Menú

Varapalo para Macron en las legislativas francesas

Espectacular subida del partido de Marine Le Pen en las legislativas francesas. Macron pierde la mayoría en la Asamblea.

Espectacular subida del partido de Marine Le Pen en las legislativas francesas. Macron pierde la mayoría en la Asamblea.

La coalición ¡Juntos! que apoya al presidente francés, Emmanuel Macron, ha logrado 236 escaños, lejos de los 289 necesarios para la mayoría absoluta, según los resultados oficiales parciales de la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas celebrada este domingo. Los partidos de Macron podrían negociar con Los Republicanos, que tienen los escaños necesarios para garantizar la gobernabilidad.

La segunda fuerza política será la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes), liderada por Jean-Luc Mélenchon, que ha conseguido 130 asientos, mientras que la ultraderechista Agrupación Nacional de Marine Le Pen se queda entre 89 escaños, según resultados casi definitivos correspondientes al 97,92 por ciento del escrutinio.

El partido conservador Los Republicanos y sus aliados han logrado 63, aunque una de las principales protagonistas ha sido la abstención, que ha superado el 54 por ciento.

La Asamblea Nacional francesa tiene un total de 577 escaños, por lo que es necesario sumar 289 para garantizar una mayoría absoluta que permita la tramitación legislativa de las iniciativas del Gobierno.

En una de las primeras reacciones de los partidos del Gobierno, el ministro de Cuentas Públicas, Gabriel Attal, ha reconocido que estos resultados "están lejos de lo que esperábamos".

Los escaños que logra ¡Juntos! distan mucho de los 308 logrados en 2017 y cambian el color del segundo mandato presidencial de Macron. No solo deberá convencer a sus compañeros de coalición, sino también a otros partidos, por lo que será necesaria "mucha imaginación", en palabras del ministro de Economía, Bruno Le Maire.

La situación es similar a la de conservador François Mitterrand en 1988. En esa ocasión el presidente superó con éxito su mandato y sacó adelante reformas emblemáticas, recuerdan desde el campo presidencial.

Una de las posibles muletas de Macron podría ser el partido Los Republicanos, donde ya se escuchan voces que abogan por llegar a acuerdos para forjar una mayoría presidencial. La dirigente de Los Republicanos Rachida Dati ha planteado que su formación "será un bloque decisivo" en la próxima Asamblea Nacional. "¿Estamos muertos? No hay pruebas", ha remachado.

Dati se ha referido además al exiguo margen por el que ha sido elegida diputada la primera ministra, Élisabeth Borne, por lo que ha emplazado a Macron a "sacar consecuencias y cambiar a la primera ministra". También ha cargado contra la coalición de izquierda, la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes). "La izquierda representa apenas el 25 por ciento en este país y esta Nupes nos va a imponer debates que los franceses no quieren", ha afirmado.

Otra voz de Los Republicanos, la de Jean-François Copé, ha pedido abiertamente un "pacto de gobierno" entre su formación y ¡Juntos! en un mensaje publicado en redes sociales.

"Durante semanas vengo repitiendo que es vital un pacto de gobierno entre Macron y Los Republicanos para luchar contra el auge de los extremos. Tanto la extrema izquierda como la extrema derecha son peligros absolutos para Francia. Encarnan una y otra violencia, tensión e intolerancia", ha argumentado. "¡Seguridad, gasto público, laicismo, reforma del Estado, ahora le toca a la derecha republicana salvar el país!", ha remachado.

La primera fuerza de la oposición será Nupes y su líder, Jean-Luc Mélenchon, ha destacado que los resultados suponen una "derrota total" de los partidos que apoyan a Macron.

"Es una situación totalmente inesperada, absolutamente inaudita. La derrota del partido presidencial es total, y no surge ninguna mayoría. Hemos logrado el objetivo político que nos habíamos propuesto: derribar a quien con tanta soberbia había torcido el brazo de todo el país al ser elegido sin saber qué hacer", ha declarado Mélenchon en su primera intervención tras el cierre de urnas.

La tercera fuerza política será según las previsiones el partido ultraderechista Agrupación Nacional, que supera por primera vez desde 1986 los 15 asientos necesarios para la formación de grupo parlamentario.

Tras conocerse las proyecciones, la líder del partido, Marine Le Pen, ha prometido "una oposición firme" pero "responsable" y "respetuosa de las instituciones". "Nuestra única brújula es el interés de Francia y del pueblo francés", ha destacado Le Pen, que ha apostado por la creación de un "grupo muy poderoso de diputados de Agrupación Nacional en la Asamblea".

"Es un tsunami. Quiero agradecer enormemente a los franceses que se han movilizado y han propiciado una ola azul marino. Empezamos a trabajar mañana por la mañana", ha destacado el presidente interino de Agrupación Nacional Jordan Bardella, según recoge la prensa francesa.

Además, Bardella ha recordado que "el presidente está en minoría". "Es su desprecio y su impotencia lo que lo ha convertido en un presidente minoritario. Es un avance muy bello", ha añadido.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios