Menú

Estrategia K contra las denuncias: fútbol

Asediada por las últimas denuncias, Cristina Fernández ha decidido utilizar el fútbol como principal estrategia para su "defensa".

3
Asediada por las últimas denuncias, Cristina Fernández ha decidido utilizar el fútbol como principal estrategia para su "defensa".
Cristina Fernández con la camiseta argentina. | Cordon Press

Parece que las denuncias del periodista Jorge Lanata han puesto algo nerviosa a la presidenta argentina. Aunque por el momento no ha respondido directamente a alguna de las acusaciones y ha dejado su defensa a algunos kirchneristas, Cristina Fernández intenta reaccionar utilizando el fútbol, un deporte auténticamente masivo en el país. Lo que ha hecho, a través de la Asociación de Fútbol Argentina (AFA), es obligar a los dos clubes más importantes de Argentina, Boca Juniors y River Plate, a jugar los domingos por la noche, a la misma hora en que se emite en la cadena El Trece el programa Periodismo para Todos.

Lo que algunos no han dejado de recordar es que esto ocurre pocos días después de la muerte del exdictador Jorge Rafael Videla. Y es que él mismo utilizó el fútbol como herramienta de unión en Argentina y como arma política para intentar demostrar al mundo que en su país había libertad: organizó el Mundial de 1978 y de alguna manera (aún se duda del aquel 6-0 que le propinó a Perú para clasificarse a la final), tuvo la suerte de que Argentina ganara el campeonato.

El hecho es que a partir de ahora, si es que nadie lo remedia, Boca Juniors y River Plate tendrán que alternarse el horario de las 21:30 de los domingos para jugar sus partidos. Como era de esperar, uno de los más felices, además de la propia Cristina Fernández, es Tristán Bauer, presidente de Radio y Televisión Argentina: "Para nosotros es una muy buena noticia (…) todos los programas del Canal 7 son muy importantes, pero el fútbol sin duda es un producto muy importante y este ordenamiento de la grilla teniendo dos partidos los domingos y poder engancharlo con el programa Fútbol Permitido es excepcional".

Nadie duda de que se trata de un movimiento político. Lo reconoce incluso Gabriel Mariotto, vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, según cuenta Infobae: "Cómo no vamos a ir a buscar el rating en un canal público cuando tenemos un muy buen producto. Me parece que es una pelea táctica de rating. Parece deportivo, parece político, pero es televisivo. Todos, siempre, pelearon por el rating".

El periodista Jorge Lanata ya reaccionó a la noticia: "No puedo creer que el Gobierno esté preocupado por un programa de televisión. A mí me honra que el Gobierno se preocupe por nosotros, pero me enoja que piense que la gente es idiota y que no se va a dar cuenta". Agregó que "es tan obvio y tan evidente lo que están haciendo, que es realmente una vergüenza. Yo no tengo problema en que el fútbol nos gane. Ahora, yo creo que es torpe hacer esto, porque los primeros meses puede ser que el fútbol nos gane, pero algún día nosotros le vamos a ganar al fútbol y ese día ellos no van a poder volver de donde fueron".

Por su parte Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y ex presidente de Boca, señaló a radio Mitre que "no es un horario futbolero de los domingos y todo por esta ridiculez de tapar el rating de un programa. La falta de respeto a la gente es constante".

Uno de los máximos afectados es el actual presidente xeneize, Daniel Angelici: "No estamos de acuerdo con este horario. No solamente para Boca, sino para ningún equipo". En declaraciones a Radio 9 de Buenos Aires dice que la medida va en contra de los seguidores que acuden a los estadios: "El partido termina 23:30 y por disposición de la Policía la gente saldría después de la medianoche. A esa hora no hay subtes (metro), tampoco trenes y los colectivos reducen sus horarios. Uno representa a los socios y no es justo que los hinchas lleguen a las tres de la madrugada".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios