Menú

El empuje de Berlusconi aboca a Italia a nuevas elecciones

Bersani fue el más votado y ganó la Cámara de Diputados, pero el descalabro de Monti y la victoria de Berlusconi en el Senado le dejan sin opciones.

LIBERTAD DIGITAL
39
Berlusconi vota en las reñidas elecciones de este lunes | Cordon Press

Amarga victoria de Pier Luigi Bersani en las elecciones italianas. El líder de la coalición de centroizquierda, favorito en todas las encuestas, ha conseguido, por poco, la mayoría en la Cámara de Diputados pero tendrá muy difícil gobernar Italia. La victoria en escaños de Berlusconi en el Senado –gracias a las regiones del norte más pobladas– y el descalabro de la coalición centrista de Mario Monti dejan a Bersani sin margen de maniobra. La única opción de controlar el Senado pasaría por un pacto con el cómico antisistema Beppe Grillo, que ha irrumpido con fuerza en la política italiana con el 25% de los votos. Grillo ya ha dejado claro que no pactará con los partidos tradicionales, por lo que la salida más factible pasaría por la convocatoria de nuevas elecciones, ya que un pacto entre Berlusconi y Bersani se antoja imposible.

En el Senado, con más del 90% ya escrutado, la coalición de centroizquierda de Pier Luigi Bersani, que partía como favorita en todas las encuestas, ha sido la más votada, con el 31,6 % de los sufragios, seguida muy de cerca por el centroderecha de Berlusconi, con un 30,7 % de apoyos. No obstante, dichos resultados no se traducen en el reparto de escaños, que favorece al centroderecha, ya que el reparto se hace por territorios. De este modo, Berlusconi tiene 114 escaños, mientras que la coalición de centroizquierda de Bersani se queda en 113. En tercera posición estaría el Movimiento Cinco Estrellas, de Beppe Grillo tiene 58 escaños y la coalición centrista de Mario Monti, compuesta por Futuro y Libertad (FLI) y la Unión de Democristianos y de Centro (UDC) 16.  La mayoría absoluta es de 158.

El partido de Berlusconi ya se ha atribuido la victoria por "mayoría relativa" en esta cámara. En una comparecencia de prensa en Roma, el exministro de Justicia Angelino Alfano, secretario político del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), agradeció a "il Cavaliere" que haya aceptado liderar su coalición y llevarles a la victoria en el Senado, lo que hace difícil un Gobierno del centroizquierda, que partía como favorito. "Gracias a los millones de electores que han creído en nosotros cuando todo apuntaba a que no podían creer en nosotros. Son unos resultados muy positivos, extraordinarios. Estamos muy contentos y satisfechos", afirmó Alfano, al que Berlusconi indicó como su candidato a primer ministro.

En la Cámara de los Diputados, el centroizquierda se colocó omo la primera fuerza del hemiciclo, aunque por escaso margen.  Así, la coalición formada por el Partido Demócrata (PD) e Izquierda, Ecología y Libertad (SEL) consigue el 29,6% de los votos, mientras el centroderecha de Berlusconi queda con un 29,1%.  Por detrás, y al igual que en el Senado, se sitúa la formación de Grillo, con el 25,54%, mientras la coalición liderada por Monti logra poco más del 10 por ciento.

La importancia del Senado

Italia es un sistema bicameral: el senado es la cámara alta y la baja es la Cámara de Diputados. A diferencia de en España, el Senado en Italia cuenta con amplios poderes legislativos y sin su apoyo resulta prácticamente imposible gobernar.

El partido más votado a nivel nacional obtiene automáticamente el 55% de los escaños en la cámara de diputados. Sin embargo, en el Senado el reparto se hace por territorios. Es decir, el partido que gana en cada región se queda con el 55% de los escaños asignados a ese territorio. Por eso, ganar en regiones claves como Lombardía,  habitual caladero de votos del centroderecha y en el que se deciden casi una cincuentena de senadores, supone lograr la mayoría de la Cámara alta.

Beppe Grillo, clave

Si la izquierda controla la Cámara de Diputados y la derecha el Senado, el país sería ingobernable. Por eso ya hay políticos que están alertando de la situación de bloqueo en que se instalará Italia. El vicesecretario del Pd, Enrico Letta, ha dicho que "si acaba así, volvemos a votar dentro de poco". "Si las cosas terminan así, el próximo parlamento será ingobernable. Se hará de inmediado una nueva ley electoral y se volverá a votar", ha afirmado.

En el panorama político que puede quedar de estas elecciones, los antipolíticos de Beppe Grillo pueden jugar, paradójicamente, un papel clave ante la ausencia de mayorías claras. Sin embargo, el cómico ya ha advertido que "con nosotros no van a poder. Y no pactaremos con nadie. Berlusconi y Bersani son unos fracasados. Están acabados"

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Así es como Podemos quiere boicotear tus compras del Black Friday
    2. El Supremo rechaza que una mujer indemnice a su exmarido por ocultarle que no era el padre de su hijo
    3. La vergüenza de Marlaska: hasta Rahola condena los ataques a Llarena
    4. Las ocho grandes mentiras de los políticos sobre el Impuesto de Sucesiones
    5. El PSC se aviene a formar parte del último juguete separatista: el Espacio de diálogo
    0
    comentarios

    Servicios