Menú

La policía investiga a un presidiario alemán por el asesinato de Madeleine McCann

Uno de los casos policiales que más impacto mediático tuvieron en las últimas décadas podría estar llegando a su resolución.

0
Uno de los casos policiales que más impacto mediático tuvieron en las últimas décadas podría estar llegando a su resolución.
Los padres de Madeleine, con un retrato de la niña. | EFE

La policía británica ha revelado que investiga a un hombre de 43 años que actualmente cumple condena en una prisión de Alemania como sospechoso del asesinato de Madeleine McCann, la niña inglesa que desapareció en Portugal en 2007.

El sospechoso, cuya identidad no se ha divulgado, es un varón blanco que pasó temporadas en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, y estaba "conectado con el área" de Praia da Luz, donde la menor desapareció, cuando tenía casi cuatro años, mientras dormía junto a su hermanos gemelos en un apartamento turístico.

El individuo, en prisión por motivos no relacionados con este caso, tenía hace trece años el cabello corto y rubio, era de complexión delgada y medía en torno a 1,82 metros, señaló la policía británica en un comunicado.

Dos vehículos

El equipo de Scotland Yard que dirige la llamada Operación Grange, que trata de hallar pistas de la niña desde 2011, ha colaborado con las autoridades alemanas para dar con la pista de ese sospechoso y ha identificado dos vehículos que el hombre pudo utilizar en torno al momento de la desaparición.

Uno de esos vehículos es una furgoneta de camping Volkswagen T3 de principios de los años ochenta, de colores blanco y amarillo y con matrícula portuguesa, al que la policía cree que el hombre "tuvo acceso" al menos desde abril de 2007 hasta después de mayo de 2007. El sospechoso vivió en esa caravana durante días, quizás durante semanas, y se cree que la pudo usar el 3 de mayo de 2007, el día de la desaparición de la niña.

La policía británica ha hecho un llamamiento a posibles testigos que vieran ese vehículo en esa zona del Algarve aquella noche de mayo, o bien en los días previos o las semanas posteriores.

El segundo es un Jaguar modelo XJR 6 de 1993, con matricula alemana, que se cree que circuló por Praia da Luz y zonas cercanas entre 2006 y 2007, registrado originalmente a nombre del sospechoso. El 4 de mayo de 2007, un día después de la desaparición de Madeleine, el vehículo fue registrado bajo otro nombre en Alemania.

Los investigadores subrayan que para cambiar el registro de un vehículo no hace falta que el automóvil se encuentre físicamente en el país y creen que se encontraba todavía en Portugal en aquel momento.

La Policía pide ayuda

La policía pide también la colaboración ciudadana para obtener información sobre dos números de teléfono móvil, ambos con prefijo de Portugal. Scotland Yard cree que el sospechoso utilizó el número +351 912 730 680 y recibió una llamada desde las 19:32 horas hasta las 20:02 horas del 3 de mayo de 2007 en el área de Praia da Luz. El segundo número es el +351 916 510 683, desde que el que se efectuó esa llamada y que no se encontraba en esa área del Algarve.

"La desaparición de Madeleine ha atraído una enorme atención internacional. Hacemos un llamamiento a los ciudadanos para que nos ayuden a establecer lo ocurrido", afirmó el asistente de comisario Stuart Cundy. "Estamos comprometidos a hacer todo lo necesario para determinar que pasó y encontrar a Madeleine", agregó.

Los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, indican en el comunicado de la policía que dan la "bienvenida" al nuevo hilo de investigación que se ha abierto. "Queremos agradecer a las fuerzas policiales involucradas sus continuos esfuerzos en la búsqueda de Madeleine. Todo lo que hemos deseado siempre es encontrarla, destapar la verdad y llevar a los responsables ante la justicia", afirman.

"Nunca perderemos la esperanza de encontrar a Madeleine viva, pero cualquiera que sea el resultado, necesitamos conocer, tanto como necesitamos encontrar paz", agregan los padres, que agradecen asimismo el apoyo de los ciudadanos.

El sospechoso fue condenado por abusos a menores

El alemán preso que la fiscalía alemana de Braunschweig (centro del país) investiga fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA).

Según comunicó la policía alemana, el hombre vivió en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, ocupando durante un tiempo una vivienda situada entre Lagos y Praia da Luz, cerca de donde desapareció Madeleine en 2007, que a la sazón tenía 3 años.

En su comunicado la BKA precisa que al ciudadano alemán se le investiga por el cargo de "sospecha de asesinato" de la niña británica.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios