Menú
las pin-up más desatadas

Octobriana, la pin-up soviética

Octobriana es una de las pin-up más desatadas. Las heroínas despelotadas fueron todo un fenómeno en los años 70, siguiendo la estela de la historieta francesa. Octobriana, la pin-up más crítica con el comunismo, es una de las más friquis, pero hay más.

Contracultura
1 / 25

Contracultura

La singularidad erótica de estas heroínas, heredada de la revolución sexual jipi, el influjo de las drogas alucinógenas y los experimentos contraculturales más extremos made in USA, la seguía marcando el deseo masculino de sus autores.

Brutalidad bolchevique
2 / 25

Brutalidad bolchevique

Todas ellas eran excitantes lolitas dispuesta a la "acción". Fantasías eróticas masculinas cuya plasmación señera fue el tebeo sadomasoquista de Stanton y John Willie, que influyó en el diseño de un nuevo tipo de heroína del cómic fino, ajeno a la represión sexual dominante hasta entonces y a las gigantas revolucionarias y sexualmente voraces de Crumb y Octobriana, auténtica salvaje bolchevique.

Barbarella
3 / 25

Barbarella

La aparición de Barbarella, dibujada por Jean-Claude Forest en 1962, coincide con la valorización intelectual del tebeo como el Noveno Arte. Barbarella representa la irrupción en un medio infantil y juvenil de un personaje femenino liberado de prejuicios sexuales y con un comportamiento lascivo, sólo indicado entonces para lectores adultos. Le seguirían un pléyade de heroínas desnudas como Jodelle, Pravda, Modesty Blaise y Saga de Xam. Pero la más friqui fue Octobriana.

Feminismo sexy
4 / 25

Feminismo sexy

El rasgo distintivo no sería tanto su independencia como su abierta sexualidad. Ser las protagonistas de sus propias aventuras exóticas, con trajes ajustados sexys, ya lo había sido, y con un carácter marcadamente feminista, Wonder Woman. Le había seguido un spin off del Capitán Marvel, su hermana Mary Marvel, dibujada con los rasgos de Judy Garland, Catwoman, Némesis de Batman, y Superniña, prima del hombre de hierro, personajes todos ellos creados a partir de 1940, en contraposición a las pin-ups.

La valquiria soviética
5 / 25

La valquiria soviética

El ciclo de las heroinas despelotadas se cierra en los años 70, siguiendo la estela de la historieta francesa de calidad con protagonista femenina liberada sexualmente. En 1971 aparece en Londres y Nueva York el trabajo de unos disidentes rusos que habían logrado sacar de Moscú un cómic erótico protagonizado por "Octobriana".

Pterodáctilo CCCP
6 / 25

Pterodáctilo CCCP

"Octobriana" es una desmesurada y erótica heroína del cómic underground ruso que lucha contra los soviéticos a lomos de un pterodáctilo, dispuesta a recuperar los genuinos valores comunistas, prostituidos por Stalin.

Petr Sadecky
7 / 25

Petr Sadecky

Esta sátira política iba firmada por Petr Sadecky, un disidente checo que inauguraba en el campo de la contestación underground rusa el cómic político y pornográfico antisoviético, sin duda influido por las pin-ups de la cultura popular, Barbarella pero más si cabe por el cómix contracultural norteamericano de Richard Crumb.

Underground ruso
8 / 25

Underground ruso

Pero la realidad de este cómic ruso era muy otra. "Octobriana and the Russian Underground" fue dibujada por un equipo de dibujantes checoslovacos seguidores de la contracultura yanqui, con guión de Petr Sadecky, quien robó los dibujos y los transformó para que pareciera que Octobriana luchaba contra el totalitarismo soviético.

Political Pornography
9 / 25

Political Pornography

Respondía, como el grupo disidente al que se suponía pertenecían sus dibujantes, a una fantasmal organización crítica, la PPP, localizada en diversos puntos de Rusia, y cuyas siglas significaban "Progressive Political Pornography", o también SAPozhniki: “Soviet Anticomunist Pornography”.

Disidencia porno
10 / 25

Disidencia porno

En Rusia, la posesión de pornografía se castigaba con tres años de internamiento en un campo de concentración.

Estrella roja
11 / 25

Estrella roja

Originalmente, el tebeo se llamaba Amazona y era políticamente inocuo. Esta heroína rusa fue concebida como una réplica mongola de las heroínas sexualmente liberadas de Occidente, Petr Sadecky le pintó una estrella roja en la frente para politizarla.

Tebeo de pega
12 / 25

Tebeo de pega

Del tebeo, apenas llegaron a dibujarse dos docenas de viñetas para el total de los tres partes que Sadecky dijo que constaban las aventuras de esta contestataria de pega. Cuanto puede verse son unas tiras protagonizadas por una Amazona que lidera una horda de salvajes bárbaros contra la Civilización.

Heroína situacionista
13 / 25

Heroína situacionista

En verdad, Octobriana, como la primera heroína antisoviética friqui, nunca existió. Fue como un acto situacionista.

Friquitud liberacionista
14 / 25

Friquitud liberacionista

Que la friquitud occidental más esnob la tomara por un mito del liberacionismo soviético y al PPP por un grupo underground antisistema se debe al camelo que Sadecky inventó para el libro que publicó Harper & Row en 1971, muy influyente en la estética friqui de la era del glam.

Camelo
15 / 25

Camelo

Para culminar esta rocabolesca historia antiestalinista, Petr Sadecky, que ha figurado desde su publicación en Londres como ideólogo y autor del cómic, era un espía de la policía checoslovaca que murió en Alemania oriental en 1991, a los 48 años, de un tumor cerebral.

Verdaderos creadores
16 / 25

Verdaderos creadores

Los verdaderos autores fueron Bohumil Konecny (1918-1990), un prestigioso dibujante checo, y el pintor Zdenek Burian (1905-1981), autor de las portadas. Hoy sus derechos están en el dominio público al no haberlos reclamado ninguno de los dos.

Bulos de su autoria
17 / 25

Bulos de su autoria

En los últimos años, el álbum original y el personaje de Octobriana han conocido una popularidad inesperada, quizá debida a la extraña historia de su autoría y los bulos que corren sobre su creación.

David Bowie
18 / 25

David Bowie

Su mitificación friqui comienza con el tatuaje de Octobriana en el brazo del cantante Billy Idol. Éste conocía el tebeo y sabía que David Bowie se había pintado un disco blanco en la frente porque Octobriana lucía una estrella roja en la suya, así que, años después, decidió tatuarse a esta superpotente jaca mongola en el brazo.

Octobriana y Amanda Lear
19 / 25

Octobriana y Amanda Lear

Además, David Bowie estuvo interesado en producir una película protagonizada por la cantante alemana transexual Amanda Lear en 1974, pero el proyecto nunca llegó a realizarse. Existe un cortometraje underground finlandés dirigido por Jyrki Pitka y Risto L. J. Tuominen e interpretada por Noora Piili y Antti Reini, titulado "Octobriana and The Finger of Lenin" (2003), basado libremente en las nuevas aventuras de Octobriana, realizadas por dibujantes ingleses.

Prima de Vampirella
20 / 25

Prima de Vampirella

Curiosamente, Octobriana comenzó a publicarse en las páginas inglesas de "Vampirella", otra heroína friqui con trikini superceñido, casi soldado a sus alucinantes curvas, dibujada por Frank Frazetta y el español José González, entre otros muchos, a comienzos de los años 70.

Universo bárbaro
21 / 25

Universo bárbaro

Todas esta heroínas pop nacidas del auge del friquismo y la revolución sexual tienen en común habitar universos bárbaros, ya sea un mundo futuro como el de Barbarella, cuyo nombre lo sugiere, como Octobriana, amazona mongola que tanto monta a lomos de un pterodáctilo que de un bisonte.

Universo antioccidental
22 / 25

Universo antioccidental

Ese universo bárbaro es la metáfora que lo friqui aporta a la revolución sexual y la contracultura de los años 60, en lucha abierta contra la cultura Occidental.

Nuevas valquirias
23 / 25

Nuevas valquirias

En todos ellos destaca la figura de la heroína desnuda, armada como una valkiria y perdida en un mundo imaginario sin sentido. Como si los referentes culturales estables hubieran desaparecido y estas poderosas diosas eróticas y depredadoras se movieran en mundos sin ley, sin orden ni lógica, como la guerrera montada en un dragón volador de la fantasía heroica "Heavy Metal" (1981), culminación de las heroínas vengadoras del friquismo pop en el cine.

Contraportada
24 / 25

Contraportada

Contraportada del libro sobre "Octobriana" publicado por Harpers & Row, Publishersen en Londres en 1971.

25 / 25

Recomendamos

0
comentarios