Menú

Maduro opta por el racionamiento con "tecnología"

La situación en Venezuela empeora cada vez más y ahora Maduro refuerza su plan de racionamiento obligando a instalar lectores dactilares en tiendas.

0
La situación en Venezuela empeora cada vez más y ahora Maduro refuerza su plan de racionamiento obligando a instalar lectores dactilares en tiendas.

Nicolás Maduro anunció que dio la orden de instalar un "sistema biométrico" que consiste en la instalación de "captahuellas" digitales –es decir lectores– en todos los sistemas de distribución y comercialización de productos, públicos y privados para hacer frente al contrabando.

En una de sus acostumbradas cadenas de radio y televisión que hace perder millones de dólares a los medios, y después de informar acerca de los adelantos de su gobierno en la lucha contra el contrabando, dijo que "está ya dada la orden para que a través de los ministros de la economía y de la superintendencia de precios se proceda al establecimiento del sistema biométrico en todos los establecimientos y redes de las cadenas distribuidoras y comerciales de la república".

Además, informó de que se impondrá un "sistema guía de referencia" para controlar lo que se produce en el país, lo que se importa, donde se distribuye, se almacena y se vende y que el próximo viernes dará detalles de cómo se establecerá este mecanismo. Según el chavista, se trata de varias "líneas de acción" para detener el contrabando, la primera de ellas la "aplicación implacable" de la ley con la confiscación inmediata de todos los bienes de los contrabandistas "hasta llegar a la cabeza" o el cerebro de la operación criminal. Dijo estar seguro de que el mecanismo biométrico "será un sistema perfecto" y para su aplicación pidió la colaboración "de todas las empresas públicas, de todas las empresas privadas".

En su intervención, agregó que "debe aplicarse la ley de precios justos, la ley contra el contrabando, de manera implacable" y por eso apuntó que "deben confiscarse de manera inmediata todos los elementos que se consigan. Galpones, locales, camiones, vehículos. Todo, todo, de acuerdo a la ley, debe ser confiscado de inmediato. Y todo eso debe ser pasado a las autoridades centrales para (…) muchos de estos locales convertirlos en parte de la Misión Alimentación. Otros se los podemos dar a unidades socioproductivas de comunidades, de comunas, que bastante les hacen falta".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia