Menú
Biden se alejaba del grupo y la mandataria italiana lo condujo de nuevo al lugar en el que se encontraban todos.

Delicado gesto de Meloni con un desorientado Biden en el G7

Biden se alejaba del grupo y la mandataria italiana lo condujo de nuevo al lugar en el que se encontraban todos.

Es algo ya recurrente. A cada acto al que acude el Presidente de EEUU, de 81 años, se produce un colapso del protocolo porque Joe Biden entra en una especie de estado de enajenación de la realidad. Se queda embelesado.

Este jueves durante la cumbre del G7, ante los mandatarios de Alemania, Canadá, Francia, Japón, Reino Unido, e Italia, anfitriona del evento, se ha producido una de las imágenes más inquietantes, de las cientos que circulan en redes sociales, del presidente norteamericano.

Tras un espectáculo de paracaidistas, en el que también estaba como invitada la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, los líderes aplaudían el aterrizaje y se agrupaban para la foto. Entonces Biden se ha alejado un poco del grupo y se ha puesto de espaldas a mirar para otro lado, como desorientado. Todos los presentes se daban cuenta pero medio paralizados y disimulando intentaban torpemente rectificar la posición. Sólo Giorgia Meloni, con gran habilidad escénica, ha logrado reubicar al estadounidense para que posara en el lado correcto.

Meloni, sin apartar la vista de los paracaidistas, del foco de atención del evento, con gran disimulo, rapidez y naturalidad ha avanzado para atrás hasta colocarse al lado de Biden; le ha tocado el brazo ligeramente para llamar su atención y ha posado junto a él como si nada, ajustándose la chaqueta. Toda una lección de movimiento escénico.

Muchos han destacado la sensibilidad de la italiana hacia una persona anciana.

Temas

0
comentarios