Menú

Stone Town, la parada perfecta de Tanzania

Viajar a la isla de Zanzíbar es algo más que recorrer sus extensas y paradisíacas playas. También invita a descubrir cómo es la vida más allá de los hoteles de lujo y patear las calles llenas de historia. Destino final de muchos viajeros que desean descansar después de unos días de safari en Kenia o Tanzania, la isla de las especias ofrece una parada obligatoria en la ciudad de piedra, famosa por ser el lugar que vió nacer a Freddie Mercury o el puerto que vio partir a exploradores como Livingstone.

1 / 13

Stone Town, perteneciente a la ciudad de Zanzíbar, es un antiguo centro de negocios que cuenta con mezquitas y un laberinto de callejuelas. En el mercado de Darajani, de principios del siglo XX, los lugareños se reúnen para comprar productos agrícolas, especias y marisco.

2 / 13

El tiburón también tiene su demanda en el mercado de Darajani.

3 / 13

Cuando la trata de esclavos fue abolida en 1873, sobre el lugar de comercio y azote fue construida la Anglican Christ Church Cathedral.  La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO hace 18 años, al ser una de los lugares más importantes de la cultura swahili.

4 / 13

Cruz de Livingstone. Cuando el famoso explorador murió, su corazón quedó enterrado debajo de un árbol en África que, años después, también murió y con cuya madera se realizó una cruz que hoy descansa en el altar de la catedral.

5 / 13

“Memorial para los esclavos”, en el que estatuas encadenadas sobresalen de una semi-tumba recordando las antiguas salas de contención y conmemorando las vidas perdidas.

6 / 13

Estatua de un hombre situada en el lugar donde se realizaba la compraventa de esclavos para envío a otras partes del mundo.

7 / 13

Mujer esclava situada a uno de los lados de la catedral.

8 / 13

Sala semi-soterrada usada para alojar a más de 50 esclavos, que eran mantenidos allí durante tres días sin comer para probar sus capacidades físicas. Muchos morían de sofocación y hambre, aquellos que sobrevivían eran llevados a la subasta de esclavos.

9 / 13

Casa de Freddy Mercury, el líder de Queen nació y vivió durante su infancia en Stone Town. Visitar la Mercury House, sirve para continuar ensalzando la figura de uno de los más grandes artistas de todos los tiempos. 

10 / 13

La Casa de las Maravillas (Beit el-Ajaib) es un elegante edificio construido en 1883 por el sultán Barghash como palacio ceremonial. Aunque no está en buen estado de conservación, en su interior se aprecia la opulencia y riqueza de tiempos pasados.

11 / 13

Antiguo fuerte situado junto a la Casa de las Maravillas fue construido en 1689 por los omaníes para defenderse los portugueses.

12 / 13

Stone Town, un laberinto de callejuelas donde perderse. 

13 / 13

El estado de sus calles contrasta con el esplendor de su pasado, cuando Stone Town vivió tiempos de gloria comerciando con marfil y especias.

Temas

0
comentarios