Menú

Finlandia y sus parques nacionales donde ver osos, renos y miles de lagos

El país nórdico muestra una cara totalmente diferente en verano, sus Parques Nacionales rebosan naturaleza virgen y se pueden ver osos, renos en su propio hábitat. Visitamos Karhunkierros en el Parque Nacional de Oulanka, PosioRiisitunturi. | Lea el reportaje completo. 

1 / 22

Todo un gran horizonte cubierto con una mezcla de tupidos y verdosos bosques, junto con miles de lagos de agua cristalina, algo que convierte a esta parte de la Tierra en un vergel absolutamente impresionante.

2 / 22

Naturaleza, vida y ríos rebosantes de agua, en el interior de Oulanka un regalo para los sentidos en pleno verano.

3 / 22

Como si de un roadtrip cinematográfico se tratara, es decir, recorrer un lugar en coche (en inglés suena más aventurero) hacerlo por Laponia a través de sus carreteras (que no autopistas), es parte de la experiencia terapéutica de este viaje.

4 / 22

Un plato de sopa de salmón para recuperar fuerzas durante la caminata.

5 / 22

En Oulanka, en todo el recorrido del parque es posible toparse con una serie de refugios, antiguos molinos o casas de granjeros, que ahora son rincones donde un caminante puede quedarse, un máximo de cuatro noches, totalmente gratis, con las comodidades mínimas imprescindibles para sobrevivir.

6 / 22

La imagen de un oso anticipa el qué se puede ver, si se tiene la suficiente paciencia, en las cercanías del parque nacional de Oulanka.

7 / 22

Durante el verano los bosques finlandeses experimentan una explosión de vida y naturaleza. Recorrer sus senderos caminando es una experiencia muy valiosa.

8 / 22

Una estampa típica del interior del parque nacional de Oulanka.

9 / 22

En Finlandia hay miles de renos y en verano campan a sus anchas con total libertad por casi todo el territorio, en realidad su casa. No hay ciudades grandes en la zona de Laponia pero sí pequeños pueblos y granjas que van apareciendo a lo largo de sus carreteras.

10 / 22

En Palossari Reinder Farm, o lo que es lo mismo, la granja de renos de Palossari, a unos 15 minutos de la ciudad de Kuusamo, tocar a estas bestias y sentirse parte de su pequeño mundo animal durante unos minutos es posible.

11 / 22

Uno de los renos comiendo su alimento favorito.

12 / 22

En esta granja también se puede aprender, de primera mano, cómo es la austera vida de un pescador finlandés, mientras el sentido del olfato percibe el delicioso olor de una sopa de salmón que él mismo está preparando, forma parte de la tranquilidad y pausada vida de la que disfrutan por estos lugares.

13 / 22

El interior de la cabaña donde es necesario permanecer en total silencio para no distraer a los animales y sobre todo evitar que se asusten.

14 / 22

Fue necesario aguantar más allá del tiempo establecido, unas 5 horas, para que al final, en el tiempo de descuento, casi coincidiendo con el atardecer y el sol de medianoche, apareciera en escena un gran oso acompañado de dos oseznos.

15 / 22

Un gran oso acompañado de dos oseznos y rodeado de aves.

16 / 22

Ruka, un oasis de civilización en medio de la inmensidad del bosque infinito, o más bien un pequeño pueblo en medio de la nada y al lado de una pequeña montaña y pista de esquí, que en invierno aumenta su población como si de una peregrinación se tratara, congregándose centenares de esquiadores.

17 / 22

La tranquilidad y el silencio son el verdadero tesoro que ofrece Laponia y sobre todo naturaleza salvaje.

18 / 22

Estar en constante movimiento, disfrutando de su infinita colección de árboles interrumpida por una divertida e inesperada parada para ver cómo un grupo de renos atraviesa el asfalto, es impagable.

19 / 22

En el recorrido paramos en Kota-Husky, una granja familiar dedicada a los safaris con estos animales, justo al lado del Parque Nacional de Riisintunturi. Nos recibe una joven madre, rodeada de varios perros y empujando un carrito donde todavía duerme su bebé, de pocos meses y un pelo rubio platino.

20 / 22

En nuestro recorrido a través de las carreteras poco transitadas de Laponia paramos en Kota-Husky, una granja familiar dedicada a los safaris con estos animales, justo al lado del Parque Nacional de Riisintunturi.

21 / 22

En nuestro recorrido a través de las carreteras poco transitadas de Laponia paramos en Kota-Husky, una granja familiar dedicada a los safaris con estos animales, justo al lado del Parque Nacional de Riisintunturi.

22 / 22

Riisintunturi, se encuentra entre varios lagos de agua cristalina y conserva la esencia pura de la vida natural y salvaje del lugar. Hay una enorme diferencia al ser recorrido en verano, con respecto al invierno, ya que en los meses más calurosos del año la vida se abre camino como si fuese una explosión de luz y color.

Temas

0
comentarios