Menú

Rusia bloquea a cientos de civiles refugiados en la acería Azovstal: "Carecen de agua, comida y medicinas"

Los ucranianos no pueden abandonar la instalación porque "Rusia lo bloquea todo" y cualquier evacuación es imposible.

Los ucranianos no pueden abandonar la instalación porque "Rusia lo bloquea todo" y cualquier evacuación es imposible.

Después de mes y medio de asedio, Vladimir Putin pretende aplastar el último foco de resistencia en Mariúpol: la acería de Azovstal. Allí se refugia unos mil civiles que se están quedando sin alimentos, agua y medicinas, pero no pueden abandonar las instalaciones porque "Rusia lo bloquea todo". Las autoridades locales insisten en que, a pesar de que el Kremlin afirme que se han establecido corredores humanitarios, cualquier posibilidad de evacuación es falsa.

La acería de Azovstal es un complejo industrial ubicado cerca del puerto, en el sureste de la ciudad. En sus 11 kilómetros cuadrados de naves, vías de tren y túneles subterráneos "muchos" civiles, entre ellos mujeres y niños, se refugian de los bombardeos, según ha explicado el vicealcalde de Mariúpol, Sergei Orlov. Aunque no ha ofrecido una cifra concreta, algunas fuentes de medios locales aseguran que hay "cerca de un millar" de refugiados.

"Puedo confirmar que hay muchos civiles", ha dicho Orlov en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC. "Principalmente son ciudadanos de edificios cercanos destruidos y muchos trabajadores de plantas metalúrgicas", ha detallado.

En este sentido, ha manifestado que "saben que las acerías tienen buenos refugios antibomba y algunos acumularon agua y comida en ese lugar". "Por eso decidieron vivir allí con sus familias", ha señalado, antes de denunciar la situación en la que se encuentran ante la ofensiva de las fuerzas rusas.

"Carecen absolutamente de todo. Carecen de agua, comida, medicinas y ayuda. Rusia bloquea absolutamente todo, cualquier ayuda humanitaria o evacuación", ha indicado. De esta forma, ha incidido que "todas las noticias sobre la posibilidad de salir, de abandonar Mariúpol o la acería de Azovstal, son falsas".

Rusia ofrece deponer las armas

El jefe del Centro de Control de la Defensa Nacional de Rusia, el coronel general Mijail Mizintsev, ha vuelto a ofrecer a las fuerzas ucranianas deponer las armas y retirarse de Azovstal para "evacuar civiles de la zona", al tiempo que aseguró que la medida estaba guiada "por principios puramente humanos".

En este sentido, Mizintsev reseñó que Moscú "ofrece nuevamente a los militantes batallones nacionalistas y mercenarios extranjeros a partir de las 14.00 horas (hora local de Moscú) del 20 de abril de 2022, el cese de las hostilidades y deponer las armas", según la agencia rusa de noticias TASS.

"Nadie usó el corredor humanitario"

Según las fuerzas prorrusas de la autoproclamada República Popular de Donetsk iniciaron este martes la ofensiva con la acería, después de que el Ministerio de Defensa ruso afirmara el lunes que las fuerzas ucranianas se encuentran cercadas en Azovstal.

Posteriormente, las autoridades rusas indicaron que un total de 120 personas habían salido de la acería a través de tres corredores humanitarios establecidos por las fuerzas rusas, tal y como recogió la agencia de noticias Interfax. Sin embargo, las autoridades ucranianas lo han desmentido. El Consejo Nacional de Seguridad y Defensa ucraniano, ha señalado en Telegram que "es una manipulación". "Nadie usó el corredor humanitario", ha recalcado.

El organismo ha tildado también de falsas las acusaciones de Rusia contra Kiev sobre el supuesto uso de ocho vehículos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) por parte de sus fuerzas, así como el presunto descubrimiento de "documentos" por parte de las fuerzas rusas sobre "incumplimientos de las obligaciones internacionales sobre la extradición de criminales".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro