Menú

El bloque de izquierda y la oposición empatan en unas elecciones suecas en las que sube la derecha nacionalista

Las elecciones suecas han deparado un empate entre los bloques de derecha e izquierda que deja a Demócratas de Suecia como árbitro de la situación.

LD/Agencias
0
Jimmie Akesson, líder de socialdemócratas de Suecia. | EFE

El bloque gubernamental de izquierda y la opositora Alianza de centroderecha han empatado en las elecciones suecas, donde el partido Demócratas de Suecia, nacionalista y con un fuerte mensaje antiinmigración, se mantiene como tercera fuerza, pero crece y podría tener un papel decisivo a partir de ahora.

La izquierda obtendría el 40,6% frente al 40,3% de la Alianza y ambos bloques estarían empatados a 143 escaños. Por su parte, Demócratas de Suecia tendría 63 escaños, según las proyecciones de la Autoridad Electoral de Suecia cuando se ha escrutado ya el 95% de los votos.

Mal resultado para los partidos de siempre

El Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven ha sido el más votado con el 28,3%, pero este sería el peor resultado de su historia. En segundo lugar estaría el conservador Partido Moderado con el 19,8%, el porcentaje más bajo que habría obtenido desde 2002. Por el contrario, Demócratas de Suecia (SD), con el 17,6%, obtendría el mejor resultado de su historia y, si bien no cumpliría con los pronósticos de algunas encuestas que lo situaban como segunda fuerza política, mejoraría en más de cuatro puntos su resultado de 2014.

Por detrás de ellos, sería cuarto el Partido de Centro, con el 8,6%, seguido por el Partido de Izquierda, con el 7,9%; los democristianos, con el 6,4%; el Partido Liberal, con el 5,5% y el Partido del Medio Ambiente, con el 4,4%.

En conjunto, el bloque gubernamental retrocedió tres puntos porcentuales con respecto a los anteriores comicios de 2014, mientras que la Alianza ganó nueve décimas.

Panorama de difíciles pactos

Antes de que finalizara el recuento, el líder del SD, Jimmie Åkesson, invitó al jefe de la oposición de centroderecha, el conservador Ulf Kristersson, a iniciar conversaciones para formar gobierno.

Durante la campaña, Kristersson resaltó que pensaba gobernar en minoría, pero sin negociar con el SD, al que el resto de partidos mantuvo aislado la pasada legislatura por ser una fuerza de corte xenófobo.

Åkesson ha reiterado en campaña que su apoyo no será ni automático ni gratuito y que exigirá concesiones en varias áreas, en especial en inmigración y en lucha contra la delincuencia.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios