Menú

Aznar: "Queremos saber mucho más sobre la muerte de Oswaldo Payá"

El expresidente ha homenajeado al disidente cubano en el Parlamento Europeo, en presencia de su viuda.

96
El expresidente ha homenajeado al disidente cubano en el Parlamento Europeo, en presencia de su viuda.
Aznar en un momento del homenaje | Faes

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, aprovechó el homenaje que rindió el grupo popular en la Eurocámara al disidente cubano Oswaldo Payá para exigir que se esclarezcan las circunstancias que rodearon su muerte, hace ya más de un año. "Queremos saber mucho más", reclamó Aznar en referencia al accidente de coche en que falleció el disidente y por el que fue condenado el español Ángel Carromero.

El grupo popular coincidió en resaltar la figura de Payá como "luchador infatigable por la libertad y la democracia en Cuba". El presidente de los populares, el francés Joseph Daul, lo retrató como "un hombre valiente que ha sacrificado su vida por la libertad de sus compañeros presos políticos". El líder de los populares españoles en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, por su parte, destacó el valor de quienes "asumen un riesgo por defender la libertad frente a algunos regímenes totalitarios".

Además del homenaje póstumo que le han brindado los populares en la Eurocámara, ensalzar la figura del disidente significa también exigir que se investigue el accidente, calificado de "asesinato de Estado" por su familia y varios testigos, en el que Payá perdió la vida hace más de un año.

De ahí que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, hiciera hincapié en la necesidad de que se lleve a cabo una investigación. Por su parte, Ofelia Acevedo, viuda del disidente, también exigió al Parlamento Europeo que sea "consecuente" con los premios que ha concedido en el pasado y se involucre para que se efectúe una "investigación independiente" de lo que calificó de “atentado”.

El apoyo a la disidencia, "una obligación moral"

El homenaje a la causa de la disidencia cubana es, según el expresidentes José María Aznar, una "obligación moral" con la que las filas populares en Europa se han identificado siempre. No en vano, fue la propia delegación española en el Parlamento Europeo, con el diputado José Ignacio Salafranca a la cabeza, quienes lucharon en 2002 por concederle el premio Sajarov a los Derechos Humanos, y quienes más tarde, propusieron a Guillermo Fariñas y las Damas de Blanco para el mismo reconocimiento.

Sin embargo, la detención del dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero en Cuba y posterior negociación del Gobierno de España para sacar de la isla al joven detenido provocaron un giro en las relaciones del PP en la Eurocámara con la disidencia cubana. Si bien ni Mayor Oreja ni Salafranca se distanciaron oficialmente de los valores de siempre, sí trascendió que, desde el ministerio de Exteriores español llegaba la indicación de "no armar ruido" pidiendo una investigación oficial.

El homenaje que se ha rendido hoy en el Parlamento Europeo demuestra, por tanto, que los populares no dan la espalda la causa por la libertad en Cuba. Puesto que, como reconocen varios disidentes, "nada ha cambiado en la isla", el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, reivindicó la posición común con Cuba como marco para las relaciones de la Unión Europea con la isla. “No puede haber una relación normalizada con Cuba al margen del respeto a los derechos humanos”, justificó.

Presencias

Además de varias personalidades de la derecha política europea, como el presidente de la Fundación Konrad Adenauer, Hans-Gert Pöttering , o el presidente del Centro Internacional Cristiano de Suecia, Henrik Ehrenberg, el acto contó con casi el pleno de la delegación española de los populares en Estrasburgo. Pero una de las presencias que más dio que hablar fue la del vicesecretario General del PP, Esteban González Pons.

Con las elecciones europeas en el horizonte (22-25 de mayo), cualquier movimiento hacia Bruselas o Estrasburgo es interpretado entre las inquietas filas populares como una "postulación a un cargo europeo", como reconocen fuentes populares. “O eso, o viene a controlar el redil”, bromean en Estrasburgo ante la presencia de González Pons, curiosamente para reabrir un tema que no es del agrado del ministro José Manuel García Margallo.

Gonzáles Pons, por su parte, explicó ante los medios que su presencia en el acto demuestra que "el PP nunca olvidará lo que sufre el pueblo cubano".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios