Menú

Bélgica identifica al tercer terrorista del atentado en el aeropuerto

El hombre que aparecía con sombrero en la imagen del aeropuerto es Fayçal Cheffou, arrestado este jueves en Bruselas y que trabajó como periodista.

LD/Agencias
12

La Fiscalía belga ha acusado formalmente de terrorismo a Fayçal Cheffou por su participación en los atentados de Bruselas del pasado martes que costaron la vida a 31 personas y causaron heridas a más de 300, según ha hecho saber en un comunicado.

Cheffou, detenido el pasado jueves en la macrooperación desarollada en diferentes puntos de Bruselas, responderá ante un tribunal de los delitos de asesinato por terrorismo, intento de asesinato por terrorismo y participación en banda terrorista.

La Fiscalía belga también ha confirmado la identidad del individuo arrestado el viernes por la noche en la localidad francesa de Argenteuil, llamado Rama Kriket.

Como consecuencia de esta operación, el juez de instrucción ha dictado una orden de detención contra Rabah N. (llamado incorrectamente en la rueda de prensa de ayer como Salah A.), acusado de "líder de actividades de grupo terrorista".

Por otro lado, el hombre herido este viernes por las fuerzas de seguridad en una estación de Bruselas ha sido identificado como Abderamane A. y sigue bajo privación de libertad, que ha sido prolongada por las autoridades durante otras 24 horas.

También fichado

La Policía belga está convencida de que Cheffou es el "hombre del sombrero" que apareció en las cámaras de seguridad del aeropuerto de Bruselas acompañado de los dos terroristas suicidas que hicieron estallar su carga en una terminal de la instalación.

Cheffou, el hombre a la derecha de la imagen

Cheffou fue detenido dentro de un vehículo aparcado frente a la sede de la Fiscalía belga, en el centro de Bruselas, y fue identificado por el conductor del taxi al que se subió el martes por la mañana, el día de los atentados.

Según medios locales, habría trabajado como periodista freelance y como el resto de terroristas, era conocido por las fuerzas policiales. Según Le Soir, que le sitúa como autor de un reportaje sobre un centro de retención de inmigrantes ilegales al que criticaba por no permitir el Ramadán, fue denunciado por tratar de "reclutar" y radicalizar musulmanes en un parque de Bruselas.

Cheffou trabajando como reportero

Críticas de la Policía

Entre tanto, las críticas cruzadas entre Gobierno y Policía por los fallos en la gestión de los atentados y en la previsión de los mismos arrecian. Este sábado, el sindicato de la policía SLFP ha contestado a las acusaciones del ministro belga de Interior, Jan Jambon, sobre la actuación policial. Según el sindicato, Jambon, cuya renuncia no fue aceptada por el primer ministro, ha "jugado sucio" al decir que el enlace policial en Turquía actuó con negligencia al no transmitir correctamente la información sobre uno de los autores de los atentados de Bruselas, Ibrahim El Bakraoui.

El sindicato se mostró "profundamente dolido" por las declaraciones del ministro en una comisión parlamentaria el viernes, cuando donde echó la culpa al funcionario de enlace de su embajada en Turquía, Sébastien Joris, quien fue el primer informado por Ankara de que El Bakraoui había sido detenido por terrorismo.

El enlace de la Policía federal en Estambul fue informado de este hecho después de que Ibrahim El Bakraoui, terrorista suicida del atentado en el aeropuerto internacional de Bruselas del pasado martes, fuera expulsado de Turquía a Holanda, dato que también le trasladaron las autoridades turcas.

Para el sindicato policial, el ministro no solo ha apuntado con el dedo públicamente a un compañero, sino que le ha "prejuzgado" sin que éste pudiera defenderse.

Fallos en cadena

El día que se produjeron los ataques tampoco funcionó todo como debía, según revelan los diarios Niewsblad y Gazet van Antwerpen, al fallar inmediatamente después del ataque al aeropuerto internacional de Zaventem el sistema de comunicación Astrid, destinado a los servicios de emergencia y de seguridad.

En consecuencia, las operaciones de socorro dirigidas por la Policía se vieron dificultadas y, tal como reveló un agente policial, los servicios se vieron obligados a comunicarse a través de la aplicación de mensajes por internet Whatsapp.

El aeropuerto sigue cerrado

La comisaria general de la Policía federal, Catherine De Bolle, ha exigido una investigación por este fallo en el sistema interno y de seguridad de comunicación.
Para este domingo estaba prevista una marcha multitudinaria en el centro de Bruselas en solidaridad con las víctimas, pero el ministro de Interior, Jan Jambon, y el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, han pedido a los ciudadanos que no acudan, teniendo en cuenta la capacidad policial sobre el terreno y que la prioridad absoluta es la investigación judicial.

Los organizadores han dicho en la red social Facebook que comprenden este argumento y han anulado la manifestación.

Mientras, el aeropuerto de Bruselas, dañado por las dos explosiones en el atentado suicida en la terminal de salidas, no reanudará los vuelos de pasajeros hasta al menos el martes.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation