Menú

El adiós de Juliette Gréco, la musa existencialista francesa

Juliette Gréco, el último icono de la canción francesa, ha fallecido a los 93 años. Repasamos su vida y obra. 

Toda una vida
1 / 23

Toda una vida

Juliette Gréco, nació el 7 febrero de 1927 en Montpellier y ha muerto el 23 septiembre 2020 à Ramatuelle, después de 70 años de carrera ininterrumpida y 93 años de edad.

J.P. Sartre
2 / 23

J.P. Sartre

En sus inicios, Juliette quería ser actriz, hasta que Sartre la animó a cantar. Apenas sabía cantar y carecía de voz, pero supo utilizar su sensual forma de interpretar de forma recitativa las canciones que le compusieron a medida. El primero, Sartre, que le cedió un poema suyo que se convirtió en uno de sus primeros éxitos, con música de J. Kosma: “Rue des Blancs-Manteaux”.

Jóvenes compositores
3 / 23

Jóvenes compositores

Ante la carencia de canciones apropiadas para su voz, una serie de jóvenes poetas y compositores de la orilla izquierda le escribieron sus primeras canciones: Leo Ferré, Boris Vian, Charles Aznavour, Francis Lai y Serge Gainsbourg.

Espías
4 / 23

Espías

Durante la guerra su madre fue arrestada en 1943 por la Gestapo por ayudar a judíos a evadirse a España. Juliette y su hermana huyeron a París pero fueron apresadas y torturadas. Juliette logró desembarazarse de documentos para la Resistencia en el lavabo pero fue detenida en Fresnes. Su madre y su hermana fueron deportadas  a   Ravensbrück y liberadas al finaliza la guerra.

Le Tunnel
5 / 23

Le Tunnel

A finales de los años 40, comienza a relacionarse con los artistas e intelectuales de la Rive Gauche del Sena, en Saint-Germaine-des-Prés. Sartre le acoge en el hotel La Louisiane donde vive un romance con al trompetista Miles Davis  y se reúnen con Boris Vian y Sartre en la cava de “Le Tunnel”, en Le Tabou, donde se organizan las primeras discusiones filosóficas.

Musa existencialista
6 / 23

Musa existencialista

Tal es el éxito de las reuniones en Le Tunnel, que los curiosos que acuden apodan los “existencialistas”. Juliette Gréco se convierte inopinadamente en la musa de Saint-Germaine-des-Près por sus atuendos negros, su pelo largo y desgana existencial. 

Rue des Blancs-Manteaux
7 / 23

Rue des Blancs-Manteaux

Ante su celebridad, decide cantar. Sartre le proporciona un poema escrito para su obra teatral “Huit Clos” y le aconseja que la musique Joseph Kosma. Es su primera canción, “Rue des Blancs-Manteaux”. Junto a Raymond Queneau forman un trío esencial para el triunfo de la chanson existencialista.

Le Bœuf sur le toit
8 / 23

Le Bœuf sur le toit

Pronto dispone de un rico repertorio de canciones escritas por Boris Vian y Leo Ferré, e inaugura la reapertura del cabaret “Le Bœuf sur le toit”, donde se reunían Jean Cocteu y los intelectuales de entre guerras. Allí asesinaron al diplomático alemán Ernst vom Rath, pretexto que utilizaron los nazis para cerrar el local. El diplomático se había enamorado de un judío, Grynszpan, y la relación salió mal. El cabaret era un local frecuentado por homosexuales.

Con Lemaire
9 / 23

Con Lemaire

El romance con Miles Davis termina ante la negativa del músico a casarse con Juliette Greco, por la cuestión racial en EEUU. Se casó con el actor Philippe Lemaire, con quien rodó Quand tu liras cette lettre (1953), de Jean-Pierre Melville, y mantuvo un idilio secreto con el escritor Albert Camus.

Amores
10 / 23

Amores

Tras el rodaje de Elena y sus hombres (1956), de Jean Renoir, mantuvo una relación con Mel Ferrer. Y durante el rodaje de Las raíces del miedo (1958) se enamoró del famoso productor de Hollywood Darryl F. Zanuck. Con la dolorosa ruptura con éste termina su carrera cinematográfica en Hollywood, sin haberlo pisado.

Musa existencialista
11 / 23

Musa existencialista

Durante los años 50, su carrera como cantante fue triunfal y recorrió todo el mundo cantando sus depresivas canciones de amores rotos. Ella era la musa existencialista y las canciones que le escribían se ajustaban al estereotipo parisino de la Rive Gauche del Sena de París. 

Joseph Kosma
12 / 23

Joseph Kosma

Su primer gran éxito musical fue “Si tu t’imagines";, sobre un poema de Raymond Queneau y “La fourmi”, del poeta Robert Desnos, amabas musicadas por Joseph Kosma en 1950.  

Les feuilles mortes
13 / 23

Les feuilles mortes

La canción que la convirtió en un mito de la chason fue “Les Feuilles mortes”, del filme “Les Portes de la nuit” (1951) de Marcel Carné, poema escrito por Jacques Prévert con música de Joseph Kosma. Un gran éxito de Yves Montand, que Gréco también interpretó.

Georges Brassens
14 / 23

Georges Brassens

Los éxitos musicales de Juliettte Gréco se suceden a lo largo de los años 50, junto a la aparición y consagración de los grandes cantautores de posguerra: Jacques Brel, Charles Aznavour, Boris Vian y Georges Brassens. 

Salmodias
15 / 23

Salmodias

Quien mejor le compuso para el estilo de salmodia depresiva de Juliette Greco fue Guy Bear, autor de la preciosa “Il n'y a plus d’après” (1960) y “Chandernagor”, siempre con la orquesta de André Popp, que será el artífice del lanzamiento de Maire Laforet.

Leo Ferré 
16 / 23

Leo Ferré 

Leo Ferré le compone dos canciones que llevará en su repertorio siempre, pues ambas representan el espíritu libertario de París que ella representa: “Jolie Môme”  y  “Paris Canaille” (1953), compuesta originalmente para Catherine Sauvage, fueron dos temas sobre París.

Françoise Sagan
17 / 23

Françoise Sagan

En 1964, interpretó el personaje principal de la comedia de Françoise Sagan  “Bonheur, impair et passe”. Ese mismo año la autora de “Bonjour tristesse” le escribió una serie de canciones, entre la que destacó “Sans vous aimer”.

Jacques Brel
18 / 23

Jacques Brel

Juliette adaptó dos canciones de Georges Brassens: “Chanson pour l’Auvergnat” (1955) y “Le Temps passé” (1961). Y también lo hizo  con dos temas de Jacques Brel, con letra del que sería su último marido el pianista Gérard Jouannest: “La Chanson des vieux amants” (1971), “J´arrive” (1971) y “Ne me quitte pas” (1988). Se casó en 1988 y murió dos años antes que su mujer.

19 / 23

Con el actor Michel Piccoli se casó en 1966 y tras una borrascosa relación matrimonial se divorciaron diez años después. 

Serge Gainsbourg
20 / 23

Serge Gainsbourg

Dos canciones de un jovencísimo cantautor Serge Gainsbourg, de su etapa de chansonier, renovaron el repertorio un tanto anquilosado de Juliette Greco: “La javanaise” (1963) y “La Chanson de Prévert” (2006).

Boris Vian
21 / 23

Boris Vian

Del autor de “Le déserteur”, que también cantó Juliette Greco en sus postrimerías, 2009,  “Musique Mécanique” (1957) quizá sea una de las más innovadoras. De Charles Aznavour cantó “Je hais les dimanches” (1951) y logró uno de sus mayores éxitos con la versión francesa de “La Fiancée du pirate” (1953), basada en la canción de “La ópera de tres centavos” de Bertolt Brecht y Kurt Weill. 

Desnúdame
22 / 23

Desnúdame

En sus últimos años, Juliette Greco consiguió permanecer como una cantante clásica con canciones audaces como “Déshabillez- moi” (1967), de Robert Nyel y Gaby Verlor. Escrita para un estriptis, le fue ofrecida a Greco al fracasar el matrimonio de los autores. Fue prohibida su emisión en las radios, pero tras su pase en Télé Dimanche se convirtió en un gran éxito.

Siempre en activo
23 / 23

Siempre en activo

Juliette Greco se mantuvo en los escenarios hasta el nuevo siglo y nunca dejó de grabar discos con canciones que han quedado como referentes de la chanson francesa. En 2009 grabó “Le désserteur” de Boris Vian en el que fue su último disco.

Temas

Recomendamos

0
comentarios