Menú

Ningún funcionario será despedido en Hawái por dar la falsa alarma del misil nuclear

Un trabajador eligió mal entre dos opciones de un menú desplegable en un programa de ordenador. Ni él ni quienes lo diseñaron serán despedidos.

0
Ningún funcionario será despedido en Hawái por dar la falsa alarma del misil nuclear
Pantallazo del mensaje de alarma. | Europa Press

Durante cuarenta minutos de la mañana de este sábado, el pánico recorrió Hawái. Millón y medio de hawaianos creyeron que iban a morir, llamaron a sus seres queridos para despedirse y algunos incluso metieron a sus hijos en las alcantarillas para que tuvieran más posibilidades de sobrevivir. Habían recibido alertas a sus móviles que aseguraban que un misil nuclear estaba de camino y las televisiones mostraban un mensaje más largo y detallado pidiendo a la gente que se quedara en sus casas lejos de las ventanas o buscara refugio si se encontraba fuera. Pero fue un "error humano". Los responsables de enviar la falsa alarma tardaron 40 minutos en enviar una rectificación.

El miedo a las amenazas de Corea del Norte llevó a las autoridades del estado de Hawái a tomar medidas a finales del año pasado. Se recuperaron las sirenas de aviso de la época de la Guerra Fría y decidieron someter con frecuencia a los empleados del servicio de emergencia (HEMA) a simulacros. Como parte de estos ejercicios, un funcionario debía enviar el sábado al comienzo de su jornada un aviso de prueba a través de un programa de ordenador. Para ello tenía un menú desplegable con dos opciones: "Probar alerta de misiles" y "Alerta de misiles". Pulsó el segundo. Le apareció la clásica ventana de confirmación, que cabe supone que no diría "¿Quiere matar de miedo a medio Hawái? Aceptar / Cancelar", porque confirmó el envío.

HEMA tardó cuarenta minutos en usar sus sistemas para tranquilizar a la población y asegurar que era una falsa alarma pese a que tardó poco más de diez en decirlo en Twitter. La razón es que sus sistemas no permitían cancelar un aviso. El organismo asegura ahora que se ha modificado el sistema para obligar a que dos funcionarios tengan que dar su visto bueno antes de lanzar la alarma y que pueda cancelarse con facilidad, según informa The Washington Post. Pero seguramente alguien pagará personalmente por esto, ¿no? Pues no. Ni dimisiones ni despidos.

Nadie ha dimitido y el funcionario en cuestión ha sido simplemente reasignado temporalmente a otro puesto pero no hay ninguna intención de despedirlo, según explica Richard Rapoza, el portavoz del HEMA. "Parte del problema es que era demasiado fácil para cualquier cometer un error de este calibre. Vamos a asegurarnos de no castigar a nadie, sino de solucionar los problemas con el sistema. Sé que está siendo una situación muy difícil para él". Por su parte, el director del HEMA, Vern Miyagi, ha declarado: "El tipo se siente mal, ¿sabe? No lo ha hecho a propósito. Fue un error por su parte y se siente fatal por ello."

"En este momento, nuestra principal preocupación es asegurarnos de hacer todo lo necesario para tranquilizar a la opinión pública. No es momento de señalar con el dedo", concluyó Rapoza. También es posible concluir que la opinión pública no se sienta tranquila sabiendo que ni el funcionario que cometió el error ni el director que no se aseguró de que no pudiera cometerlo van a seguir en sus puestos. Las autoridades federales ya han mostrado su preocupación por la posibilidad de que si se grita que viene el lobo cuando no es así luego los ciudadanos no hagan caso cuando el aviso sea de verdad.

En cualquier caso, ningún medio importante está haciendo de esto el gran escándalo que sería si pudieran echarle la culpa a Donald Trump o a cualquier republicano. ¿La razón? Hawái está gobernado desde los años 50 por los demócratas. Actualmente el gobernador es demócrata, la totalidad de los 25 senadores del estado son demócratas y 46 de los 51 representantes son demócratas, después de la líder de la minoría republicana se cambiara de partido el año pasado. Así que si finalmente alguien asume su responsabilidad, no será por la presión mediática.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation