Menú

Hollande: "Mi deber es reformar Francia y reorientar Europa al crecimiento"

El presidente francés reafirmó que no se va a desviar del giro político del Gobierno que nombró hace dos meses.

LD/ Agencias
0

El presidente francés, François Hollande, ha reconocido que la realidad de los resultados de los comicios europeos en su país "es dolorosa", y que frente a ella su deber es "reformar Francia y reorientar Europa" para establecer como prioridad "el crecimiento, el empleo y la inversión".

"Europa se ha hecho ilegible, lejana" e "incluso incomprensible para los Estados. Eso no puede continuar. Europa debe ser simple, clara para ser eficaz", concentrarse en las prioridades y "retirarse donde no se la espera", dijo Hollande.

En un mensaje grabado y emitido por televisión en el horario de los telediarios de máxima audiencia, el presidente francés consideró que el triunfo del ultraderechista Frente Nacional, que por primera vez en su historia fue el partido más votado del país con un 25 % de los votos, es responsabilidad de Europa, de los partidos de gobierno y de la política. "Es una desconfianza hacia Europa, que inquieta más que protege, una desconfianza hacia los partidos de gobierno, tanto de la mayoría como de la oposición, una desconfianza hacia la política que tras tantos años de crisis (...) todavía se esperan los resultados", argumentó.

Reconoció que Europa desde hace dos años ha conseguido "superar la crisis de la zona euro, pero a qué precio: la austeridad que ha terminado por desalentar a los pueblos", señaló.

El presidente francés reafirmó que no se va a desviar del giro político del Gobierno que nombró hace dos meses tras el revés electoral que sufrió su partido en los comicios municipales, con Manuel Valls como primer ministro, que está aplicando medidas de ajuste.

Frente al discurso anti-europeísta de la presidenta del FN, Marine Le Pen, Hollande estimó que responde a "un miedo al declive, a la globalización, y por ese sentimiento de abandono frente a la dureza de la vida".

Para remontar esa situación, aseguró que "lo peor sería renunciar a lo que constituye Francia, y en particular a "su lugar en Europa y en el mundo. Somos un gran país que no puede concebir su destino replegándose, cerrándose, rechazando". Y añadió que "el futuro de Francia está en Europa" y que él mismo es "europeo".

Para Marine Le Pen, su triunfo electoral es la muestra de que los franceses quieren dejar de ser gobernados desde el exterior, y ha reclamado a Hollande la disolución de la Asamblea y la convocatoria de elecciones legislativas, porque, en su opinión, el Gobierno de Valls carece de legitimidad para continuar su acción.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios