Menú

Las inundaciones de Centroeuropa se cobran la vida de 18 personas

En Alemania, las autoridades de los estados federados afectados piden más dinero. En Hungría hablan de "las peores" de su historia.

0
En Alemania, las autoridades de los estados federados afectados piden más dinero. En Hungría hablan de "las peores" de su historia.

Decenas de miles de alemanes, húngaros y checos han sido evacuados de sus casas este miércoles mientras los soldados se han apresurado a colocar sacos de arena para contener la crecida de las aguas provocada por las peores inundaciones registradas en la región en una década.

Las inundaciones han causado la muerte de, al menos, dieciocho personas en el centro de Europa desde el pasado fin de semana. El agua comenzó a remitir en Praga y la ciudad alemana de Passau, pero crecen los temores por que Bratislava, Budapest y partes de Alemania se vean afectadas en los próximos días, según las previsiones.

En Alemania, las autoridades de los estados federados más afectados por las inundaciones que castigan buena parte del sur y el este del país reclamaron este viernes más fondos al gobierno de la canciller Angela Merkel para paliar los daños causados por las crecidas.

Según informa Efe, la ayuda hasta ahora comprometida por el Ejecutivo -100 millones de euros- no será suficiente ante las dimensiones de la catástrofe, indicaron los jefes de los gobiernos de Turingia, Christine Lieberknecht, y de Sajonia, Stanislaw Tillich, ambos de la Unión Cristianodemócrata que preside Merkel.

Turingia y Sajonia son dos de los estados federados del este del país afectados por la crecida del Elba, cuyos efectos se espera que alcancen el norte a lo largo del fin de semana. El nivel del Elba y demás ríos empezó a descender tanto en el sur como en el este de Alemania, tras alcanzarse récords históricos en los días previos, pero el panorama que ahora quedó al descubierto es devastador. Tres personas han perdido la vida en las tareas por contener las aguas y reforzar márgenes o diques con sacos de arena.

En esos trabajos participan decenas de miles de vecinos de las localidades afectadas, voluntarios de todo el país, servicios de protección civil y soldados. Los estados de Baja Sajonia y Brandeburgo son los más afectados ahora, tras ceder el peligro en Turingia y Sajonia. Las autoridades han advertido de que la crecida sube más rápido de lo que se estimaba, por lo que aceleraron las evacuaciones de algunas poblaciones del norte del país.

Angela Merkel realizó el jueves su segunda visita a las regiones afectadas del este, tras un primer recorrido, el martes, por el sur del país. En su visita del jueves, Merkel prometió incrementar las ayudas a los damnificados por las inundaciones, aunque sin concretar cifras. La canciller matizó que no podría evaluarse el alcance de los daños hasta que bajaran las aguas y empezaran las tareas de limpieza y reparación de los estragos causados por la crecida.

Hungría, también en alerta

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha advertido este viernes a la población de que este fin de semana se esperan las peores inundaciones en el país, debido a que el Danubio alcanzará niveles récord.

"Estamos frente a las peores inundaciones de la historia", ha declarado Orban, citado por la cadena de televisión británica BBC. Por ello, se ha declarado el estado de emergencia y miles de voluntarios han trabajado durante esta noche para reforzar las orillas del río. Los niveles de agua podrán alcanzar los 8,84 metros, unos 25 centímetros más que las crecidas de 2006.

Según informa Europa Press, los trabajadores de los servicios de Emergencias han establecido campamentos a lo largo del río y han colocado sacos de arena alrededor de las casas de los residentes de la zona.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD