Menú

"Nos dijeron que no saliéramos de casa. Luego escuchamos tiros en la calle"

Alberto Buendía, español residente en Estambul, vivió su particular 'noche de los transistores' recluido en casa y pendiente de las noticias.

0
"Nos dijeron que no saliéramos de casa. Luego escuchamos tiros en la calle"
Ciudadanos turcos corren en la plaza de Taksim en Estambul | EFE

En 1981 Alberto Buendía, un manchego residente desde hace un año en Estambul, todavía no había nacido. Ha sido su madre la que le ha contado en numerosas ocasiones cómo toda España vivió la intentona golpista del 23-F pegados a los transistores escuchando las noticias en la radio y sin salir de casa. Anoche, desde su vivienda en KurtKöy a unos 40 kilómetros al este de Estambul, Alberto vivió junto a su pareja su particular noche de los transistores.

Todo comenzó con una llamada telefónica. Una amiga de la pareja, natural de Estambul, avisó a Alberto cuando estaban terminando de cenar en casa. "Me llamó por teléfono una amiga y me dijo que estaba viendo la tele y que no saliéramos de casa, que estaba viendo a los militares en las calles de las principales ciudades del país". En ese momento, "pensamos que se trataría de algún operativo especial después de lo sucedido en Niza", pero pronto nos dimos cuenta de que no era así.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no se puso directamente en contacto con Alberto y María, pero sí lo hizo con uno de los españoles del grupo de Alberto, uno de los más veteranos en la zona. Fue este compañero el que proporcionó el listado de españoles que residían por la zona.

Desde ese momento, Alberto y María encendieron la televisión y estuvieron pendientes del canal público de Turquía, que cortó la emisión al rato. Fue entonces cuando encendieron el ordenador y siguieron informándose de la evolución del golpe a través de los periódicos online españoles y de las emisiones en streaming de los informativos españoles.

television-turka.jpg

Alberto Buendía fotografió el televisor de su casa cuando Erdogán contactó con los periodistas para trasladar su comunicado | Alberto Buendía

"Vimos que los militares habían cortado el acceso por el Bósforo y que estaban también en los aeropuertos, que el Attatürk estaba cerrado, fue entonces cuando el teléfono empezó a sonar. Todos nuestros familiares en España se interesaban por nuestra situación".

Al poco, "vimos la retransmisión del mensaje del presidente Erdogán pidiendo a los civiles que salieran a la calle y se mostraran en rebeldía contra los golpistas, nos temimos lo peor." Pero el momento de mayor nerviosismo lo vivieron cuando "empecé a escuchar mucho ruido de coches en la calle, me asomé a la ventana y vi muchísimos coches, la gente iba con medio cuerpo fuera de las ventanillas y pitando, después comencé a escuchar ráfagas de disparos. En ese momento no sabes a qué se deben, pero pensé que serían tiros al aire". Un poco más tarde, "dieron el golpe por finalizado".

Además de los disparos, Alberto y María escucharon mucho "tráfico aéreo" porque "escuchamos un lo que parecían un montón de helicópteros y cazas sobrevolando esta zona. Aquí tenemos muy cerca el segundo aeropuerto de la zona, el Sabiha Gökçen".

Después de la intentona golpista, parece que todo ha vuelto a la normalidad, al menos en la pequeña localidad de residencia de Alberto, ya que "esta mañana he visto a los trabajadores de la obra que tenemos al lado de casa soldando y trabajando desde primera hora, así que parece que todo ha vuelto a la normalidad, al menos por aquí". De momento, el peligro parece haber pasado.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios