Menú

Rushdie perderá probablemente un ojo y sobrevive con respiración asistida

Además, tiene cortados los nervios de un brazo y el hígado dañado. La prensa clerical aplaude el intento de asesinato del escritor.

Además, tiene cortados los nervios de un brazo y el hígado dañado. La prensa clerical aplaude el intento de asesinato del escritor.
El escritor Salman Rushdie en Londres (Reino Unido) | NICK CUNARD / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Según un mensaje de su agente, Andrew Wylie, al The New York Times, Salman Rushdie es muy probable que pierda un ojo y sobrevive con respiración asistida.

El escritor fue brutalmente atacado ayer con un puñal por un joven musulmán mientras participaba en una conferencia en el noroeste del estado de Nueva York.

"No hay buenas noticias. Salman perderá probablemente un ojo y tiene cortados los nervios de un brazo, y el hígado también fue apuñalado y está dañado", señaló Wylie.

La policía del estado de Nueva York había informado previamente de que el escritor estaba ingresado en el Hospital Eire, en Pensilvania, y de que seis horas después del ataque Rushdie "seguía en el quirófano", lo que da idea de la gravedad de su estado.

El agresor, un musulmán de 24 años

El agresor, que ha sido detenido, es un joven de 24 años de nombre musulmán, Hadi Matar, y residente en Fairview, Nueva Jersey.

El detenido aún no ha revelado los motivos de su ataque, que se produjo a las 11 de la mañana hora local cuando Rushdie se disponía a participar en una conferencia sobre las ciudades refugio. No obstante, las primeras investigaciones de la Policía, recogidas por NBC News, revelan que Matar había mostrado simpatía en redes sociales con la Guardia Revolucionaria iraní, así como con el extremismo chií, pero no han podido confirmar vínculos directos con Teherán.

Condenado a muerte desde 1989

Desde 1989 pendía sobre Rushdie una condena a muerte, cuando publicó Los Versos Satánicos, una novela considerada blasfema.

Tras la publicación de la novela Rushdie recibió amenazas de muerte, incluida una fatwa que pedía su asesinato, emitida por el ayatola Ruhollah Jomeiní, entonces líder supremo de Irán, en febrero de 1989. Desde entonces el gobierno británico puso a Rushdie, escritor y ensayista británico-estadounidense de origen indio, bajo protección policial.

La prensa progubernamental iraní aplaude el ataque

Todavía no se ha producido una declaración oficial del Gobierno iraní, pero la prensa vinculada a las autoridades de la república islámica ha aplaudido el intento de asesinato de Salman Rushdie.

Mientras se espera la reacción oficial iraní, el diario ultraconservador Kayhan, cuyos responsables son directamente nombrados por el actual líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei, se han referido a Matar como un "hombre valiente y consciente de su deber" y aplauden que haya atacado "al apóstata y depravado Salman Rushdie". "Besemos las manos de quien desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo", agregó el diario.

Por su parte el portal Eghtesad Salem, también conservador, opina que el ataque contra Rushdie envía un mensaje a EEUU y a su Gobierno, "que deberán temer", sin importar el tiempo que pase "la venganza de Irán" tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque estadounidense en Irak en enero de 2020, un ataque defendido en su momento por Donald Trump por el que Irán emitió una orden de arresto contra Trump por asesinato.

Otros medios como el reformista Etemad se han limitado a informar del apuñalamiento contra Rushdie sin ofrecer opiniones al respecto, ni a favor ni en contra.

El único responsable iraní que se ha manifestado de momento ha sido el asesor del equipo de negociadores sobre el acuerdo nuclear iraní, Mohamed Marandi, quien se ha mostrado indiferente sobre el ataque a Rushdie y sus consecuencias. "No voy a llorar por un escritor que escupe un odio y un desprecio interminables por los musulmanes y el islam", ha publicado en su cuenta de Twitter en el que ha llegado a preguntarse sobre un posible vínculo entre el ataque y la proximidad de un acuerdo con Irán en las conversaciones nucleares de Viena.

Aunque en los últimos años algunas autoridades moderadas se fueron desvinculando de la fatwa de Jomeini contra Salman Rushdie, el estamento clerical del país nunca ha llegado a eliminar esa amenaza.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador