Menú

Un 36% de las empresas escocesas se plantean marcharse con la secesión

Empresas como Lloyds y Royal Bank of Scotland han admitido planes de contingencia para marcharse si se aprueba la independencia.

0
Empresas como Lloyds y Royal Bank of Scotland han admitido planes de contingencia para marcharse si se aprueba la independencia.
El plan secesionista de Salmond pierde cada vez más apoyos | Efe

Un 36 % de las empresas escocesas se plantearían marcharse de Escocia si sale elegida la independencia en el referéndum del 18 de septiembre, según una encuesta publicada este domingo por la edición escocesa del conservador Mail on Sunday.

De acuerdo con este sondeo, realizado por Survation entre cien firmas, un 40 % de las compañías no se marcharían, aunque un 45 % opina que la secesión sería "perjudicial".

Solo un 15 % opinó que la separación del Reino Unido sería "beneficiosa" para su negocio, mientras que un 75 % aseguró que considera "esencial" o "importante" que una Escocia independiente mantuviera una unión monetaria con el resto del Reino Unido.

La opción de una unión monetaria con la libra esterlina como moneda común, abogada por el líder independentista Alex Salmond, ya ha sido rechazada firmemente por el Gobierno de David Cameron con el respaldo de los principales partidos británicos.

Además de estas empresas, que participaron en la encuesta bajo condición de anonimato, otras grandes corporaciones británicas han admitido inquietud e incluso planes de contingencia para marcharse de Escocia si el 18 de septiembre se aprueba la independencia. Entre ellas, han expresado sus temores Lloyds Banking Group, Royal Bank of Scotland, Standard Life, Alliance Trust y Aggreko.

Los directivos de las petroleras Shell y BP, que operan en el mar del Norte, también han mostrado su preferencia por que Escocia se quede en el Reino Unido.

En cambio, el consejero delegado de International Airlines Group -que agrupa a British Airways, Iberia y Vueling-, Willie Walsh, ha indicado que puede resultar beneficioso para el grupo establecerse en Escocia si las condiciones de negocio son más favorables.

Asimismo, el millonario Jim Ratcliffe, cuya compañía Ineos opera una refinería en Grangemouth, ha declarado a The Sunday Times que una Escocia independiente podría gestionar una economía próspera, pues "no hay que ser grande para tener éxito".

A poco más de seis meses del referéndum, las campañas a favor y en contra de la independencia han subido el tono en torno a los asuntos más disputados, en especial la economía y la unión monetaria.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD