Menú

Las contundentes pruebas de Giuliani: camiones ilegales, confidentes de Smarmatic, funcionarios corrompidos...

El equipo jurídico de Trump ha detallado las evidencias que ya tienen en sus manos y "que los medios intentan ocultar".

0
El equipo jurídico de Trump ha detallado las evidencias que ya tienen en sus manos y "que los medios intentan ocultar".
El ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani explica las denuncias de fraude electoral. | EFE

Los abogados de Donald Trump están completamente seguros del fraude electoral. El equipo jurídico ha presentado en una rueda de prensa todas las evidencias que tienen ya en sus manos. La comparecencia duró más de dos horas y los letrados dieron nombres, fechas y lugares. En su argumentación, el reconocido letrado y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ha relatado cómo se fraguó el fraude electoral con todo tipo de detalles y además ha adelantado que todavía tienen líneas de investigación abiertas con un enorme volumen de pruebas.

"Los medios ocultan el fraude"

Giuliani quiso también dirigirse a los medios de comunicación. Muy afectado por la censura que están viviendo los republicanos, el abogado de Trump dijo claramente que "la prensa está mintiendo a la gente". Sobre todo cuando el mainstream mediático sentencia que no hay pruebas. "Tenemos las evidencias. No saben lo frustrante que es ver cómo los medios dicen que no tenemos evidencias. No sé qué es lo que necesitan para despertarse y para que informen a la gente, les guste o no. Esto que está pasando es real. No son inventos. Nadie está aquí contando fantasías. Estuve en cientos de casos, procesé a algunos de los criminales más peligrosos de este mundo. Y puedo probar que Trump ganó en Pensilvania por 300.000 votos. Puedo probar que Trump ganó en Michigan por 50.000 votos. Los resultados en estos estados se dieron la vuelta en la noche de las elecciones todos al mismo tiempo, y tenemos testigos que así lo confirman", dijo contundente ante los medios.

El enfado del abogado, que fue considerado un héroe en los EEUU por meter en la cárcel a líderes de la mafia, resulta más que compresible. Hasta ahora el 90% de medios generalistas no han dado ningún tipo de cobertura a la narración de las evidencias de Lin Wood, Sidney Powell o el mismo Giuliani. De hecho, el equipo de Trump asegura que "los medios están ocultando el masivo fraude electoral".

Y esto no ha hecho nada más que empezar, porque Giuliani señala que tienen testigos demócratas, mil declaraciones juradas bajo pena de cárcel, camiones de madrugada con votos ilegales, papeletas de zombis, fiscales electorales corrompidos, pruebas del software de Dominion manipulado y sufragios de personas que no existen. Pero las pruebas físicas las mostrarán todas ante los jueces, han advertido. Lo que se resume es una muestra de algunas de las evidencias que han encontrado.

Una fiscal demócrata confiesa

En la exposición de los hechos sonó el nombre de Jesse Jacob. Y atención a lo que ha atestiguado esta funcionaria demócrata de Detroit. En su declaración jurada contó que varias autoridades de su ayuntamiento la enseñaron cómo cometer fraude en esta elección de 2020. La mujer desvela que la entrenaron para cambiar los sobres de los votos por correo que llegaban fuera de fecha para que figuraran como entregados antes del 3 de noviembre. Esta artimaña la utilizaron para dar por buenos decenas de miles de votos. Y no solo estaría ella implicada, "tenemos a muchos más funcionarios confesores y gente del entorno", aclaró Giuliani.

Y ahí no queda la cosa. Jesse Jacob narra en su declaración que las autoridades la instruyeron para que no exigiera identificación a la hora de votar. ¿Qué quiere decir esto? Pues que ha habido también miles de votos sin nombres del votante. A saber.

Camiones de madrugada en Michigan

Pero en Michigan se cometieron más delitos aún, y muy graves, apuntaba Giuliani. En el hilo de las declaraciones juradas, dos fiscales electorales, que estuvieron en las mesas, describen que vieron un camión que no era del Servicio Postal, con empleados que tampoco iban con el uniforme del trabajo.

Les llamó mucho la atención que apareciera ese vehículo de la nada y a las cuatro y media de la madrugada. ¿Y qué pasó? Pues tal y como los funcionarios comentan, repentinamente salieron del camión miles de boletas. Los supuestos trabajadores traían a Detroit unos 100.000 votos por correo. Y casualmente el 100% de todos los sufragios eran para Biden. Las pruebas además apuntan a que no sería el único camión que apareció de incógnito con votos inesperados.

Pero es que no solo estos tres fiscales electorales admiten que hubo corrupción. Giuliani confirma tener más de 200 declaraciones juradas de este tipo que corroboran estos hechos delictivos y premeditados. Entre ellos, el de otros fiscales de mesa que vieron decenas de miles de votos que eran procesados no solo una vez, sino hasta cinco veces. Es decir, que una misma boleta contaba en las máquinas hasta cinco veces y a la vista de otros funcionarios.

Corrupción en Pensilvania

Esta misma operación se habría dado en Michigan, Wisconsin, Nevada, Georgia y Pensilvania. "El 90% votos que llegaron posteriormente a la fecha de las elecciones a las diferentes ciudades de los estados fueron para Biden. Es absurdo", criticó Giuliani.

Además, la labor descomunal de recopilación de pruebas de esta élite de abogados no para. En dos semanas han firmado declaraciones juradas de centenares de observadores y fiscales demócratas y republicanos. Ojo. El exalcalde Nueva York habla de "un plan sistemático de fraude en las ciudades controladas por demócratas y con antecedentes de corrupción".

Votantes del siglo XIX

Y parece que todo valía. Los muertos nunca participaron tanto en unas elecciones como las del 2020. En este extracto se puede ver la fecha de nacimiento de los votantes en Pensilvania: año 1850, 1900…

pensilvania-muertos.jpg

También en Pensilvania, la defensa de Trump ha encontrado que 15.000 personas se llevaron un chasco cuando fueron a votar. Resulta que el 3 de noviembre ya habían votado por ellas otros individuos. ¿Quiénes? Ah, pues vete a saber. ¿Cómo se hizo?

Pues en base a los affidavits (declaraciones juradas) presentados, los fiscales de mesa declaran que fueron enseñados y recibieron órdenes de las autoridades demócratas de votar por la gente que no había ido a las mesas. Pero, atención, cuando se encontraron que los que no iban a acudir a votar sí fueron, pues se montó el lío. Lío del que Giuliani comunicó que tienen todas las pruebas, pese a que los medios digan lo contrario.

Wisconsin

En Milwaukee, el jurista describe que sucedió como en otros estados. A los observadores republicanos los mandaron a freír espárragos. Y así han encontrado los abogados de Trump hasta 100.000 votos de personas que no figuran registradas en ningún sitio. ¿Quiénes son? Pues nombres inventados.

Esos votos ilegales debían haber sido eliminados, pero, claro, casualidades de la vida (otra vez), iban todos para Biden y se contabilizaron. De no haberse efectuado el registro de estos sufragios ilegales, Trump habría ganado Wisconsin. Recordemos que aquí también se paró el conteo, empezaron los misterios, y Biden aventajó así por las buenas en 30.000 votos al republicano, que empezó ganando en este estado.

Otra de las evidencias en Michigan es que en Milwaukee se produjo un sobrevoto. Los investigadores encontraron que había más votos que gente registrada en la ciudad. "Tenemos distritos con el 200% y hasta 300% de sobrevoto", defendió Giuliani.

Por último, en Georgia, otro de los estados claves, Giuliani informó de que van a presentar otra demanda. En este estado ha habido un recuento pero hecho a su manera. No hay una auditoría, por lo que el letrado sabe que no van sacar a la luz votos ilegales. Y aquí también cuentan con numerosas declaraciones juradas. En ellas alegan "haber sido echados de las mesas y no poder ver con claridad las boletas". En Arizona sucede lo mismo y aquí la investigación estaría todavía en proceso de recopilación de pruebas.

Smarmatic y Dominion

El papel del software de Smarmatic, subsidiaria de Dominion Voting System también es fundamental en el fraude y formó parte del mismo, ha reseñado Powell. El escándalo sería mundial. La abogada de Trump asegura tener confidentes de la empresa que han firmado declaraciones juradas, tal y como informó otro los letrados de Trump, Lin Wood y recogió Libertad Digital.

"Las desviaciones numéricas en los votos son imposibles matemáticamente. Por ejemplo, llegaron 186.000 votos de repente y todos eran para Biden. Ya no hablo de una curva, sino de picos masivos verticales, después justo de que se detuviera el conteo. Ahí interviene Dominion inyectando los votos necesarios en el sistema. Estas máquinas son hackeables y podemos probarlo. Las elecciones fueron fraudulentas en Venezuela y Argentina, con el fin de que sus políticos corruptos se perpetuaran en el poder. Pues no nos van a intimidar, vamos a destapar el mayor caso de corrupción política", concluyó Powell visiblemente emocionada.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios