Menú

Serbia y Kosovo pactan normalizar relaciones económicas gracias a la mediación de Trump

El presidente de EEUU logra un nuevo éxito diplomático que, además, redondea mejorando las relaciones de ambos países con Israel.

0
El presidente de EEUU logra un nuevo éxito diplomático que, además, redondea mejorando las relaciones de ambos países con Israel.
La firma del acuerdo en la Casa Blanca. | EFE

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, y el primer ministro de Kosovo, Avdullah Hoti, han firmado este viernes en la Casa Blanca un acuerdo para avanzar hacia la normalización de relaciones económicas, en un hito que le sirve al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para reivindicar una nueva victoria diplomática a dos meses de las elecciones.

Vucic y Hoti, que el lunes tienen previsto volver a verse en Bruselas, han pactado en Washington un acercamiento sin precedentes que por ahora se limita al ámbito económico, sin que exista por tanto una normalización plena de los contactos entre Serbia y su antigua provincia, autoproclamada independiente en 2008.

¿Un primer paso?

"Serbia y Kosovo se han comprometido a la normalización económica", ha dicho Trump, en presencia de los líderes serbio y kosovar. El enviado estadounidense para los Balcanes, Richard Grenell, que también ha asistido, no ha descartado que pueda ser un primer paso hacia un acuerdo político más amplio.

Trump ha reconocido la labor de Grenell y ha destacado que "la economía puede acercar a la gente", confiado también en que Pristina y Belgrado puedan seguir acercando posturas. "Ha habido mucha lucha y ahora hay mucho amor", ha alegado el mandatario norteamericano, celebrando este "día histórico".

Vucic ha reconocido el "gran trabajo" de Trump, al que ha invitado a visitar Serbia --el último presidente de Estados Unidos en viajar a este país fue Jimmy Carter--. Por su parte, Hoti ha destacado que el acuerdo firmado este viernes supone un importante avance.

Importantes gestos con Israel

Trump ha aprovechado también estas negociaciones para conseguir también un nuevo avance en la normalización de las relaciones en Oriente Medio y de Israel con terceros países o, tal y como lo ha denominado el comunicado de la Casa Blanca: "Progresos adicionales para lograr la paz en Oriente Próximo". Estos acuerdos llegan sólo unas semanas después del histórico acuerdo entre el país hebreo y los Emiratos Árabes Unidos.

En concreto, Kosovo, cuya población es mayoritariamente musulmana, ha accedido a establecer relaciones diplomáticas con Israel. Por su parte, Serbia abrirá una oficina comercial en Jerusalén este mismo mes y tiene previsto trasladar antes de julio su embajada a esta misma ciudad, siguiendo la estela de Estados Unidos.

Trump ha destacado en Twitter que el de Serbia "es un movimiento valiente e histórico", mientras que ha enfatizado en el caso de Kosovo su condición de país con mayoría musulmana. "¡Más naciones islámicas y árabes irán detrás pronto!", ha proclamado.

Alegría en Israel

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se ha apresurado a alabar estos movimientos, aplaudiendo que su "amigo" Vucic reconozca Jerusalén como capital de Israel y anticipando que Israel intentará que "más países europeos" accedan igualmente a trasladar sus respectivas legaciones diplomáticas.

Netanyahu ha reconocido igualmente la labor de Trump, que también medió en el acuerdo para normalizar relaciones que anunciaron en agosto Israel y Emiratos Árabes Unidos, según medios israelíes.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios