Menú

Legisladores de Pensilvania descubren 202.377 votos más que votantes: "Los números no cuadran"

Donald Trump ha afirmado que el error encontrado en el resultado electoral le otorgaría a él la victoria en este estado clave.

0
Donald Trump ha afirmado que el error encontrado en el resultado electoral le otorgaría a él la victoria en este estado clave.
Trabajadores electorales en Georgia | EFE

Donald Trump y su equipo de abogados continúa luchando por demostrar que hubo fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2020 en EEUU. El 6 de enero está a la vuelta de la esquina y los letrados del todavía presidente de la nación americana siguen interponiendo demandas en tribunales estatales. Ahora, a la pelea judicial, se suma otra evidencia encontrada en Pensilvania, uno de los estados del campo de batalla, por los legisladores republicanos.

Según indican en un comunicado oficial, los 17 legisladores republicanos, que han sometido a escrutinio el conteo de votos, alegan que en Pensilvania hubo 202.377 votos emitidos más que votantes. Es decir, hubo más votos que personas votando. Para descubrir este dato revelador se comparó las cifras de los condados con los del SURE (Registro Uniforme de Electores del Estado) del 3 de noviembre.

Para los legisladores, "los números no cuadran" y apuntan hacia una prueba irrefutable que demuestra un resultado electoral erróneo. Y es que a partir de las cifras del Departamento de Estado, los republicanos han deducido que se emitieron 6.962.607 votos en total, mientras que los registros del SURE indican que únicamente votaron 6.760.230 de personas. La gran diferencia entre estas cifras es superior a los 80.555 votos con los que se proclamó ganador al candidato demócrata, Joe Biden, en Pensilvania.

En su valoración, los legisladores afirman que la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales en Pensilvania fue "absolutamente prematura, sin confirmar y errónea". O lo que es lo mismo, se hizo a toda prisa y sin cerciorarse de que no hubiera fallos en el conteo final de votos, incluso, se insinúa que esta mala actuación pudo ser premeditada.

"El número de votos contados y el número de votantes que verdaderamente existían y fueron a votar suponen una discrepancia preocupante", criticaron los legisladores republicanos. Por esta razón, señalan y responsabilizan de la grave infracción a los funcionarios y supervisores encargados de que no ocurrieran este tipo de incidencias. "Estas evidencias ponen en duda la exactitud del SURE, la coherencia en la aplicación del Código Electoral de Pensilvania de condado a condado, y la competencia de los supervisores de las elecciones en nuestro Estado", reza el informe. Por tanto, culpan a la secretaria de Estado, Kathy Boockvar, y al gobernador Tom Wolf, ambos demócratas, de haber acelerado una certificación que es incorrecta.

Donald Trump, de inmediato, ha celebrado los hallazgos de los legisladores de Pensilvania y ha aplaudido el comportamiento leal que han tenido hacia el pueblo estadounidense y la Constitución de los Padres Fundadores. Además, ha recordado en su cuenta oficial de Twitter que el resultado fraudulento le otorgaría a él la victoria en este estado clave.

Trump critica a los RINO

Cabe recordar que el 6 de enero se acerca. Se trata del día en el que Congreso y Senado certifican al ganador de las elecciones presidenciales. Estas cifras erróneas de Pensilvania pasarán a formar parte del argumentario de los senadores y congresistas republicanos que objetarán los votos electorales de los estados en disputa. Dichas reclamaciones son necesarias para que el líder republicano tenga posibilidades de repetir mandato en la Casa Blanca. A su favor tiene a siete estados que han votado tanto por Joe Biden como por Trump, lo que presenta un inconveniente que las Cámaras tendrán que solucionar.

Para ello, Trump necesita que los miembros del Partido Republicano den un paso al frente y defiendan la integridad de las elecciones. En este sentido, el presidente ha aprovechado para alabar a los legisladores de Pensilvania y criticar a aquellos republicanos que prefieren mantenerse al margen del escándalo electoral.

"Los legisladores republicanos en Pensilvania afirman que se contaron 200.000 votos más en las elecciones de 2020 que los votantes (el 100% fue para Biden). El representante estatal Frank Ryan dijo que encontraron discrepancias preocupantes después de un análisis de los datos del día de las elecciones. Esa cifra está lejos de los votos que necesito para ganar en este estado, por no mencionar los cientos de miles de votos en otras categorías que aumentan mi ventaja, ya grande, hasta convertirla en una abrumadora ventaja. Necesitamos un liderazgo nuevo y enérgico. ¿Pueden imaginarse que los republicanos le robaran una elección presidencial a los demócratas? Todo el infierno estallaría. El liderazgo republicano solo quiere recorrer el camino de la menor resistencia. Nuestros líderes (¡no yo, por supuesto!) Son patéticos. ¡Sólo saben perder!, ha recalcado duramente el presidente.

Con estas declaraciones, Trump se refiere a los conocidos como RINO, (Republicans In Name Only), republicanos solo de nombre, una definición peyorativa que ha sido utilizada en los últimos años para dirigirse a los anti-Trump del partido, o bien, a aquellos republicanos que parecen miembros del Partido Demócrata debido a "sus ideas de centro".

No obstante, el presidente se ha mostrado tranquilo y confiado en los últimos días con respecto a lo que sucederá el 6 de enero. Su equipo legal sigue batallando y varios senadores y congresistas han confirmado que objetarán los votos electorales y así se lo harán saber al vicepresidente de EEUU y presidente del Senado, Mike Pence. De hecho, varios Congresistas de Texas han presentado una demanda pidiendo al tribunal que emita un fallo para que Pence tenga la autoridad exclusiva de determinar qué votos electorales contar para un Estado determinado.

Por el momento, Trump ha convocado a los votantes republicanos para el día de la certificación del ganador: "Nos vemos en Washington D. C. el 6 de enero", escribió el 27 de diciembre. Por ahora, lo que sucederá finalmente nadie lo sabe con certeza.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios