Menú

Finlandia y Suecia piden acelerar su entrada en la OTAN ante el temor de que el ataque de Rusia sea inminente

Putin no les permite acercarse a la Alianza Atlántica, su respuesta es amenazante: viola sus espacios aéreos y amaga con desplegar armas nucleares.

Putin no les permite acercarse a la Alianza Atlántica, su respuesta es amenazante: viola sus espacios aéreos y amaga con desplegar armas nucleares.
Las primeras ministras de Finlandia y Suecia, S. Marin y M. Andersson, junto al canciller alemán, O. Scholz. | EFE

La amenaza de Vladimir Putin cierne sobre los países nórdicos. Y especialmente sobre Finlandia, que comparte con Rusia 1.340 kilómetros de frontera y oscuros pasajes de su historia. Ese es el motivo de que lleve 80 años preparándose para un posible ataque de su país vecino. Desde 1945, construye una red de refugios antiaéreos que hoy podría albergar al 80% de su población.

Al presidente ruso le inquieta la posible entrada de países de su entorno en la OTAN y, en consecuencia, su pérdida de influencia. Cada vez que alguno de ellos acerca posiciones con la Alianza Atlántica, el mandatario manda señales de advertencia. De ahí las constantes violaciones de los espacios aéreos de Finlandia y Suecia. Hechos que -en realidad- empujan a estos países a querer acelerar su entrada en la organización.

Como destacó -el pasado martes- el primer ministro británico, Boris Johnson, durante su intervención ante el parlamento ucraniano, con la invasión de Ucrania, han quedado patentes dos extremos, que Putin no es invencible y que la unión hace la fuerza. El pueblo ucraniano le ha hecho frente y -contra todo pronóstico- sigue resistiendo después de más de dos meses de hostilidades. Aunque, eso sí, también ha demostrado que había que haberle parado los pies antes.

La guerra de Ucrania no empezó el 24 de febrero de 2022. Ese día Putin inició la invasión, pero los ucranianos padecían sus ataques desde hace años. No hay más que ver lo que sucedió en Crimea en 2014. Y algunas fuentes apuntan a que podría tener decidido atacar Moldavia. Finlandia y Suecia no quieren correr el riesgo, por eso quieren unirse a la OTAN, a sabiendas de que podría desencadenar la furia de Rusia. Su postura no es oficial, pero llevan semanas preparando el terreno.

Entrada rápida en la OTAN

encuentro-paises-nordicos-050522.jpg
Encuentro de los países nórdicos en Copenhague (Dinamarca).

Las primeras ministras de Suecia y Finlandia, Magdalena Andersson y Sanna Marin, han señalado este miércoles que sería conveniente que el proceso de ratificación de la entrada de ambos países en la OTAN sea lo más rápido posible. Para la líder finlandesa, esa es "la cuestión clave" ya que "sería la mayor garantía de seguridad".

Desde la clausura de la cumbre entre India y los países nórdicos, que se ha celebrado en Copenhague, las mandatarias se han mostrado preocupadas por las advertencias de Rusia. Andersson ha recordado que Putin ha sido contundente en este asunto y amenazó con "responder" a una hipotética solicitud de ingreso de estos países en la Alianza Atlántica.

No obstante, las conversaciones con países miembros de la OTAN son fluidas y la organización asegura estar haciendo todo lo posible para ofrecer las mayores garantías a los estados nórdicos. De hecho, ha iniciado ya un proceso acelerado, que podría reducir a dos semanas la invitación formal a ambos países si presentasen una solicitud de ingreso, según informa el tabloide noruego VG citando fuentes diplomáticas.

Eso sí, después la entrada debería ser aprobada por todos los estados miembros. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, se ha comprometido -por su parte- a que "el proceso nacional que tengamos que realizar vaya tan rápido como sea posible". En la misma línea, se ha expresado su homólogo noruego, Jonas Gahr Støre. Así que todo apunta a que pronto Finlandia y Suecia pasarán de ser aliados de la OTAN a formar parte de la misma.

Nueva violación del espacio aéreo

Rusia ha vuelto a violar el espacio aéreo finlandés, este miércoles. Es la segunda vez en menos de un mes. El Ministerio de Defensa de Finlandia, que ha abierto una investigación, asegura que el incidente sucedió hacia las 10:40 de la mañana (hora local) cerca de Kesälahti y Parikkala, junto a la frontera fino-rusa

Según medios locales, se trata de un helicóptero militar ruso Mi-17 que se adentró unos 4 kilómetros en territorio finlandés, aunque las autoridades no han querido desvelar cuánto tiempo sobrevoló el espacio aéreo del país nórdico. Cabe destacar que, en cualquier caso, se produjo el mismo día en que Finlandia realizaba maniobras militares en el oeste del país, junto a Estados Unidos, Gran Bretaña, Estonia y Letonia.

Pero incidentes como este ya son recurrentes. El pasado 8 de abril, el Ministerio de Defensa finlandés denunció otra violación de su espacio aéreo, en este caso por parte de Ilyushin IL-96-300 que salió de Moscú en dirección a Berlín -según Flightradar24- y que sobrevoló el espacio aéreo finlandés durante alrededor de tres minutos cerca de Porvoo, a unos cincuenta kilómetros de Helsinki.

Otros movimientos preocupantes

El pasado sábado, Suecia denunció una incursión en su espacio aéreo por parte de un aparato ruso que la noche anterior "se ubicó al este de Bornholm y luego voló hacia territorio sueco". "La preparación sueca para incidentes siguió todo el proceso y fotografió el incidente", indicaron las Fuerzas Armadas del país en un comunicado.

Tampoco era la primera vez que ocurría un incidente en territorio sueco. A principios del mes de marzo, ya denunciaron la entrada de cuatro aviones de combate de las fuerzas de Putin sobre las aguas del mar Báltico, al este de la isla de Gotland, a unos 300 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado.

La violación del espacio aéreo sueco por parte de dos caza Su-27 y dos Su-24 fue calificada como "una acción poco profesional e irresponsable por parte de Rusia" por el jefe de la Fuerza Aérea, Carl Johan Edstrom. Pero, tras la sucesión de los acontecimientos, ahora temen que fuese más que eso. En abril, Moscú amagó con desplegar armas nucleares junto a los países nórdicos.

La petición pronto será oficial

El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, ha fijado el 14 de mayo como la fecha límite para declarar su posición oficial de cara a la incorporación de su país a la Alianza Atlántica, aunque tiene la intención de hacer esto con Suecia para entrar de la mano en la OTAN. Pero en el país vecino el asunto va algo más lento.

No será hasta dentro de una semana cuando se presente ante el Parlamento sueco el informe sobre la nueva política de seguridad. Algo que Finlandia hizo hace ya un mes. No obstante, los contactos entre Estocolmo y Helsinki se han intensificado para incrementar la cooperación e intentar consensuar una postura conjunta respecto a su entrada en la Alianza Atlántica y solicitar su ingreso a la vez.

Entretanto, su posible ingreso se abordará en una reunión informal que los ministros de Exteriores de la OTAN celebrarán en Berlín, del 14 al 15 de mayo. A ella, asistirán como invitados los representantes de los dos países nórdicos. Y se estima que -en caso de que formalicen su solicitud de ingreso, como se espera- se podría sellar en junio, durante la cumbre que acogerá Madrid.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios