentes mediterráneos esenciales: morena azabache de origen egipcio y padres franco italianos. Antes de dedicarse a la canción triunfó en el cine egipcio como Yolanda. Fue dirigida por el maestro del neorrealismo  cairota Youssef Chahine en “Al-yawm al-Sadis” (1986).

Versiones
4 / 21

Versiones

En los finales años 50, el repertorio de Dalida lo forman canciones exitosas italianas. “Come prima”, de Tony Dallara, Volare”, de Domenico Modugno, y “Marina” de Rocco Granatta, en versiones francesas, e hicieron de ella un mito de la canción europea.

Acento extranjero
5 / 21

Acento extranjero

A partir de entonces encadena una serie de éxitos musicales sin precedentes en Francia, como la intérprete con acento extranjero que tanto gusta a los franceses desde Luis Mariano y Gloria Lasso. Con la cantante española mantuvo una competición desde “Bambino”. 

Le disque d´or
6 / 21

Le disque d´or

Todo el éxito que tuvo con sus versiones de éxitos ajenos nunca lo tuvo en el amor. Varios fracasos matrimoniales y grandes triunfos como el “disque d´or” por la venta millonaria de canciones como  “Ciao, Ciao bambina”, de Domenico Modugno, “La chanson d´Orphée”, de la película “Orfeo negro” y “Tintarella di luna”, el hit de Mina.

El bikini a topos amarillos
7 / 21

El bikini a topos amarillos

Con los años 60 Dalida encadena éxito tras éxito. “Pepe”, del filme de Cantinflas, “El bikini a topos amarillos”, cantando en todos los idiomas por los mejores cantantes europeos, aunque sin duda la mejor versión sea la de Dalida.

Scopitones
8 / 21

Scopitones

A comienzos de los años 60, en Francia patentan una máquina de discos con una pantalla encima donde se proyectan filmes de las canciones más famosas. Los llaman “Scopitones” y fueron los protovídeos, hoy valiosos documentos del pop francés.

“Fantasistas”
9 / 21

“Fantasistas”

El estilo “fantasista” recurría a melodías alegres, letras humorísticas e irónicas y una sobreactuación del grupo vocal a base de mojigangas y actuaciones divertidas y extravagantes. Dalida mantuvo con grupos como Renato Carosone y Marino Marini un repertorio similar de grandes éxitos internacionales.

Acento latino
10 / 21

Acento latino

Dos de las canciones míticas de Dalida fueron “La partie de football” y “Achète-moi  un jukebox”, que alternaba con grandes temas románticos a los que dotaba de una fuerte sensualidad, que redoblada con su fuerte acento latino.

Amore scusami
11 / 21

Amore scusami

El repertorio de Dalida es un recuento de los grandes temas que fueron populares a lo largo de tres décadas. En especial temas románticos tomados del auge de la canción italiana de los años 60. “Amore scusami”, “Il silenzio” y “Vingt quatre mille baisers". 

Suicidio
12 / 21

Suicidio

La primera gran tragedia de Dalida ocurrió durante el Festival de San Remo de 1967, en la que competía junto a Luigi Tenco, autor de la canción “Ciao, amor, ciao”, descalificada en la primera ronda. Luigi Tenco, novio de la cantante, se suicidó al no poder soportar la descalificación. 

Alain Delon
13 / 21

Alain Delon

Dalida nunca dejó de grabar discos hasta poco antes de su muerte por suicidio en 1987. Pero es en los años 70 cuando relanza su carrera versionando en francés el éxito de Mina “Parole, parole”, junto con el actor Alain Delon que puso su sensual voz de amante traicionero.

Gigi l´amoroso
14 / 21

Gigi l´amoroso

En los años 70, Dalida una de las canciones que la vuelven a catapultar a los hit parada de toda Europa: “Gigi l´amoroso”. Esta canción queda como la mayor y más representativa de su ya larga carrera.

Herman Léonard
15 / 21

Herman Léonard

El responsable de conseguir que Dalida se convirtiera en un mito erótico de la canción se debe al fotógrafo norteamericano de jazz afincado en París desde los años 50, Herman Léonard. Una de las canciones más dramáticas de Dalida es “Je suis mallade”.

Sensualidad y erotismo
16 / 21

Sensualidad y erotismo

La sensualidad y el erotismo que destilan sus fotos en las portadas de sus discos, en especial en blanco y negro, fue captada desde sus inicios por Léonard, especializado en fotografías de cantantes y músicos de jazz norteamericanos que actuaban en las cavas de jazz de Saint Germain.

Belleza mediterránea
17 / 21

Belleza mediterránea

El exotismo de Dalida queda bien reflejado en esta hermosa foto de Herman Léonard, donde despliega su exultante belleza mediterránea. Con el tiempo se hizo cada vez más rubia y dulcificó sus rasgos. Aquí interpreta “La vie en rose”, junto a Julio Iglesias. 

Estilo
18 / 21

Estilo

En 1961 Dalida felicitaba las navidades con este elegante modelo, sentada en un moderno sillón de ratán. Su parecido con la actriz nacida en Túnez, también de origen italiano, Claudia Cardinale es algo más que fruto del estilo de la época. Uno de sus mayores éxitos de los años 70 fue “Il venait d'avoir 18 ans”, el amor juvenil de una madura Mrs. Robinson.

La elegancia de Dalida
19 / 21

La elegancia de Dalida

La imagen de Dalida fue sofisticándose a lo largo de su larga y prolífica carrera musical. Primero como chica explosiva y más tarde como una vedette del music-hall y la música disco. Siempre fue considerada una mujer muy elegante.

Pierre et Gilles
20 / 21

Pierre et Gilles

En su madurez, Dalida pasó de mito erótico de la canción francesa, admirada en toda Europa, a reina de los gays franceses, en su etapa discotequera. Su consagración como el indiscutible mito gay por excelencia posó para los fotógrafos Pierre et Gilles. La foto realzaba su esplendorosa madurez y elegancia, convertida en una diva celeste. 

Suicidio
21 / 21

Suicidio

Dalida quiso morir en escena pero la depresión crónica que padecía la llevó a suicidarse hace ahora treinta años. “Mouris sur scene” fue uno de sus últimos éxitos, en 1983, dentro de su resurgimiento como reina de la disco europea.

Recomendamos

0
comentarios