Menú

La vuelta al colegio en otros países: más previsión ante la incertidumbre del coronavirus

Los Gobiernos optan por la educación presencial y dar autonomía a los centros educativos para que apliquen protocolos sanitarios creados hace meses.

0
Los Gobiernos optan por la educación presencial y dar autonomía a los centros educativos para que apliquen protocolos sanitarios creados hace meses.
El ejército italiano reparte pupitres en los colegios. | EFE

A lo largo de los próximos días multitud de países darán comienzo al nuevo curso escolar en medio de la incertidumbre por el aumento constante de los contagios por coronavirus y con el objetivo en mente de garantizar la seguridad de alumnos y profesores.

La mayoría de los Ejecutivos están optando por una educación presencial y por dotar de una gran autonomía a los centros educativos para que apliquen de la mejor manera que puedan una serie de protocolos sanitarios creados hace meses y que permanecen en constante revisión.

Italia

Los colegios italianos empiezan el curso en unos 15 días con la consigna principal de garantizar el distanciamiento social. Por ese motivo, muchos centros están tirando paredes para ampliar las aulas, o están modificando otros espacios como el gimnasio o el salón de actos para adaptarlos. Para ello, el Gobierno ha destinado 330 millones de euros para obras de poca envergadura.

Otro de los principales problemas es el transporte escolar. Ante la dificultad de incorporar nuevos vehículos a las flotas, el Gobierno ha eliminado la norma de la distancia social para viajes de menos de 15 minutos.

Sobre las mascarillas, finalmente se ha decidido que será obligatoria para todos los niños mayores de 6 años en las entradas y salidas y para moverse por los pasillos. El colegio tiene potestad para decidir si los estudiantes se pueden quitar la mascarilla cuando se encuentren sentados en su sitio y sólo si se guarda el metro de distancia con los compañeros.

A pesar de que no es obligatorio medir la temperatura, muchos centros ya están comprando detectores de temperatura y otros van a dejar la responsabilidad en manos de los padres a los que harán firmar un documento, una especie de pacto de responsabilidad, para garantizar que su hijo no acude con fiebre al centro escolar.

Si se detectasen posibles síntomas compatibles con el coronavirus, el protocolo obliga a los centros a tener un aula disponible para que el alumno esté aislado hasta que lo recojan sus padres. Ese alumno estará acompañado en todo momento del "encargado covid", una figura creada para controlar al menor. Queda en manos de los responsables sanitarios la decisión de cerrar esa clase, así como una escuela o parte de ella, según el número de afectados.

Francia

El semanario satírico Charlie Hebdo publicó este viernes una durísima portada ilustrada con dos niños que van a la escuela y en vez de una mochila llevan un ataúd a la espalda. El titular es: "Regreso a la escuela, ¿terminarán el año?".

El protocolo francés es posiblemente uno de los más flexibles, junto con el de los países nórdicos. El distanciamiento físico ha dejado de ser obligatorio cuando no es materialmente posible, la mascarilla es obligatoria a partir de los 11 años y está prohibida para los alumnos de parvulario. Los maestros de preescolar no tendrán la obligación de llevarla cuando estén impartiendo clase. Los profesores de primaria y secundaria sí tendrán que llevarla cuando no se pueda mantener la distancia de al menos un metro con los alumnos.

El Ministerio ha pedido que la jornada escolar y las actividades escolares se organicen para "limitar, en la medida de lo posible los cruces importantes de alumnos. Y aconseja que las entradas y salidas se escalonen. También se podrán utilizar bancos, columpios y demás en el recreo.

Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, considera de "vital importancia" el retorno de los niños a la escuela y cree que la ausencia de los menores de las clases es más perjudicial para su desarrollo que el riesgo de contraer el coronavirus. La oposición no lo tiene tan claro.

Los centros educativos impondrán horarios distintos entre los alumnos a la hora del almuerzo, los recreos, y las entradas y salidas de los niños. Casi todas las escuelas han creado grupos "burbuja" de escolares y han colocado puntos específicos con desinfectantes de manos.

En lo que respecta a un protocolo oficial, la situación sigue en el aire. El Ejecutivo en un primer momento aseguró que no tenía previsto exigir mascarillas a los alumnos de primaria y secundaria, pero en los últimos días han cambiado de opinión. Lo que sí han anunciado ya es que las familias que rehúsen llevar a sus hijos a la escuela por miedo a los contagios se enfrentarán a una posible multa, aunque el ministro de Educación aseguró que se solo se impondrán sanciones "como último resorte".

Alemania

El curso ha empezado en Alemania y ya se han registrado los primeros contagios puntuales y totalmente controlados, aunque eso no ha evitado que algunos centros hayan tenido que cerrar dos semanas después de abrir sus puertas.

El protocolo sanitario cambia por zonas. Por lo general, los niños pueden estar sin mascarilla dentro de las aulas, pero tendrán que llevarla en los lugares comunes. Sin embargo, en Schleswig Holstein es aconsejable pero no obligatoria y se ha eliminado la distancia de seguridad, lo que ha provocado muchas quejas de las familias.

Estados Unidos

En Estados Unidos la mayoría de los centros han optado por una educación no presencial con clases por streaming. El problema es que más de cuatro millones de niños en edad escolar sólo tienen acceso a Internet en el teléfono móvil, pero no en sus casas, por lo que en muchos casos es imposible asistir a las clases online.

Las administraciones trabajan para reducir la brecha digital y en muchos estados se está gestionan un acceso a Internet gratuito para estudiantes y gente de pocos recursos en colaboración con los principales proveedores de banda ancha.

Suiza

En algunos cantones llevan casi medio mes de colegio, en otros empiezan mañana, aunque la mayoría comenzará el día 24. La consigna es alcanzar la mayor normalidad posible y enseñanza presencial.

Las mascarillas no serán obligatorias para los alumnos de hasta 16 años. Los profesores podrán quitársela durante las clases siempre que se garantice una distancia de metro y medio. También se han escalonado las entradas y salidas de alumnos, pero no se ha dividido las clases en grupos.

Rusia

El curso escolar arranca este lunes y, a pesar de que las mascarilla es obligatoria, casi la mitad de los padres rusos, el 47 por ciento, se opone al uso obligatorio de esta protección. El principal argumento es que "dificulta la respiración" y que "los niños no pueden estar varias horas con la mascarilla puesta".

Las medidas sanitarias incluyen, además, controles de temperatura corporal y la prohibición de actividades masivas hasta fines de año. En Moscú, el principal foco de la covid-19 de Rusia, la vuelta a la escuela se hará con horarios escalonados y sin cambiar a los alumnos de clase.

Las clases de educación física y deportes se desarrollarán obligatoriamente al aire libre, y no en los gimnasios cubiertos.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios