Menú

Maduro interviene en la ONU… casi solo

El presidente venezolano aprovechó su momento en la ONU para arremeter contra EEUU aunque sólo fue oído por los suyos, o casi.

18
El presidente venezolano aprovechó su momento en la ONU para arremeter contra EEUU aunque sólo fue oído por los suyos, o casi.
Imagen de Maduro en la Cumbre Climática. | EFE

Esta semana ha sido intensa para buena parte de los presidentes y jefes de Estado del mundo en la sede de las Naciones Unidas, tanto por la Cumbre del Clima como por la Asamblea General de la ONU.

Como suele ocurrir, y en especial por la coyuntura política internacional, la presencia de Barack Obama en ambas reuniones fue la más esperada. El presidente estadounidense habló sobre la importancia de que EEUU lidere junto a China una contralada política de emisiones y además reforzó su idea de combatir al terrorismo mundial –hoy centrado en Estado el Islámico en Siria e Irak–junto a una serie de países: "Hoy le pido al mundo sumarse a este esfuerzo". Obviamente, su discurso fue seguido por la enorme mayoría de los representantes mundiales presentes en la sede de la ONU en Nueva York.

Algo muy diferente pasó con el presidente de Venezuela. Durante su exposición durante la Cumbre Climática, Nicolás Maduro aprovechó para arremeter contra EEUU por sus bombardeos contra los terroristas en lugar de concentrarse en otros asuntos más importantes, como combatir el virus del ébola, y también mencionó que los países industrializados "quieren disfrazar las mismas fórmulas capitalistas tomando las banderas de los movimientos ecologistas". Se pudo oír algunos aplausos pero bastante reducidos. La razón es que la sala estaba casi vacía y muchos de los enviados prefirieron tomarse un descanso.

De hecho, la página La Patilla informa de que la ausencia de representantes fue tal que la propia ministra para la comunicación y la información de Venezuela, Delcy Rodríguez, borró de su cuenta de Twitter la imagen de un plano general de la asamblea que había colgado poco antes. Ella estuvo acompañada por Cilia Flores, esposa de Maduro, y María Gabriela Chávez, hija de Chávez, y ahora embajadora alterna de Venezuela ante la ONU, además de otros miembros de la delegación. Parece ser que Maduro sólo logra congregar a una buena cantidad de personas en sus discursos cuando lo hace en las localidades clave de su país o cuando obliga a las acostumbradas cadenas de radio y televisión.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios