Menú
0

Dos curas españoles atienden en la República de Komi a las víctimas del Gulag soviético

Los sacerdotes José Francisco y Juan Manuel atienden a los católicos de la Republica de Komi, al borde de los Urales, donde los gulags soviéticos se propagaron como la mala hierba. Sus feligreses, víctimas de los campos de trabajo de Stalin, dan testimonio del horror que vivieron tanto ellos como sus familias.  

0
comentarios

Otras galerías