Menú

Tragedia en Lampedusa: "No sabemos dónde meter a los vivos, ni a los muertos"

En la barca viajaban más de 500 personas que intentaban llegar a la isla. Entre los fallecidos hay niños de pocos años y mujeres embarazadas.

LD/ Agencias
36

Más de un centenar de cadáveres han sido localizados por los buzos de la Guardia Costera italiana en las inmediaciones y bajo los restos del barco que naufragó frente a la isla de Lampedusa.

Además se cree que hay otro centenar de indocumentados desaparecidos y 151 supervivientes, en esta nueva tragedia causada por al naufragio de una barcaza en la que viajaban unas 500 personas, en su mayor parte procedentes de Eritrea y Somalia.

Según informan los medios de comunicación italianos, los restos de la embarcación se encuentran a unos cuarenta metros de profundidad cerca de media milla de distancia de la pequeña isla italiana, considerada como puerta de entrada en Europa de la inmigración ilegal procedente del norte de África.

La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, confirmaba que se han recuperado 50 cadáveres, entre ellos dos niños de pocos años y una mujer embarazada, pero la cifra de muertos puede será mayor "pues el mar está lleno de cuerpos".

Nicolini también informó a los medios italianos que, entre los supervivientes, las fuerzas del orden han detenido a una persona que creen puede ser el traficante que les llevaba. "Se trata de una tragedia inmensa", añadió Nicolini, quien explicó que los supervivientes han relatado que llevaban varias horas en alta mar y que no conseguían llamar para ser rescatados por lo que decidieron encender un fuego para ser localizados.La barcaza después se incendió, muchos inmigrantes tuvieron que arrojarse al mar y posteriormente volcó, agregó la alcaldesa.

Niños y mujeres embarazadas

La Agencia Sanitaria de Palermo, que coordina las operaciones de asistencia a los inmigrantes rescatados, ha informado de que ya hay en tierra firme 150 personas, entre ellas decenas de niños, alguno de pocos meses, y mujeres embarazadas.

En la operación de rescate intervienen con varias lanchas la Guardia Costera italiana y la Policía de Finanza y Fronteras italiana (Guardia di Finanza), pero también pesqueros y barcas privadas. Durante la noche había llegado a la isla una barcaza con 463 inmigrantes indocumentados a bordo, que fueron trasladados al centro de acogida de Lampedusa, que empieza a desbordarse ya que ayer estaba al máximo de su capacidad, 700 personas.

Se trata de una nueva tragedia de la inmigración en las últimas semanas, después de que trece indocumentados fallecieron el pasado 30 de septiembre después de haber sido obligados por los traficantes a saltar de la barcaza en la que viajaban a pesar de que no sabían nadar y había un fuerte oleaje.

El grupo de 200 inmigrantes fue obligado a tirarse al mar a pocos metros de la playa del "Pisciotto" de la localidad de Scicli, en la provincia de Ragusa, Sicilia.

El pasado 10 de agosto, otros seis indocumentados, entre ellos un menor de edad, fallecieron al intentar alcanzar a nado la costa de Sicilia tras haber encallado el pesquero en el que viajaban junto a un centenar de inmigrantes procedentes de Siria y Egipto.

"No sabemos dónde meterlos"

Nicolini relató cómo los cadáveres recuperados son depositados en uno de los muelles de la pequeña isla, mientras se busca otro lugar, que podría ser el hangar del aeropuerto. Pero la situación también empieza a ser dramática en el centro de acogida de inmigrantes de la isla, en el que actualmente se alojan 1.350 personas a pesar de que tiene una capacidad para unas 700.

La isla está a 205 kilómetros al sur de Sicilia, a sólo 113 kilómetros de las costas africanas, lo que hace que en tres o cuatro días de navegación Lampedusa se convierta en el sueño para tantos inmigrantes.

"Es un horror. No dejan de llegar barcos y descargar muertos. Los medios de comunicación tienen que venir a ver esto. Es impresionante", agregó la alcaldesa entre lágrimas mientras hablaba por teléfono con algunas televisiones.

"No pueden seguir viniendo en estas condiciones. Si sigue así sería mejor que fuéramos a por ellos", agregó hoy la alcaldesa, que denuncia desde hace meses la "dejadez" de las instituciones europeas ante estos dramas.

Lampedusa, la isla cementerio

Desde su elección en mayo de 2012, la alcaldesa ha conducido siempre su batalla para que todo el mundo conociese el drama que se vive en Lampedusa y el pasado febrero escribió una carta a la Unión Europea en la que pedía ayuda bajo el título: "¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?".

El papa Francisco había elegido esta isla, puerta de Europa para miles de inmigrantes africanos, como su primera visita dentro de Italia después de quedar conmocionado tras una de estas tragedias en el Canal de Sicilia.

En el único cementerio de la isla en Cala Pisana ya hay decenas de tumbas de inmigrantes, sin nombre, ni nacionalidad, y el ayuntamiento sólo ha colocado una simple foto del mar en el que perdieron la vida y en la que está escrita su supuesta edad, si eran hombres, mujeres o niños, su origen africano y la fecha en la que su cuerpo fue encontrado. "Basta. ¿A qué esperamos?. Lo que pasa en Lampedusa es un horror continuo", volvió a exclamar hoy Nicolini.

Según un último informe de la fundación Fortress Europe, desde 1990 hasta principios de año han muerto 8.000 personas al cruzar el Canal de Sicilia, de los que 2.770 lo fueron en 2011, cuando debido al conflicto en Libia cerca de 60.000 personas emprendieron la travesía en un intento de llegar a Italia.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco