Menú

Despilfarro chavista: un parque de casi 35 millones de euros

En plena crisis económica, se prepara en Caracas un parque dedicado a Hugo Chávez. Tendrá una inversión total de casi 35 millones de euros.

32
En plena crisis económica, se prepara en Caracas un parque dedicado a Hugo Chávez. Tendrá una inversión total de casi 35 millones de euros.

Desde que fue designado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ha tenido más de una decisión o declaración polémica. Lo último que se puede agregar a esa lista es la aprobación de 30 millones de dólares (unos 22 millones de euros) destinados a la construcción de un espacio en Caracas que llevará el nombre de "Gran Parque de Caracas Hugo Chávez" situado en La Rinconada y el Poliedro, al oeste de Caracas.

De hecho, los primeros pasos de la construcción de dicho parque –que tendrá una superficie de 630 hectáreas– se dio a inicios del mes de agosto cuando el propio Maduro señaló que "dicho complejo albergará un gran estadio de béisbol y fútbol, que tendrán una capacidad de 35.000 y 55.000 espectadores, respectivamente". En declaraciones destacadas por la Agencia Venezolana de Noticias, el presidente también dijo que "esto no es para ninguna élite ni para ningún burgués. Esto es propiedad pública socialista para servicio del pueblo. Son inversiones para el pueblo". Para el diario El Universal, se trata de un discurso "cargado de un componente de segregación social".

Sin embargo, parece contradictorio que un parque "para el pueblo" tenga una inversión de casi 35 millones de euros (según Infobae, el propio Hugo Chávez destinó antes de su muerte 15 millones de dólares –11 millones de euros– para el proyecto), cuando Venezuela pasa por una de sus crisis económicas más graves de los últimos años.

Además, el elegido para el diseño del parque fue el arquitecto británico Richard Rogers, ganador del Premio Pritzker –el premio más prestigioso de la arquitectura mundial– y responsable de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, el nuevo World Trade Center Tower 3 de Nueva York o la Biblioteca de Birmingham en el Reino Unido. Rogers –a quién Maduro calificó de "revolucionario"– tendrá a su cargo un equipo de varios arquitectos, muchos de ellos también foráneos.

Esta decisión generó muchas críticas, no sólo por la cantidad de dinero invertida sino también por la elección de un arquitecto extranjero. El diario El Nacional publica declaraciones de Oscar Tenreiro, arquitecto venezolano, quien se mostró de acuerdo con la construcción pero agregó que "lo que es una completa impertinencia es llamar a un hombre que representa la arquitectura de los países más poderosos, que descansa sobre un tipo de industria y productos que no tenemos aquí".

En el mismo medio, la directora del Instituto de Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), María Isabel Peña, apuntó que "¿si hay tantos profesionales buenos en el país por qué se desechan? No hubo un proceso de licitación ni de concurso. Un proyecto con la calidad de los de Rogers implicaría que tendríamos que importar hasta el último tornillo. Sería una cosa faraónica y no sé si el país en este momento lo justifica".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios