Menú

Bucha revela el horror de la invasión rusa y Kiev acusa de genocidio a Moscú

Decenas de cadáveres, algunos maniatados, se amontonan en plena calle de un suburbio que es hoy la imagen de crueles crímenes de guerra según Ucrania

Decenas de cadáveres, algunos maniatados, se amontonan en plena calle de un suburbio que es hoy la imagen de crueles crímenes de guerra según Ucrania

El repliegue de las tropas rusas, expulsadas de la región de Kiev por el Ejército ucraniano, ha revelado las atrocidades a las que los militares rusos someten a la población ucraniana. Atrocidades que el Gobierno de Volodimir Zelenski no ha tardado en calificar de crímenes de guerra y por los que exigen justicia.

Desde la entrada en la ciudad, tanto de las autoridades ucranianas como de los periodistas internacionales que están el país, decenas de imágenes inundan las redes sociales para demostrar la barbarie rusa. Imágenes de decenas de cadáveres abandonados en plena calle, algunos de ellos con las manos atadas a la espalda, que demostrarían las ejecuciones sumarias que Human Rights Watch ya denunciaba a primera hora de este domingo.

Para el alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, estamos ante un "genocidio", "crueles crímenes de guerra" de los que habrá de rendir cuentas el mandatario ruso, Vladimir Putin". Así lo ha declarado al diario alemán Bild donde ha aprovechado para lanzar un mensaje al Gobierno germano. "Para todo el mundo y en particular para Alemania sólo puede haber una consecuencia", ha dicho, "Rusia no puede recibir ni un céntimo más. Es dinero ensangrentado que se usa para masacrar a personas". En este sentido el alcalde de Kiev ha solicitado la implementación de un embargo a las exportaciones de gas y petróleo rusos.

Conmocionado el alcalde de Bucha, Anatoli Fedoruk, ha denunciado que Rusia ha asesinado a familias enteras "niños, mujeres, abuelas, hombres". Asegura que al menos 280 personas han sido enterradas en una fosa común.

Kiev exige "nuevas sanciones devastadoras"

Sin ambages el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, acusa a Moscú de orquestar una "masacre" en Bucha y por ello ha solicitado al G-7 que emita inmediatamente "nuevas sanciones devastadoras" contra Rusia.

Vía Twitter ha denunciado que "la masacre de Bucha ha sido deliberada. El objetivo de los rusos es el de eliminar a todos los ucranianos que puedan. Tenemos que detenerles y echarles a patadas". Palabras apoyadas en duras imágenes del horror vivido en Bucha.

Igual que el alcalde de Kiev exige un embargo sobre el petróleo, el gas y el carbón rusos, el cierre de puertos a todos los barcos y bienes de Rusia, y la desconexión de todos los bancos rusos del mecanismo de intercambio financiero SWIFT, así como una misión de la Corte Penal Internacional en la localidad kievita.

La UE lo tacha de "atrocidades"

Más allá de Kiev no han tardado en producirse las primeras reacciones internacionales ante la brutalidad de las imágenes difundidas. Desde la Unión Europea el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha prometido nuevas sanciones de la Unión Europea tras acusar al Ejército ruso de cometer "atrocidades" en Bucha.

"Consternado por las espantosas imágenes de las atrocidades cometidas por el Ejército ruso en la región liberada de Kiev", ha declarado en Twitter donde ha prometido además la "recopilación de las pruebas necesarias para perseguir el caso en los tribunales internacionales". "Ya están en camino nuevas sanciones de la UE y más apoyo" ha añadido.

También el Alto Representante para la Política Exterior y la Seguridad Común de la Unión Europea, Josep Borrell, se ha sumado a esta condena con otro mensaje en la misma red social en la que primero felicita a las tropas ucranianas por haber liberado la ciudad y para confesar después que se encuentra "conmocionado por la noticia de las atrocidades cometidas por las fuerzas rusas". Borrell garantiza que "la UE ayudará a Ucrania a documentar los crímenes de guerra".

Es más, Borrell ha propuesto que la Corte Internacional de Justicia sea el instrumento empleado para perseguir estos crímenes, mientras ha garantizado a Kiev que la UE "seguirá apoyando firmemente a Ucrania".

Reino Unido promete justicia

Desde Reino Unido su ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, ha comunicado que su país "no descansará" hasta que los responsables de estas atrocidades, incluidos los comandantes militares y miembros del régimen de Putin, afronten la Justicia. "A medida que las tropas rusas se ven obligadas a retirarse, vemos cada vez más evidencia de actos atroces por parte de las fuerzas invasoras en ciudades como Irpín y Bucha" ha señalado la ministra británica en un comunicado en el que exige también que estos ataques indiscriminados contra civiles inocentes se investiguen como crímenes de guerra.

Añade además Truss que el Gobierno británico no permitirá que Moscú oculte estas atrocidades a través de la desinformación y anuncia su apoyo a cualquier investigación de la Corte Penal Internacional así como al incremento de sanciones contra Rusia.

HRW pide una "exhumación profesional"

Human Rights Watch, que a primera hora de este domingo denunciaba tener pruebas de crímenes de guerra en las áreas ocupadas de las regiones de Járkov, Chernígov y Kiev como ejecuciones sumarias y violaciones, ha solicitado una "exhumación profesional" en Bucha para facilitar la investigación de posibles crímenes de guerra.

"Las familias y autoridades quieren volver a enterrarlos rápidamente, algo comprensible, pero podría destruir pruebas", ha afirmado el asesor especial de HRW Fred Abrahams que subraya que es a través de Twitter es "crucial" si se confirma que hay fosas comunes en Bucha o en cualquier otro lugar, que se preserven hasta que se organice una exhumación profesional.

Abrahams pide "que se consideren como escenas de crímenes" con la vista puesta en documentarlos y poder reclamarlos después ante la justicia.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador