Menú
0

18 razones por las que un viaje a Oporto no defraudará a niños ni a mayores

Oporto mantiene la esencia tan característica y genuina de esta ciudad del norte de Portugal y segunda población del país luso. Oporto es decadencia y al mismo tiempo vitalidad. Pasear por sus estrechas callejuelas la convierte en una ciudad misteriosa pero también luminosa que ofrece planes que no defraudarán a nadie, tanto a los más pequeños, como a los mayores ya que esta urbe contiene todos los ingredientes para agradar a todo tipo de viajeros, siempre teniendo en cuenta su orografía peculiar, dificultosa en algunas zonas donde las cuestas son muy empinadas. En esta ciudad es posible ver una de las estaciones de tren más bonitas del mundo y durante la misma jornada realizar una visita a alguna de las bodegas de su más preciado tesoro: el vino de Oporto.   

0
comentarios