Menú

Los secretos del caso que ha hecho temblar los cimientos del Ulster

El líder de los republicanos, Jerry Adams, ha sido detenido por su presunta implicación en un crimen perpetrado por el IRA en 1972.

0
El líder de los republicanos, Jerry Adams, ha sido detenido por su presunta implicación en un crimen perpetrado por el IRA en 1972.
Jean McConville, junto con tres de su hijos | Cordon Press

Entre 1960 y 1998, la banda terrorista IRA protagonizó uno de los episodios más negros de la historia de Irlanda del Norte. El conflicto político y social entre los unionistas de religión protestante y los republicanos, de religión católica, llegó a su cénit en 1972, cuando fueron asesinadas 479 personas.

Jean McConville fue una de las víctimas de la banda terrorista. Su único pecado fue que a pesar de nacer en una familia protestante, McConville se atrevió a casarse con un católico y exsoldado del ejército británico. Como la comunidad protestante les dejó bien claro que no les aceptaría nunca, el joven matrimonio se fue a vivir en el distrito republicano de Falls Road. Allí se establecieron en un piso muy pequeño, donde nacieron sus 10 hijos.

El calvario de la joven familia comenzó cuando el marido de McConville, Arthur murió de cáncer. Solo unos meses después, el IRA acusó a Jean McConville de filtrar información secreta al ejército británico. Los terroristas incluso detuvieron a la viuda para interrogarla, la torturaron y golpearon y al final la abandonaron inconsciente en la calle, donde fue encontrada por un policía.

El acoso del IRA a esta familia continuó hasta que, un día, 12 personas encapuchadas asaltaron su casa y secuestraron a McConville delante de sus hijos, todos menores de edad. "Cuatro mujeres, la sacaron a la fuerza del baño y las gemelas, que en aquel entonces tenían 6 años, se agarraron a ella, gritando a las mujeres que la soltaran. Al final, todo lo que nos quedó de nuestra madre fueron sus anillos y su monedero", recuerda con dolor una de sus hijas, Helen McKendry.

Una familia destrozada

Después del secuestro, la familia quedó desintegrada, ya que ocho de los niños, que nunca volvieron a ver su madre, terminaron en distintos orfanatos. McKendry reconoce que sus hermanos nunca lograron rehacer su vida tras la tragedia de su madre. "Hoy la mayoría son alcohólicos y drogadictos" admite Helen. Además, inmediatamente después del secuestro, los terroristas golpearon a uno de los niños, Michael, que por entonces tenía 11 años, amenazándole de muerte si contaba a alguien lo que le había sucedido a su madre.

Torturada y asesinada con un tiro en la nuca

Durante 27 años, el IRA no sólo se negó a asumir la autoría del asesinato de McConville, sino que difundió todo tipo de rumores sobre por qué había desaparecido Jean McConville. Incluso se llegó a afirmar que había abandonado a sus hijos para vivir con un supuesto amante, un soldado del ejército británico.

En 1994, el IRA anunció un alto el fuego permanente, y empezó a asumir por primera vez la autoría de algunos de los asesinatos de personas inocentes. En 2003, los restos de McConville fueron descubiertos en la localidad de Shelling Hill. Tenía los huesos rotos, los dedos amputados y un tiro en la nuca.

La implicación de Gerry Adams

En 1998 fue cuando el IRA asumió toda la responsabilidad sobre los crímenes que había cometido, incluido el secuestro y asesinato de Jean McConville. En aquel entonces, por primera vez varias fuentes periodísticas aseguraron que Gerry Adams estaba implicado en este asesinato, pero las "negociaciones de paz" relegaron a un segundo plano estas alegaciones hasta su detención este año.

El líder del Sinn Féin ha negado su implicación en el asesinato, pero los testimonios de exaltos cargos del IRA como Dolours Price y Brendan Hughes aseguran que fue él quien ordenó que mataran a McConvilles. "Sólo hay un hombre que ordenó ejecutar a esta mujer, y este hombre es hoy el líder del Sinn Féin. Yo nunca llevaba a cabo una operación sin el ok de Gerry", afirmó Hughes al periodista Ed Moloney.

Los republicanos aseguran que la detención de Adams fue políticamente motivada ya que se produjo tan solo tres semanas antes de las elecciones europeas. Este arresto puede amenazar la paz y la estabilidad en Irlanda del Norte, que está gobernada por unionistas y republicanos desde el Acuerdo del Viernes Santo de 1998.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot