Menú

La violencia no cesa en Ucrania en el aniversario de la revuelta

Líderes europeos han marchado por Kiev recordando la revuelta que concluyó con el derrocamiento del presidente prorruso, Viktor Yanukóvich.

LD/Agencias
15
Líderes europeos han marchado por Kiev recordando la revuelta que concluyó con el derrocamiento del presidente prorruso, Viktor Yanukóvich.
Manifestación en Kiev | EFE

Cerca de una decena de jefes de Estado o de Gobierno de varios países europeos han asistido en Kiev a la llamada Marcha de la Dignidad para recordar el primer aniversario de la revolución del Maidán que terminó derrocandoa Yanukóvich y que dio comienzo a un cruento enfrentamiento entre prorrusos y prooccidentales que dura ya un año.

Los líderes de Polonia, Lituania, Letonia, Georgia, el presidente alemán, Joachim Gauck, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, han acompañado en la manifestación al jefe del estado ucraniano, Petró Poroshenko, y los principales dirigentes del país.

La marcha por el centro de Kiev ha recorrido los principales escenarios de la revuelta donde murieron la mayor parte de las 100 víctimas de las protestas, y ha concluido en la Plaza de la Independencia, el Maidán. Allí ha tenido lugar una plegaria por la paz, con la que se pone fin a tres días de actividades de fuerte valor simbólico con las que Kiev ha querido recordar los sucesos de hace un año y a las víctimas de aquellas protestas.

Justo el 22 de febrero del pasado año, el Parlamento de Ucrania destituyó a Yanukóvich, que la madrugada anterior había huido de Kiev después de que los sectores más radicales de la oposición no aceptaran el acuerdo de compromiso que se había firmado un día antes, y que contemplaba, entre otras cosas, elecciones anticipadas.

El aniversario, sin embargo, no ha estado exento de violencia. Dos personas han muerto en la ciudad de Járkov, en el este de Ucrania, en una explosión durante la marcha para conmemorar el primer aniversario de la revolución, según datos actualizados del Ministerio de Interior ucraniano.

"Un artefacto explosivo se activó en medio de la multitud junto a la estación de metro Mariscal Zhúkov. En la explosión resultaron heridas unas quince personas, incluidos cinco policías. Tres personas murieron en el acto, entre ellas un policía", señala un comunicado de la cartera.

Las autoridades municipales informaron a su vez de diez heridos hospitalizados, entre ellos dos adolescentes de 15 años de edad, uno de los cuales entró en coma tras sufrir un traumatismo craneoencefálico muy grave.

Kiev anunció el inicio de una operación antiterrorista en la ciudad, mientras que el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), informó enseguida de la detención de cuatro individuos que según las autoridades ucranianas preparaban una serie de atentados en Járkov. Poco antes, el propio SBU informó de la detención de los sospechosos del ataque contra la marcha, aunque no aclaró si se trata del mismo grupo. El SBU ha informado de que los sospechosos del atentado recibieron armamento e instrucciones en Rusia.

Dos altos cargos de los servicios de inteligencia aseguraron que los detenidos, a los que se les incautó un lanzagranadas, estaban preparando sendos atentados contra un centro comercial y un centro de voluntarios que ayudan a las fuerzas ucranianas que combaten en las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk.

El atentado coincidió con el inicio en Kiev de la llamada Marcha de la Dignidad. Járkov, la ciudad más importante del este rusoparlante de Ucrania por sus casi 1,5 millones de habitantes, se convirtió a mediados de abril del año pasado en escenario de manifestaciones prorrusas al mismo tiempo que las capitales de las regiones vecinas de Donetsk y Lugansk.

Aunque los prorrusos lograron entonces tomar algunos edificios públicos en la ciudad, la contundencia de las fuerzas del orden ucranianas y la reticencia de la población a sumarse a la rebelión evitaron que Járkov corriera la misma suerte que los territorios vecinos, desgarrados desde entonces por una sangrienta guerra.

Los prorrusos atacan Mariúpol

Además, este domingo las milicias rebeldes prorrusas han atacado con tanques, artillería y morteros contra las posiciones ucranianas en la localidad de Shirókino, a 23 kilómetros de la ciudad de Mariúpol, denunció el comandante adjunto de las fuerzas de Ucrania en la zona, Víktor Shidliuj.

El oficial, citado por los medios locales, informó de combates directos entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas, que según Shidliuj, intentan hacerse con el control total de la localidad, habitada por unas 1.400 personas. Aseguró, sin embargo, que la dimensión del ataque no indica que las milicias rebeldes estén preparando el asalto a la vecina Mariúpol, capital alternativa de la región de Donetsk que mantiene lealtad a las autoridades de Kiev.

Poco antes, un portavoz de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) reconoció que "hay combates" en la zona y explicó que la mitad de Shirókino está controlada por las milicias y la otra, por el batallón de voluntarios Azov, que combate junto a las fuerzas de Kiev. Al mismo tiempo, el batallón Azov informó en su Facebook de siete ataques rebeldes durante la jornada de ayer contra la localidad, en los que "un militar murió y cinco resultaron heridos".

Un médico del Hospital Central de Novoazovsk, ciudad controlada por los separatistas a unos 40 kilómetros al este de la disputada localidad, aseguró que "hoy han traído a un (miliciano) muerto y dos heridos por esquirlas" desde Shirókino. Los combates a pocos kilómetros de Mariúpol contrastan con las informaciones ofrecidas hoy por el mando militar de los separatistas, que había dado por terminadas las hostilidades en todo la línea de separación entre los dos bandos.

El "número dos" del Ministerio de Defensa de la RPD, Eduard Basurin, recalcó que "las acciones de combate han concluido en todo el frente". Agregó, seguramente en alusión a Shirókino y al batallón "Azov", que por parte de las fuerzas de Kiev "se dan provocaciones allí donde hay batallones de voluntarios" que no obedecen al Estado Mayor ucraniano.

Según Lisenko, los separatistas atacaron 44 veces las posiciones ucranianas durante la jornada de ayer.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios