Menú

Un chicle mascado mete en la cárcel al asesino de una joven universitaria 44 años después

El ADN hallado en él coincide con el que había en el cuerpo de la víctima, "asesinada a golpes" en el campus universitario de Gresham (Oregón).

El ADN hallado en él coincide con el que había en el cuerpo de la víctima, "asesinada a golpes" en el campus universitario de Gresham (Oregón).
Robert Plympton cometió el asesinato de Bárbara Tucker con 17 años. | Policía de Gresham

Robert Plympton, de 60 años (17 en el momento de los hechos), ha sido declarado culpable del crimen de Barbara Tucker. Una universitaria de 19 años que fue hallada muerta el 15 de enero de 1980 en una zona boscosa cercana al campus del Mt. Hood Community College, en la ciudad estadounidense de Gresham (Oregón). Según el documento difundido por la oficina del fiscal del distrito, la joven fue "secuestrada, agredida sexualmente y asesinada a golpes".

Varios testigos describieron una terrorífica escena que habría tenido lugar la noche anterior. Vieron a una mujer con la cara ensangrentada y los pantalones manchados de barro que agitaba los brazos al filo de una carretera hasta que un hombre salió de unos arbustos y se la llevó. Pero nadie hizo nada. A la mañana siguiente, unos jóvenes encontraron su cadáver cuando se dirigían a sus clases en la universidad.

El caso -que no logró resolverse en el momento de los hechos- ha permanecido abierto hasta ahora. Por él, han ido pasando distintos detectives hasta llegar a las manos de Aaron Turnage en 2015. Las evidencias físicas que los agentes recogieron en la escena del crimen hace 44 años han sido revisadas y sometidas a nuevas técnicas de investigación forense periódicamente hasta que los avances científicos han permitido llegar hasta el culpable.

20 años sin sospechoso

En el 2000, el laboratorio criminalístico de la policía estatal de Oregón pudo desarrollar un perfil de ADN a partir de hisopos recolectados durante la autopsia de Tucker. Éste se comparó con los que había en las bases de datos pero no se produjo ninguna coincidencia y decidieron mandar los análisis genéticos realizados a Parabon NanoLabs, que realizaron distintas pruebas que revelaron una probable conexión con Plympton en 2021.

Es entonces cuando los investigadores encargados del caso pusieron vigilancia al sospechoso con el objetivo de recoger cualquier elemento en el que se pudiera haber producido una transferencia de material genético para llevarlo a analizar y comparar con el perfil genético del asesino de Bárbara. Así dieron con el chicle que ha permitido meter entre rejas al autor del crimen de la joven universitaria.

Gracias al chicle

Según explica el departamento de policía de Gresham en un comunicado, en una de esas vigilancias los agentes vieron que el varón escupía un chicle y lo recogieron. Tras ser analizado, comprobaron que el ADN coincidía con el que encontraron en el cuerpo de la víctima. El 8 de junio de 2021, Robert Plympton fue arrestado y acusado de los delitos de violación y asesinato. Aunque sólo ha sido declarado culpable de su muerte.

La juez Amy Baggio del Condado de Multnomah eliminó los cargos contra Plympton por la agresión sexual de la joven asesinada al entender que no había pruebas concluyentes de que los abusos se cometieran cuando Tucker aún estaba viva. En cualquier caso, ha sido condenado por uno de asesinato en primer grado y cuatro de asesinato en segundo grado. La sentencia se conocerá el próximo 21 de junio.

"Espero que la condena del Sr. Plympton pueda traer algo de paz a su familia y amigos, y a la comunidad de Gresham", ha señalado el jefe de policía Travis Gullberg. "El asesinato de Barbara fue impactante y el dolor, la pena y la pérdida se sintieron durante generaciones", ha añadido. "También quiero reconocer los desafíos que enfrentaron los investigadores a lo largo del camino".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios