Menú

La Justicia venezolana prohíbe a María Corina Machado salir del país

La opositora al chavismo tenía previsto acudir este sábado al campus de verano de FAES, pero no se le permitió abandonar Venezuela.

109
María Corina Machado ha tenido que participar en el panel de este sábado a través de vídeoconferencia. | Foto: FAES

Estaba prevista su presencia en el campus FAES y así se anunciaba en el programa, pero finalmente María Corina Machado fue baja de última hora. Tenía pensando acudir, junto a una delegación venezolana, al curso de verano que organiza la fundación del expresidente José María Aznar para participar en el ciclo de conferencias sobre democracia y estado de derecho. Al final, ha tenido que intervenir a través de una vídeoconferencia.

La diputada en la Asamblea Nacional de Venezuela "recientemente fue víctima de una medida judicial de prohibición de salir del país, esa es la razón por la que no está acá y no puede, en efecto abandonar el país". De esta manera, explicaba a Libertad Digital la ausencia de Machado el alcalde de Chacao, epicentro de las protestas que se sucedieron contra el gobierno de Nicolás Maduro el pasado mes de febrero.

"En Venezuela hay una serie de juicios que nosotros hemos tachado de políticos", explicó Ramón Muchacho. Y es que "el gobierno venezolano tiene la mala costumbre de utilizar pésimas prácticas de persecución del delito y el sistema de justicia como un arma política contra quienes piensan distinto. Y ahí se enmarca el juicio contra María Corina igual que el juicio a Leopoldo López y tantos juicios políticos que hay ahora en Venezuela. Yo mismo en este momento que hablamos tengo ocho causas abiertas", expuso Muchacho.

El pasado mes de junio, la opositora venezolana declaró por las acusaciones chavistas que la relacionan con un supuesto golpe de Estado contra Maduro e incluso de estar detrás del plan de acabar con la vida del mandatario venezolano.

Pero no solo es el sistema de justicia "como un arma política contra quienes piensan distinto". Hace justo un año, María Corina Machado contaba a LD el episodio de violencia que sufrió en sus propias carnes; y denunció lo que en su opinión es el objetivo del régimen: buscar "un entorno de terror colectivo", por lo que "no tiene límites a la hora de recurrir a la violencia".

Y cual premonición, siete meses después comenzaron las protestas y la represión que sacudieron Venezuela y la opinión pública internacional. Hoy, la situación venezolana es la de un "polvorín", señalaba Muchacho, en la que la oposición se esfuerza por poder salir del país y contar - como en el curso FAES- la realidad que vive el país.

"La máscara"

En este sentido, en el curso Machado ha asegurado que al régimen venezolano se le ha caído la "máscara pseudodemocrática" que en algún momento ha podido engañar a algunos europeos.

"Ha perdido la calle y todo el poder de convocatoria, toda legitimidad internacional y el apoyo popular", ha añadido, frente a lo cual, a su juicio, "el régimen ha demostrado que solo le quedan dos cosas: represión y persecución".

Machado ha hecho un llamamiento a "una articulación de abajo hacia arriba de todas las organizaciones políticas y sociales venezolanas para lograr el cambio por vía constitucional lo antes posible". "Esta lucha es de valores y para construir una sociedad de responsabilidad, libertad y prosperidad", ha asegurado, para lo que "requerimos que los demócratas del mundo nos acompañen".

A partir de ahora, ha manifestado, "viene una nueva etapa que nos lleva a la transición a la democracia de manera indetenible", en la que ha dicho "debemos demostrar al mundo que existe la fuerza ciudadana y el liderazgo político para darle a la transición la estabilidad para avanzar y lograr profundos cambios económicos, políticos, institucionales y de relaciones internacionales en Venezuela".

En la misma línea se han pronunciado el resto de los asistentes al curso. El diputado Julio Borges, por su parte, ha señalado en su intervención que "la libertad de conciencia es la ruina del totalitarismo", en la misma medida que su triunfo es "la abolición de la conciencia". Para ello, ha aseverado, el totalitarismo se sirve de la mentira, de modo que "uno vive atrapado en una cárcel de palabras, en la que todo está configurado por un discurso desde el poder".

En el acto ha intervenido también el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos, quien ha destacado que "esta Fundación podrá seguir manteniendo la mirada cuando nos pregunten qué hacíais vosotros cuando en Venezuela hombres y mujeres se jugaban la vida por la democracia". Ha insistido además en requerir mayores apoyos internacionales para la oposición de aquel país y en la necesidad de "denunciar esa doble moral de quienes no soportarían en sus propios países lo que defienden en otros".

Por otra parte, la directora del Área de Internacional de FAES, Cayetana Álvarez de Toledo, ha lanzado un mensaje "a los que coquetean con el chavismo o se financian a través de él". "No queremos ese modelo ni en España ni en Venezuela ni en ningún país del mundo", ha aseverado. Además, ha considerado que "la oposición venezolana merece mucho más apoyo del que está recibiendo", si no "por convicción, al menos por interés", porque, a su juicio, "los modelos malos también se exportan".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco