Menú

Los pactos probables y las alianzas imposibles en Alemania: el chasco de los verdes y los comunistas

El precario ganador, Olaf Scholz, anuncia el inicio de las negociaciones mientras su rival hace números.

0
El precario ganador, Olaf Scholz, anuncia el inicio de las negociaciones mientras su rival hace números.
Armin Laschet, candidato de la CDU | EFE

Tras la victoria por la mínima del SPD, con el 25,7%, su candidato, Olaf Scholz, ha anunciado que liderará las negociaciones para formar gobierno e incluso ha dado por liquidada la gran coalición en Alemania con la que Angela Merkel ha gobernado en tres de sus cuatro legislaturas (Scholz, de hecho, es el actual ministro de Finanzas alemán junto a la todavía canciller).

Pero lo ajustadísimo del resultado en realidad hace que el panorama esté muy abierto, que su rival de la CDU, Armin Laschet, se siga viendo con opciones de gobernar, y que estén sobre la mesa múltiples opciones de gobierno aunque no todas las que les hubiera gustado a algunos de los partidos.

Por ahora, las opciones que se ven con más posibilidades son el "semáforo" y "Jamaica". Aluden a los colores habitualmente atribuidos a los partidos alemanes: el "semáforo" estaría liderado por el SPD (rojo), los Verdes y los liberales del FDP (amarillo). Mientras, la coalición "Jamaica" estaría liderada por la CDU (negro). Con ambas dan los números aunque hay un cierto escepticismo ante la posibilidad de que salgan adelante por la distancia que separa a los dos partidos que tendrían la llave tras las elecciones, en especial en materia fiscal. Merkel ya lo intentó, sin éxito.

Los pactos imposibles

Otros dos pactos que se especulaban como posibles antes de este domingo han quedado definitivamente descartados para disgusto de Los Verdes y sobre todo de Die Linke, el partido de extrema izquierda alemán, que entra por los pelos en el Parlamento. Los comunistas no han llegado al 5% necesario para obtener representación (lograron un 4,9% de los sufragios) pero entrarán gracias a una cláusula del reglamento que permite que entren los diputados elegidos de forma directa (lograron tres escaños en Leipzig y Berlín).

Durante la campaña se especuló con una coalición "roja", del SPD, Los Verdes y los comunistas pero las cifras no dan. Tampoco dan los números para un cómodo pacto SPD/Verdes: los ecologistas, pese a su subida, tendrán que formar parte de un tripartito si quieren alcanzar el poder federal.

Las otras opciones posibles para formar gobierno implican que SPD y CDU vuelvan a gobernar juntos: una gran coalición, con apoyo o no de otros partidos, que los dos rivales han rechazado pero que nadie descarta si las negociaciones que ahora se abren fracasan y se ven abocados a una repetición electoral.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia