Menú

El partido de Le Pen y Bardella arrasa en la primera vuelta de las Legislativas francesas

Si se cumplen las proyecciones al cierre de urnas, Reagrupamiento Nacional podría obtener mayoría absoluta y formar un gobierno monocolor.

Si se cumplen las proyecciones al cierre de urnas, Reagrupamiento Nacional podría obtener mayoría absoluta y formar un gobierno monocolor.
Marine Le Pen y Jordan Bardella en un mitin de las legislativas del 30 de junio de 2024 | Europa Press

Reagrupamiento Nacional ha sido el más votado en la primera vuelta de las elecciones legislativas francesas celebradas este domingo, con un 33,15 por ciento por ciento de votos, por delante de la coalición de izquierda Nuevo Frente Popular (NFP, 27,99 por ciento) y la centrista Juntos por la República (20,04 por ciento), con un 70% escrutado, según los resultados oficiales publicados por el Ministerio del Interior, a primera hora de la mañana del lunes. Los resultados definitivos anticipan una segunda vuelta muy dura, en la que se enfrentarán Jordan Bardella y Jean-Luc Mélenchon.

Según el Ministerio del Interior, AN consiguió 9.377.182 votos; NFP, que une electoralmente a todas las izquierdas, La Francia Insumisa, PS, PCF y Verdes, consiguió 8.974.547. Con ese resultado, Marine Le Pen puede aspirar a la mayoría simple o absoluta el domingo que viene.Macron sólo consiguió 6.425.568 votos.

La proyección apunta a que el grupo que lideran Marine Le Pen y Jordan Bardella podría lograr entre 260 y 310 escaños, lo que implica una posible mayoría absoluta y la formación de un gobierno monocolor en una Asamblea Nacional que cuenta con 577 escaños. La mayoría absoluta está en los 289 diputados, según el estudio de Elabe.

El NFP lograría entre entre 115 y 145 escaños, mientras que la coalición centrista respaldada por el presidente, Emmanuel Macron, lograría entre 90 y 120 escaños, muy lejos de los 245 actuales.

Por detrás de las tres fuerzas principales se sitúan Los Republicanos con un 10,5 por ciento de votos, otros (regionalistas, ecologistas, 2 por ciento), extrema izquierda (1,5 por ciento), izquierda diversa y disidentes del NFP (1,5 por ciento), Recuperación (0,5 por ciento) y varios soberanistas y de derecha (0,5 por ciento).

Una participación histórica

La participación ha sido histórica, cercana al 70%, una cifra que no se veía desde los años 80. En un comunicado difundido por el Elíseo, Emmanuel Macron ha señalado que la alta participación "muestra la importancia de este voto y la voluntad por clarificar la situación", y pide una "amplia unión democrática y republicana de cara a la segunda vuelta" para hacer frente al partido de Marine Le Pen y Bardella el próximo domingo 7 de julio.

La alta participación ha hecho que vayan a pasar a la segunda vuelta tres partidos que han logrado superar el 12,5% del apoyo de los votantes (Agrupación Nacional, Nuevo Frente Popular y Juntos por la República) cuando normalmente pasan sólo dos.

Bardella pide evitar "la alianza de los peores"

La líder de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha agradecido los votos y ha hecho un llamamiento a lograr una mayoría absoluta en la segunda vuelta del 7 de julio: "Necesitamos una mayoría absoluta. Una participación tan elevada da una fuerza particular al voto", ha destacado Le Pen. Así, ha pedido poner en marcha "la recuperación de Francia".

También ha pedido tener "cuidado" con quienes "utilizando miedos injustificados o amenazas inventadas, sólo quieren perpetuar un sistema que ha fracasado". En ese sentido, ha subrayado que "ningún francés perderá derechos". "Al contrario, los derechos estarán garantizados y, en cuanto la situación lo permita, se crearán otros nuevos", ha prometido.

Por su parte, el presidente de la Agrupación Nacional, Jordan Bardella, ha añadido: "La elección es clara y Francia tiene dos caminos disponibles: La alianza de los peores, que llevaría a la ruina, y por otra parte, la Agrupación Nacional, que recuperará la seguridad y defenderá el trabajo", ha argumentado. La segunda vuelta de las elecciones será "una de las más decisivas de toda la historia de la Quinta República", ha advertido.

Retirada estratégica de candidaturas

En cambio, desde el centro y la izquierda se ha apelado a la unidad y a la retirada estratégica de candidaturas posicionadas en tercer lugar siempre que haya opciones de que gane la candidatura de la Agrupación Nacional. El primero en pedir la unidad ha sido Macron.

"Frente a la Agrupación Nacional, ha llegado el momento de una gran unión, claramente demócrata y republicana para la segunda vuelta", ha indicado en un comunicado oficial. "La elevada participación en la primera vuelta (...) demuestra la importancia de esta votación para todos nuestros compatriotas y el deseo de aclarar la situación política. Su elección democrática nos obliga", ha remachado.

La segunda posición en la votación ha sido para el Nuevo Frente Popular que lideran La Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon y el Partido Socialista de Olivier Faure. Ambos han anunciado que retirarán sus candidaturas en la segunda vuelta en las circunscripciones con riesgo de victoria de la extrema derecha: "Nuestras instrucciones son sencillas: ni un puesto más para Agrupación Nacional", ha afirmado Mélenchon en una comparecencia ante sus simpatizantes.

En cualquier caso, Mélenchon ha destacado que estos resultados suponen "una derrota dura e indiscutible" para el presidente farncés, Emmanuel Macron. "El presidente Macron pensó que estaba una vez más encerrando el sufragio universal en una elección asfixiante que ya nadie cree: o él o la AN", ha argumentado. "La masiva participación ha desbaratado la trampa tendida al país. Esta votación ha infligido una dura e indiscutible derrota al presidente", ha subrayado.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso