Menú

Valls anuncia que Francia aislará a los islamistas en las cárceles

Los ministros de Interior, Justicia y Defensa deberán entregarle sus propuestas en menos de ocho días.

LD / Agencias
7
Los ministros de Interior, Justicia y Defensa deberán entregarle sus propuestas en menos de ocho días.
Manuel Valls, primer ministro de Francia. | Archivo

El primer ministro francés, Manuel Valls, dijo este martes que su gobierno se dispone a adoptar medidas "excepcionales" en su lucha el terrorismo, pero no "de excepción" que cuestionen el Estado de derecho: "Una situación excepcional debe ser seguida de medidas excepcionales, pero digo con la misma fuerza que nunca de medidas de excepción que contravengan el principio del derecho y de los valores".

En su discurso, el primer ministro galo ha destacado que "el primer tema" que deben abordar en Francia es "el antisemitismo" porque "la sociedad francesa y los intelectuales no han reaccionado lo suficiente" ante los ataques contra los judíos. En este sentido, ha dado por buena las denuncias constantes de la comunidad judía sobre el sentimiento antisemita que "asola Francia".

Valls ha dicho que no quiere "una Francia donde los judíos tengan miedo y los musulmanes sientan vergüenza". Tal y como ha recordado, "el islam es la segunda religión en Francia". Por este motivo ha pedido que se proteja a la comunidad musulmana del ataque, ya qu ese han registrado casi medio centenar de ataques contra los musulmanes en los últimos días. "La República y el laicismo son compatibles con todas las religiones", ha aseverado.

Sus palabras han llegado durante una sesión de homenaje de la Asamblea Nacional de Francia a las 17 víctimas de los atentados yihadistas de la semana pasada y en la que especificó que ha pedido a los representantes de Interior, Justicia y Defensa que en los próximos ocho días le entreguen sus respectivas propuestas, e instó a actuar con determinación y sangre fría, pero sin precipitación.

Manuel Valls apuntó a la necesidad de poner en marcha un nuevo "fichero" de personas condenadas por terrorismo o miembros de grupos de combate que les obligue a declarar su domicilio o estar sometidos a controles.

El primer ministro anunció también que de aquí a finales de año se ampliará al resto del país un programa piloto que comenzará a aplicarse esta semana en dos prisiones de la región parisina, que agrupa y aisla del resto de reclusos en la misma ala de una prisión a detenidos radicalizados.

El jefe del Ejecutivo galo aspira además a que el próximo proyecto de ley refuerce los servicios encargados de la información interior y jurisdicción antiterrorista y la vigilancia de internet y las redes sociales, usadas "más que nunca por los yihadistas".

Valls indicó igualmente que en septiembre de este año estará operativo en Francia su propio registro de datos de pasajeros de aerolíneas (PNR), herramienta bloqueada en el trámite parlamentario europeo, e instó a la UE a instaurar sin demora este dispositivo.

"Francia está en guerra contra el terrorismo, los yihadistas, el radicalismo, pero no contra una religión", apuntó en una intervención de tres cuartos de hora clausurada can los aplausos de los parlamentarios.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios