Menú

Los cazas para Ucrania pueden hacerse realidad: Polonia, dispuesta a cederlos a EEUU vía Alemania

La propuesta pilla con el pie cambiado a Washington. El Pentágono cree que no es muy "sostenible" y que tiene que hablarlo toda la OTAN.

La propuesta pilla con el pie cambiado a Washington. El Pentágono cree que no es muy "sostenible" y que tiene que hablarlo toda la OTAN.
Mig 29 polaco con la imagen del legendario piloto polaco Zdzisław Krasnodębski, fundador y comandante del Escuadrón de Cazas Polaco No. 303 | Pixabay

La entrega de cazas de combate a Ucrania podría ser una realidad. Una cuestión de días y eso que hace solo unas horas parecía que Polonia había dado un portazo definitivo a la posibilidad. Eso sí, bajo unas condiciones planteadas por el Gobierno de Varsovia un tanto rocambolescas, pero que les aseguraría no generar un casus belli con Rusia que pudiese provocar un ataque del Ejército ruso a su territorio.

El recorrido sería así. La Fuerza Aérea polaca llevaría sus vetustos pero operativos Mig-29 hasta la base aérea de Ramstein, en la región alemana de Renania-Palatinado, a unos 16 kilómetros de la ciudad de Kaiserslautern, donde se encuentra el Cuartel General de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa. Una vez allí los cedería gratuitamente al Ejército norteamericano. De este modo, la implicación polaca sería únicamente la de regalar sus cazas de combate.

Una vez en territorio germano y ya perteneciendo a los EEUU, sería Washington el que tendría que buscarse la vida para hacérselos llegar a Ucrania. Una opción sería que los pilotos ucranianos que habían ido a Polonia para recoger unos cazas inicialmente prometidos por la UE, fuesen hasta Alemania para recogerlos. Otra opción es que fuesen pilotos estadounidenses los que los llevasen hasta suelo ucraniano, aunque esto sería bastante arriesgado.

Polonia pide asimismo al resto de países europeos que todavía tienen en servicio sus obsoletos cazas de combate Mig29 de fabricación soviética que sigan su ejemplo y hagan lo mismo. Es un mensaje dirigido a los gobiernos de República Checa, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria. Todos se han negado de momento a hacerlo a petición de la UE porque los consideraban esenciales para su defensa aérea, igual que los consideraba el Gobierno de Varsovia.

En un comunicado hecho público este martes, el Ministerio de Exteriores polaco pide igualmente a Estados Unidos la entrega o venta a bajo precio de forma inmediata unos cazas de segunda mano con los que puedan ser utilizados por su Fuerza Aérea a la mayor brevedad posible. En este sentido, la única opción serían cazas F-16, que ya están en servicio en Polonia –fue su primera compra para modernizarse su Ejército del Aire– y de los que EEUU tiene un número considerable en uso.

Esquivando con esta rocambolesca transferencia crear una posible causa de guerra con Moscú, lo que hace el Gobierno de Varsovia es una operación óptima: perjudica a Rusia –la principal amenaza para su integridad territorial–, apoya a Ucrania y cambia unos cazas que están ya para chatarra por unos más modernos, aunque sean de segunda mano, y que ya están en servicio en su Fuerza Aérea.

Estados Unidos, descolocado

El escenario planteado por Polonia ha cogido a Estados Unidos con el pie cambiado. El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha dudado de que la propuesta sea "sostenible" y ha considerado que el hecho de que esos aviones fueran a una base estadounidense y que desde allí saltaron al espacio aéreo de Ucrania, en plena disputa bélica, es un tema que tendría que tratarse con todos los socios de la OTAN.

Ha dudado de que haya "una justificación sustantiva" para que esos cazas tengas que pasar por la base aérea de Ramstein y ha insistido en que el hecho de ceder cazas de combate a Ucrania supone "difíciles desafíos logísticos" y que es una decisión que únicamente debería competer al Ejecutivo de Varsovia.

También está por ver qué reacción tiene Alemana. Y es que después de que el Kremlin advirtiese que "los países que usen sus aeropuertos para abastecer a Ucrania con aviones de combate pueden ser considerados participantes en el conflicto" está por ver si está dispuesta a aceptar esta operación, al hacerse en su territorio. Aunque sería fácil fingir un enfado público con Estados Unidos para intentar quitarse cualquier responsabilidad de encima.

Una idea fracasada de la UE

Hay que recordar que la idea de trasferir cazas de combate gratuitamente a Ucrania fue del Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, quien dijo hace unos diez días que pagarían por ellos a cualquiera de los cinco países europeos con este tipo de cazas que los cediese. Pero, pese a que son aparatos totalmente obsoletos, ninguno quiso porque ponía en dificultades su propia seguridad aérea y el dinero no lo compensaba.

La entrada en escena de Estados Unidos, a petición del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha conseguido desatascar la situación, ya que el Gobierno norteamericano sí tiene la capacidad de cambiar cazas de combate obsoletos de la era soviética por cazas de combate modernos, una posibilidad que no tenía ni la Unión Europea ni ninguno de los países que forman parte de ella.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso