Menú

Los desnudos de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, Pin Up y símbolo sexual. Aparte de su trayectoria cinematográfica, el legado de Marilyn nos deja imágenes de una sensualidad y magia nunca igualada. | Luis Fernández

Chica de calendario
1 / 22

Chica de calendario

En 1945, el fotógrafo de calendario André de Dienes realizó una serie de fotografías con una principiante Norma Jane, que buscaba un lugar al sol del cine de Hollywood. Ese año ingresó en la agencia de modelos Blue Book.

Norma Jane
2 / 22

Norma Jane

Cuando Marilyn Monroe todavía se llamaba Norma Jane, fue modelo de calendario para el dibujante de pin-ups Earl Moran. Él mismo hizo la sesión de fotos previas a una jovencísima aspirante a estrella que disfrutaba posando desnuda.

Luminosidad
3 / 22

Luminosidad

David Conover, el fotógrafo que la descubrió, dijo que "Su rostro tenía una cualidad luminosa. Una fragilidad combinada con una vibración sorprendente". La actriz en ciernes apenas contaba con dieciocho años. Había nacido en el 1 de junio de 1926.

Fresca y vivaz
4 / 22

Fresca y vivaz

En la primavera de 1945, Norma Jane fue reconocida como el sueño de los fotógrafos. Había en ella algo fresco y vivaz que aparecí en cuanto disparara o comenzara a rodar la cámara.

En bandeja
5 / 22

En bandeja

Esta espectacular foto de Norma Jane posando en una cesta como un regalo con un gran lazo se tomó durante la sesión fotográfica de Earl Moran, fase previa para la realización del dibujo de una chica de calendario.

Torera
6 / 22

Torera

Foto de estudio de Norma Jane en 1947 y el dibujo resultante de Earl Moran con Marilyn Monroe disfrazada de torera.

Chiflada
7 / 22

Chiflada

Marilyn adoraba posar desnuda. Sabía que la gente no prestaba atención a los modelos que vestía, se fijaba en su cuerpo. "Una vez —cuenta la estrella—, pregunté por qué tenía que ponerme un traje de baño para un anuncio de pasta dentífrica. Me miraron como si estuviera chiflada".

Atractivo sexual
8 / 22

Atractivo sexual

Esta es una de las más espectaculares fotos de la sesión que realizó Earl Moran en 1946. Al lograr la fama, nunca renegó de su desnudez. Aquí ya aparece la magia que la haría mundialmente famosa: una combinación de ingenuidad y resplandeciente atractivo sexual, alejado de la vulgaridad.

Mamá Noel
9 / 22

Mamá Noel

No podía faltar, en su etapa de pin-up, la clásica pose con el traje de Papá Noel delante del árbol de Navidad, luciendo su sonrisa y cada vez más teñida de rubio, buscando su identificación con la rubia platino Jean Harlow.

¡Cámara!
10 / 22

¡Cámara!

El fotógrafo Laszlo Willinger, quizá uno de los que supo sacarle mejor partido a la futura Marilyn, dijo que en cuanto veía una cámara se iluminaba y se convertía en otra mujer. al apagarse las luces volvía a hundirse en un estado insignificante.

Miss Cheesecake
11 / 22

Miss Cheesecake

Ya con su nombre artístico, Marilyn siguió posando para las portadas de numerosas revistas, convertida por los numerosos fans en miss Cheesecake. Un título que revalidó a lo largo de los años 40 y 50.

Rubia tonta
12 / 22

Rubia tonta

En su proceso de transformación en la nueva rubia platino de los años 50, Marilyn protagonizó en pequeño papel en La jungla de asfalto (1950), de John Huston. Una excelente interpretación que le sirvió para lograr otro pequeño papel en Eva al desnudo (1950), donde comenzó a resplandecer como rubia tonta.

Cirugía estética
13 / 22

Cirugía estética

Uno de los primeros manager de Marilyn, Johnny Hyde, la convenció para que un cirujano de Beverly Hills le extirpara una pequeña protuberancia cartilaginosa de la punta de la nariz y le insertada una prótesis de silicona en forma de media luna en la mandíbula, debajo de la encía inferior, para suavizar su rostro.

Línea del pelo
14 / 22

Línea del pelo

El magnate Harry Cohn le ofreció un contrato de seis meses con una única condición, que mediante electrólisis retrocediera la línea del pelo en la frente, como había hecho con Rita Hayworth, y se tiñera el pelo de rubio platino, para convertirla en la nueva Jane Harlow.

Actors Lab
15 / 22

Actors Lab

Marilyn no era tan frívola como aparentaba en las fotos de calendario y en sus películas, encasillada como la rubia tonta. En 1947 participó en las clases del Actor's Laboratory, sucursal en Los Ángeles del Group Theater de Nueva York, y siempre trató de superar su complejo de inferioridad.

Piernas largas
16 / 22

Piernas largas

Earl Moran y Marilyn trabajaron juntos durante cuatro años y acabaron siendo muy amigos. En sus pinturas, Moran supo estilizar el cuerpo de Norma Jane alargando sus piernas, que eran cortas y un poco regordetas.

Marilyn en Playboy
17 / 22

Marilyn en Playboy

La primera portada de Playboy fue para Marilyn Monroe. En su interior se publicaba por primera vez la foto de Marilyn desnudo realizada por Tom Kelly, inédita hasta ese momento. Se vendieron 53.991 revistas y Marilyn cobró 50 dólares por la sesión.

Nº 1 de Playboy
18 / 22

Nº 1 de Playboy

La famosísima fotografía del numero uno de Playboy de Marilyn Monroe fue realizada por Tom Kelley en 1948 y publicada en diciembre de 1953, el año del triunfo de Marilyn Monroe con Niágara. La tituló "Sueños dorados"

Sueños dorados
19 / 22

Sueños dorados

De la sesión de Tom Kelly sólo sobrevivieron dos retratos: "Una nueva arruga", un cenital con la estrella sobre una cortina arrugada, y "Sueños dorados", con los pechos desnudos y la pierna flexionada para ocultar el sexo.

Deseo carnal
20 / 22

Deseo carnal

Con el personaje de Marilyn Monroe plenamente cuajado, bajo contrato con la 20th Century Fox, Marilyn siguió posando para portadas, calendarios, postales y demás gadgets publicitarios, ahora bajo las órdenes del departamento de publicidad del estudio, sin que supieran qué hacer con ella.

La espuma
21 / 22

La espuma

Sam Shaw la fotografió a lo largo de su carrera. El estudio realizaba numerosos reportajes para afianzar el personaje de Marilyn Monroe hasta que consiguió imponerse con Niágara (1953).

Postal
22 / 22

Postal

Esta foto de Marilyn totalmente transformada en la nueva luminaria de la 20th Century Fox dio la vuelta al mundo en postales y portadas de revistas. Fue tan imitada que surgieron rubias tontas en todas la cinematografías del mundo, pero ninguna consiguió su atractivo sexual y popularidad como uno de los iconos del siglo XX.

Temas

Recomendamos

0
comentarios