Menú

La "locura completa" de las políticas buenistas y multiculturales de Suecia que llevan al país hacia el abismo

El parlamentario sueco de origen chileno Mauricio Rojas ha explicado en esRadio el cambio de política para intentar frenar la decadencia de Suecia.

Federico a las 8: El deterioro de los países escandinavos por la inmigración

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El parlamentario sueco de origen chileno Mauricio Rojas ha explicado en esRadio el cambio de política para intentar frenar la decadencia de Suecia.
Botkyrka (Sweden), 13/10/2023.- Swedish police has cordoned off the area of a crime scene in Tullinge, Botkyra suburb, Stockholm, Sweden, 13 October 2023. Two women have died after a shooting in a villa in Tullinge 12 October night, according to Swedish police. The relatives have been notified and two people have been arrested on suspicion of murder, they added. (Suecia, Estocolmo) EFE/EPA/Magnus Lejhall SWEDEN OUT | EFE

Suecia despidió el mes de septiembre siendo uno de los más violentos por la guerra entre bandas criminales que sólo en ese mes se cobraron 12 víctimas. El Gobierno de Alf Kristersson ha tenido que recurrir al ejército para tratar de frenar al auge de estas organizaciones que, junto a la amenaza terrorista islámica, está llevando a este país a dejar de ser un referente de paz y seguridad como otros países europeos que han estado durante décadas favoreciendo la inmigración musulmana y africana.

En el programa Es la Mañana de Federico de esRadio el parlamentario sueco de origen chileno y profesor asociado de la Universidad de Lund, Mauricio Rojas, ha destacado que este incremento de la inseguridad "lo más evidente es que es por una inmigración muy grande de gran parte de regiones como Oriente Medio y África donde la cultura imperante está muy lejos de la cultura moderna que impera en Suecia". Cree Rojas que "la integración ha funcionado muy mal y se han formado grandes barrios segregados donde la policía prácticamente no puede ingresar, donde constantemente ocurren problemas de violencia". "Después tenemos un tipo de actitud frente al delito muy propia del buenismo y la autoculpabilización de la sociedad por todo lo que los ciudadanos hacen mal con penas muy bajas y con la policía con niveles de efectividad muy bajos. El porcentaje de delitos que se pueden aclarar es muy bajo en Suecia", ha añadido.

Mauricio Rojas ha explicado que "este es un país que era muy pacífico, idealizado por muchos, que no estaba en absoluto preparado para lo que está ocurriendo. Es un país en estado de shock, que no entiende lo que pasa y que está enfrentado a una realidad que nos sobrepasa psicológicamente. Es un problema muy muy importante para la incapacidad que hemos tenido de enfrentarlo".

¿Se podrá revertir?

Una de las cuestiones que ha contestado el parlamentario sueco es sobre si esta situación de violencia tiene solución y se podrá revertir en poco tiempo. Ha contado que "el Gobierno actual está intentando iniciar un cambio de paradigma consistente en limitar fuertemente la inmigración, que es el punto de partida, porque si sigue llegando mucha gente de sociedades totalmente distinta esto no tiene vuelta". Otra de las medidas es hacer "una nueva política de inmigración mucho más exigente cuestionando cosas que antes eran prácticamente obvias como el hecho de poder vivir sin trabajar en Suecia durante mucho tiempo". "También se habla de una reforma del Código Penal en la que se van a subir prácticamente las penas por una serie de delitos y no menos por la participación en bandas criminales", ha dicho Mauricio Rojas que ha apuntado que "en todo eso estamos siguiendo lo que se hace en Dinamarca donde se han hecho de forma muy importante y bastante efectiva".

"El problema de fondo es: ¿Cómo cambias un país cuyas instituciones, población y cultura estaba hecha para el diálogo y los acuerdos? ¿Cómo haces para poder enfrentar un tipo de cultura y de violencia? Esto no podía pasar en Suecia. Cuando el ataque terrorista de Hamás sobre Israel salieron cientos de vehículos con banderas palestinas celebrándolo. La reacción en Suecia fue ¿Qué pasa en Suecia?", ha reflexionado Mauricio Rojas. El profesor universitario ha indicado que "era algo que se veía venir y no se quiso enfrentar a tiempo y hoy día el problema es muy muy serio".

Sobre el poder de las organizaciones mafiosas suecas que cada vez se están haciendo hueco en enclaves como la Costa el Sol y con más peso en el resto de Europa ha contado que "hace poco apareció un libro sobre los clanes criminales que dice que su cifra de negocio equivale a la mitad del presupuesto público". "Estamos hablando de un tipo de criminalidad que está en niveles muy muy altos y que va a costar muchísimo revertir. Eso es lo que el buenismo no entiende. Si tú dejas pasar las cosas después vas a tener que ser mucho más duro de lo que podías haber sido antes", ha explicado.

El grave problema del multiculturalismo

Mauricio Rojas ha señalado el error de décadas de políticas encaminadas a las sociedades abiertas como punto de partida del auge de la criminalidad. El diputado sueco ha dicho que "el multiculturalismo ha sido un problema muy grave". Ha explicado que "en Suecia se impuso como política oficial ya en los años 70 y fue una locura completa". Ha dicho que "implica reconocer culturas o expresiones culturales que atentan profundamente contra los valores de una sociedad abierta, democrática, libre e igualitaria".

"Esto ha costado cientos de vidas, especialmente de mujeres jóvenes que viven en estos enclaves dominados por fundamentalistas. Viven bajo una opresión que es inimaginable en Suecia. Muchas mujeres han sido asesinadas por sus parientes porque han violado las reglas del honor de la familia o del clan. Esto está pasando desde hace mucho tiempo, pero incluso hubo un tiempo en el que oficialmente se negó la existencia de los delitos de honor. Era racismo, discriminación o estigmatización de ciertos grupos. Este tipo de ceguera autoinflingida hoy día la estamos pagando en forma que toda Suecia está en una situación de shock mental".

El diputado ha abierto una ventana a la esperanza porque la percepción de este problema "está cambiando" porque "Suecia está cambiando, quizá no con la rapidez que debiera hacerlo, pero el cambio es muy evidente". "Hoy día puedes hablar de cosas que hace 20 años si las mencionabas eras un racista y prácticamente excluido de la conversación pública. La realidad nos ha obligado a reconocer y hablar de cosas que antes eran absolutamente prohibidas. El cambio va en una dirección todavía no clara porque estamos en shock".

Para ese cambio de mentalidad de gran parte de los suecos "lo que ha sido muy impactante, fuera de la amenaza terrorista, es que la violencia que antes estaba muy circunscrita en los barrios segregados hoy se ha expandido al resto de Suecia". Mauricio Rojas ha contado que "ciudades pequeñas en las que nunca pasaba nada hoy día están siendo parte de la expansión de los grupos criminales que están en guerra unos con otros". "Ha habido muchos muertos, atentados y explosiones de bombas es un conflicto entre bandas que se están disputando territorios. Además tenemos la amenaza islamista. Suecia es un objetivo de muchos grupos terroristas internacionales. Estamos viviendo una amenaza tanto interna como externa que han convertido este país idílico porque lo era realmente en un país donde uno se lo piensa dos veces antes de salir a la calle", ha añadido.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios