Menú

CNN y NBC pagaron más de 70.000 dólares a un activista de extrema izquierda por la grabación del asalto al Capitolio

John Sullivan, fundador del movimiento Insurgence USA, asaltó el Capitolio disfrazado de seguidor de Donald Trump.

0
John Sullivan, fundador del movimiento Insurgence USA, asaltó el Capitolio disfrazado de seguidor de Donald Trump.
Varios de los participantes en el asalto al Capitolio de los EEUU. | EFE

Si cuatro décadas después del 23-F aún permanecen borrosos buena parte de los detalles de un día en el que un golpe violento y evidente sirvió para tapar el verdadero golpe político, cuando apenas han pasado siete semanas del 6 de enero, son mínimas las certezas en torno al asalto al Capitolio de los Estados Unidos. Entre los últimos descubrimientos, se ha sabido que algunos de los grandes medios de comunicación del país pagaron –al menos– a un agitador antifa relacionado con Black Lives Matter, que viajó miles de kilómetros desde Utah a Washington para irrumpir en el edificio alentando a la multitud, y utilizaron lo que grabó desde su teléfono durante el asalto.

El violento en cuestión es John Sullivan, autodenominado activista de extrema izquierda y fundador del movimiento Insurgence USA, que asaltó el Capitolio disfrazado de seguidor de Donald Trump, al tiempo que incitaba a los manifestantes a seguirle. En su propio vídeo se le ve alentando a la multitud desde la explanada exterior al edificio hasta el momento en que Ashli Babbitt murió por el disparo de un policía mientras intentaba atravesar una ventana que comunica un pasillo con la oficina de Nancy Pelosi.

En defensa de su cliente, para el abogado Steven Kiersh "no se considera que Insurgence USA haya estado involucrado en ninguna actividad criminal". Como pruebas presentó varias facturas de algunos de los principales medios de los Estados Unidos, que muestran pagos de decenas de miles de dólares efectuados en los días posteriores al asalto. 35.000 de CNN, por el uso de una licencia de vídeo desde el 6 hasta el 13 de enero, 35.000 de NBC Universal Media con fecha del 27 de enero, 5.000 por "imágenes del sitio del Capitolio" para ser utilizadas en The Circus de Showtime sin fecha, y un pago de 2.375 dólares de la Australian Broadcasting Corporation con fecha del 27 de enero.

Según la fiscal federal adjunta Candice Wong, "Insurgence USA es el instrumento a través del cual Sullivan cometió los actos en cuestión. Es la razón por la que estuvo allí y de su participación criminal en los disturbios". Además, la funcionaria le calificó como "una especie de experto para los alborotadores". Por el contrario, en una entrevista en InfoWars, el propio Sullivan defendió sus actos: "Definitivamente no soy responsable de nada de lo que sucedió". También declaró voluntariamente ante el FBI y, de acuerdo con el informe, "afirmó ser un activista y periodista que grabó las protestas y disturbios, pero admitió no tener credenciales de prensa".

"¡Vamos a quemar esta mierda!"

El 6 de enero, durante el asalto al Capitolio, cuando Sullivan llegó a la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, dijo a los policías que la custodiaban que los asaltantes querían que se fueran a casa. Los agentes comenzaron a salir y miembros de la multitud se dirigieron hacia las puertas, con Sullivan gritando: "¡Vamos, tomemos esta mierda!". En el vídeo, que ha tenido difusión mundial, se puede ver a la multitud tratando de romper los cristales de la entrada y a Babbitt recibiendo un disparo letal.

Todavía en la calle, Sullivan grabó a los manifestantes empujando las barreras policiales y, conforme se acercaba al edificio, se le puede ver vociferando: "¡Vamos! ¡Esta mierda es nuestra! ¡Vamos a quemar esta mierda!". Frente a las puertas, custodiadas por las fuerzas del orden, se le escucha decir: "Tengo un cuchillo, dejadme delante", mientras el grupo rompía las ventanas y uno de los asaltantes exclamaba: "Nos están entregando el edificio", tras las invitaciones de los agentes a cruzar las vallas y su nula defensa de las escaleras y las puertas. Además, según el Departamento de Justicia, Sullivan "utilizó una silla para chocar con los oficiales e hizo constantes exhortaciones a quemar y romper cosas".

Agitador habitual

Tampoco la web del propio Sullivan hace pensar que se trate de un periodista ni mucho menos de un seguidor de Donald Trump. Por lo que se puede leer en el sitio, "Insurgence USA nació en 2020 en respuesta a la tragedia de Gorge (sic) Floyd", ya que "la falta de cuidado por la vida humana era inaceptable, así que nos propusimos acabar con la brutalidad policial. Luego nos propusimos empoderar y elevar las voces negras e indígenas".

Además, sobre acciones previas al 6 de enero, el Departamento de Justicia ha informado de que el activista se enfrenta a cargos por los disturbios acontecidos durante una protesta de Black Lives Matter que ayudó a organizar el pasado mes de junio en Provo (Utah), su ciudad natal. Poco después, en agosto, fue visto alentando a un grupo a atacar la Casa Blanca entonces habitada por Donald Trump, como recoge otro vídeo.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD